Blanco

214 /5450
cocina con isla central y muebles en color blanco 00530718

101.

De estilo contemporáneo con isla

Una isla central no demasiado grande (que puede ser una opción para cocinas pequeñas y abiertas) y muebles adosados a las paredes en forma de L. Todo el mobiliario en blanco pero con frentes decorados con moldura y hendiduras. El frente del fregadero se aligera sin muebles altos, solo con un estante; y la pared se pinta en un tono tierra muy cálido. ¿Quieres una campana de obra? Esta de diseño recto puede ser tu opción.

Muebles diseñados por Celia Crego, encimera de Silestone, placa y campana de Miele y grifería de Tres.
Salón de finca regia en blanco con sofá en capitoné tapizado en verde 00452030

102.

Blanco reluciente

Sí, el blanco se lleva ahora y siempre, por los siglos de los siglos... ¡AMÉN! Sin embargo, durante la primavera este color exhibe su versión más enérgica para potenciar la luz de las estancias, ayudado por los rayos del sol. No lo dudes, llegó el momento de pintar las paredes de blanco y combinarlas con unos textiles alegres y estampados.

Sofás, de Home Select. Pufs, de Casa y Campo. Lámpara de techo, de Años Luz.
salón blanco con chimenea y con ventanal con vistas al exterior y piscina

103.

Un salón dolce far niente

Esta es la casa de la decoradora Marta Tobella y toda ella es una invitación al relax y al dolce far niente. Muy blanquita, con un suelo de toba y un exterior con vocación de patio marroquí, es durante la primavera y el verano cuando se disfruta más y mejor de ella. 

005dsc8845 fa4fe64f 1200x799

104.

El ático enamorado de la luz natural

Si hay una estación que le sienta de maravilla a este ático barcelonés esta es la primavera. Y es que es entonces cuando sus dos terrazas, una a cada lado del salón, se convierten en protagonistas de la zona de día, inundando de color, aromas y mucho verde el salón.

Salón blanco con cocina abierta 00505452

105.

Un dúplex blanquito y muy fresco

Gracias a una reforma integral llevada a cabo por el arquitecto Javier de la Colina y las decoradoras Isabel Flores y Nuria Almansa, este dúplex madrileño que era pequeñito y donde la luz parecía darle esquinazo se transformó en una caja de luz. De hecho, las decoradores apostaron por una decoración fresca y ligera, con tonos claros y mucho "verde", ya sea con plantas naturales o a modo de motivos en los cuadros. Un guiño a esa primavera que parece haberse instalado eternamente en este pequeño pero bien resuelto piso.

Salón blanco con chimenea y espejo 00530382

106.

Total look en blanco: sofás y butaca a juego

Si no quieres "sobresaltos" decorativos, apuesta por unificar sofás y butacas, tanto en diseño como en tapicería, como han hecho los arquitectos Ana Blanco y Fran Mengíbar en este salón. 

Butaca de Gervasoni, en La Maison. 
Salón blanco con grandes ventanales y sofás blancos y butaca amarilla 00527526

107.

Cuando "la reina" es la butaca

No hay duda: lo primero en lo que te fijas en este salón en la butaca. ¡Doblemente! Por un lado, porque esta butaca de Crearte Collection se ha convertido en un hit, de hecho es una de nuestras piezas de mobiliario favoritas. Y, por otro, por su llamativo color amarillo –recuerda que el Illuminating es uno de los colores del Año de Pantone–, que rompe con la unidad de blanco y da alegría, color y personalidad a este salón.

Sofás de Miki Beumala tapizados con lino de Yutes. Butaca de Crearte. 
Muchos blancos para potenciar la luz

108.

Un comedor clásico que potencia la luz

Los comedores clásicos se caracterizan por sus sillas tapizadas, grandes mesas de comedor y el uso de una gama cromática más bien neutra, elegante y sobria. Aquí el gris suave de las sillas, con respaldo en capitoné, y la mantelería beige, contrastan con la gran lámpara negra con detalles botánicos que reina sobre el conjunto.     

Mesa y sillas, del Estudio Del Pino & Del Valle. Lámpara de techo, en Craquel. Lámpara de sobremesa, en La silla colonial. Alfombra, de Fernando Moreno. 
cocina-abierta-isla 00511379 O

109.

Apostar por detalles 'no cocina' para hacerla más cálida

"En las cocinas abiertas al salón, me gusta darle toques de 'no cocina', como por ejemplo, con cortinas de lino combinadas con un estor o bien paquetos, en función de la ubicación de las ventanas. O colocar una lampara sobre la barra con mucha presencia que sea protagonista...", apunta Sol van Dorssen.  

Salón blanco de casa señorial con molduras y rosetones 00516878

110.

Destaca la belleza de los elementos originales

Si tu piso cuenta con elementos arquitectónicos originales, como puertas XL de madera maciza, suelos hidráulicos, molduras o techos artesonados, recupéralos y devuelve a tu casa su majestuosa y singular belleza original. ¡No tiene precio!

Salón blanco con chimenea y espejo 00530382

111.

Potencia su luz natural

La luz natural tiene la capacidad de hacer más acogedores y amplios los espacios, mímala y tu casa te lo agradecerá. ¿Cómo? Elige tonos claros en paredes, suelos y mobiliario, sobre todo las piezas más voluminosas; elimina tabiques y favorece una distribución más diáfana en la que la luz recorra el piso de punta a punta, apuesta por cerramientos acristalados, coloca un espejo en la pared dónde le dé el sol para que la refleje y la expanda por toda la estancia... 

00490665 Tabla de cortar en cocina

112.

Tabla de cortar en su hábitat natural

En muchas cocinas las tablas de cortar se utilizan también como elemento decorativo y se exhiben sin pudor sobre la encimera o colgadas en la pared. Esta de la imagen va acompañada de objetos dorados que multiplican la luminosidad de un espacio que ha ganado calidez con los años.

Vista desde la cocina del comedor y al fondo del salón con paredes blancas_ 00458370

113.

SUELOS DE MADERA, SIN RAYAS

Pásales una mopa con regularidad y utiliza un paño húmedo para eliminar las manchas. Si están impermeabilizados puedes limpiarlos con una fregona bien escurrida. Para eliminar las rayas, frota con un estropajo de acero y después aplica betún marrón mezclado con cera para igualar el color.

Vestidor closet con armarios abiertos y cerrados con visillos 00527504

114.

Un vestidor tipo closet entre el dormitorio y el baño

La decoradora Paula Duarte aprovechó la amplitud de su dormitorio para planificar un coqueto vestidor a medio camino entre el dormitorio y el baño. Abierto, eligió para el interior de los armarios un acabado en gris a juego con la pared del dormitorio y cerró los armarios con unos visillos vaporosos que dan un toque romántico y delicado. 

Dormitorio con vestidor blanco separado por dos zapateros 00520137

115.

Un súper vestidor integrado en el dormitorio

La decoradora Pia Capdevila aprovechó los metros de este dormitorio para destinar una zona a vestidor compartido. Para separar visualmente ambas zonas, ideó dos armarios simétricos que separan sin restar luz ni comunicación visual y los destinó a zapateros. Y en la zona central planificó una gran cajonera de doble cara para las prendas dobladas y los pequeños accesorios. Los armarios los reservó para el perímetro del espacio. 

Vestidor diseñado a medida por Pia Capdevila. 
Vestidor con puertas blancas y tiradores de madera 00522712

116.

Un pequeño vestidor en "U" con puertas alistonadas

Este vestidor es más pequeño de lo que parece, pero la decoradora Begoña Susaeta supo sacarle el máximo partido con una organización en "U". Además, si te fijas, las puertas son más estrechas de lo habitual, que suelen ser 50 cm, porque así no son un problema a la hora de abrirlas. Todo lacado en blanco resulta más ligero y los tiradores, de madera, dan el toque cálido. 

Vestidor diseño de la decoradora y realizado a medida por Ebanisteria Landa.
Lucía Mariñas 0501837

117.

4. La decoradora Lucía Mariñas, en el salón de su casa

La decoradora Lucía Mariñas le vio las posibilidades de inmediato a este piso de los años setenta. A pesar de tener zonas oscuras y muy desaprovechadas, su planta rectangular le daba mucho juego a la hora de redistribuir los espacios. 

Salón blanco de casa de aire campestre con vistas al patio 00510272

118.

Un salón campestre de aire nórdico

El blanco es el color que se impone en los interiores, creando una atmósfera tan relajada como la del exterior. Vigas, que son las originales de la casa aunque su función ahora es meramente estética; paredes, tapicerías... La única licencia es el suelo, de toba artesanal. No es el original de la casa, porque estaba muy deteriorado, pero Marta no paró hasta que dio con uno muy similar. No te pierdas el resto de estancias de esta casa

Sofá, chaiselongue y mesa de centro, de Sacum. 
Dormitorio con pared de color f00527483

119.

Un dormitorio en suite con un completo vestidor

La gran ventaja con la que se encontró Paula en el dormitorio de su nueva casa era su tamaño, lo que le permitió habilitar un completísimo vestidor tipo closet entre la zona de cama y el baño. Pero precisamente su tamaño lo hacía desangelado. La decoradora se alió con el color –el mismo gris del salón– para darle personalidad y los textiles para arroparlo. ¡Qué elegante!

Cabecero y mesillas de Kenay Home. 
Salón de casa de Paula Duarte con pared gris oscuro y sofás en blanco 00503209

120.

2. La nueva casa con jardín de la decoradora Paula Duarte

En pocos años la vida de la decoradora Paula Duarte ha estado repleta de cambios. De volver de Alemania e instalarse en un piso en Madrid y despegar como decoradora –¡es una de nuestras interioristas preferidas!– a mudarse a esta casa pareada con jardín. Aunque, como recuerda Paula, cuando la vio por primera vez era bastante feúcha, pero tenía muchas posibilidades. Viendo el resultado, ¡salta a la vista!

Sofá de Ikea, butacas de teca natural y mesa velador de Cidón. 
Cocina blanca con península amarmolada 00501849

121.

Una cocina estilosa y muy elegante

Cuesta creer viendo esta cocina que ni Lucía ni su marido son muy cocinitas. Con armarios hasta el techo, blancos y sin tiradores, el toque de estilo viene de la mano de la isla, revestida de un porcelánico con efecto amarmolado. ¿Quieres ver el resto de la casa y sus ingeniosos secretos deco?

Cocina diseño de la decoradora con mobiliario de Santos. 
Cocina de casa de campo 00487124

122.

Una cocina moderna con sabor vintage

La cocina está en el mismo sitio que la original, pero nada tiene que ver con la que había. Eso sí, la decoradora ha querido darle un aire campestre, en sintonía con la casa y su privilegiada ubicación. Blanca, con detalles de madera como la encimera o la original lámpara de techo, y toques de verde. ¿Te has fijado en las baldosas del suelo? ¡Nos encantan! Con acabado envejecido ¡parece que lleven toda la vida ahí! ¿Te animas al housetour?

Mobiliario de Meine Kutchen y pavimento de Equipe. 
Salón señorial con gran librería con chimenea que oculta la tele 00506955

123.

Soluciones prácticas y decorativas para ocultar el televisor

La tele no puede faltar en el salón, pero procura que no sea la "reina" de este espacio. Ten en cuenta que cuando está apagada es una gran caja negra que se "come" luz y desvirtualiza la decoración de esta estancia. Una buena opción es ocultarla mediante paneles correderos, como ha hecho aquí la decoradora Natalia Zubizarreta. Y es que el televisor está justo encima de la chimenea, pero cuando no se usa dos paneles correderos la ocultan dejando a la vista las dos librerías de los laterales. ¡Qué gran idea!

Librería diseño de la decoradora. 
Salón pequeño en blanco con sofá que mira al ventanal 00522743. 00522743 O

124.

Distribuye para ganar amplitud

La luz natural amplía el espacio. Estudia bien la posición de las ventanas del salón y del resto de la casa para intentar que la luz se cruce de una zona a otra. Además, distribuye para que nada sea un obstáculo a su paso y decora mirando al exterior, como ha hecho la decoradora Begoña Susaeta en este salón.

Salón con sofá blanco en L, ventanal y librería 00521120

125.

Apuesta por una "caja" lo más neutra posible

La "caja" –paredes, suelos y muebles más voluminosos– debe ser lo más simple y neutra posible, aunque te parezca "aburrido", si tu salón es pequeño. La idea es hacer un básico al que puedas ponerle unos complementos que le den entidad, pero que la caja, que es la que acaba condicionando la sensación de amplitud, debería ser lo más básica posible.

Sofá diseño de Bárbara Sindreu realizado por Miki Beumala y tapizado con tela de Güell-Lamadrid. Butaca de Coton et Bois, mesa auxiliar de Little House, mesa de centro diseño de la decoradora Bárbara Sindreu y alfombra de Matèria.
mesas-de-centro-pequenas 00513332

126.

Despídete de los falsos techos

Si tu salón tiene falso techo, elimínalo e intenta ir al forjado. Los techos altos dan más sensación de altura y el espacio parece multiplicarse por arte de magia. Es lo que hicieron los arquitectos de Mengíbar Blanco Estudio en este salón, dejando al descubierto esta preciosa volta catalana, que pintaron igual que las paredes para que no pesara visualmente. 

Mesa de centro de Mercantic y auxiliar de hierro de Becara. 
pasillo decorador con molduras en las paredes 00500539 O

127.

Decorar el pasillo con molduras

Y crear efectos ópticos. Esta idea es una de las tendencias que puedes aplicar en la decoración de tu pasillo con la idea de tenerlo a la moda y, además, que parezca más ancho o alto. Como con el uso de las rayas, las molduras crean líneas que juegan a favor del efecto óptico que necesites en el caso de tu pasillo en concreto. Con cuarterones verticales para que parezca más alto y de forma horizontal en las paredes cortas para que se vea ancho.

pasillo-con-papel-pintadp-y-puertas-correderas_00515124

128.

Colores y papeles pintados

Un techo pintado en un tono oscuro hará que se sienta más cerca, por lo que es truco para techos altos. Lo ideal es los pasillos es optar por tonos neutros, el blanco es perfecto; para lograr amplitud y luminosidad. Si la pared del fondo se pinta de otro tono o se empapela el pasillo parece más corto.

Cocina blanca con pared gris y estores blancos y grises 00527475

129.

Instalar cortinas cortas

"En el caso de tener las ventanas sobre la encimera, nunca colocaría caídas cortas.  Siempre estores o screens, y si son lavables y resistentes a la humedad ¡mucho mejor!", sostiene Sol. 

Cocina proyectada por la decoradora Paula Duarte. Mobiliario de Cocinas Gala. 
Cocina blanca pequeña con pasaplatos y zona de barra 00513350

130.

Abigarrar de accesorios y objetos decorativos la encimera

"Nunca juntaría cacharros pequeños en la encimera: desordena mucho y 'ensucia' el espacio. ¡Además de lo evidente! Quitan sitio para preparar la comida", explica Sol. La encimera, cuando más despejada de "pongos", mejor. 

Cocina blanca con zona de estantes abiertos 00531356 O

131.

Llenar los estantes con muchas piezas pequeñas

"Si tienes estanterías abiertas o baldas, nunca colocaría una ristra de elementos pequeños sin ton ni son, sino que seleccionaría unas pocas piezas escogidas. Por ejemplo una vajilla bonita (pilas de platos y bols grandes), o solo electrodomésticos que uses diariamente para mantener el espacio ordenado, o cuencos...", sostiene Sol. Y es que muchos objetos pequeños crean sensación de caos y lo que tenía que decorar acaba por afear la cocina.

Mobiliario de la cocina diseño de Celia Grego. 
Estantería de cocina 00511502

132.

Utilizar la encimera de "armario" extra

"Nunca dejaría los paquetes de pasta, arroz, legumbres secas y demás acumulados en la encimera. Si no tienes sitio y debes tenerlos a mano, hazte con unos botes bonitos y coloca todo en ellos. Además de ordenado será chulo si tiene que estar a la vista", opina Sol. 

Salón abuhardillado blanco con sofá rinconero 00511402

133.

Abuhardillado y decorado en blanco y negro

La decoradora Asun Antó aprovechó los pocos metros de este salón abuhardillado con un gran sofá rinconero que encaja al milímetro en el espacio y lo completó con una butaca de fibras que le da el toque cálido a un espacio dominado por el blanco y con notas de negro como contraste. Lo vemos en la alfombra, en los cojines e incluso en las fotos. 

Sofá rinconero de Ikea y mesa de centro de Coton et Bois. 
Salón blanco con chimenea y sofás enfrentados 477477

134.

Un salón "vivido" con vocación atemporal

Este salón reúne muchas de las señas de identidad del estilo de la decoradora de Coton et Bois. El arrimadero lacado, que protege las paredes y a la vez hace más acogedor y vivido el espacio; el juego de blanco y este suave piedra, que regala luz y calidez; y un cuidado mix de muebles, que hace más rica y personal la decoración, con una cómoda clásica, una mesa de centro moderna y una consola con un punto rústico. ¡Nos encanta!

Sofás de Ikea. Mesa de centro, butacas y cómoda, de Coton et Bois. 
Salón con librería blanca con chimenea 00485256 O

135.

Clásico y actualizado con pintura

Cuesta creer que este salón tan blanquito y fresco fuera, antes de pasar por las manos de la decoradora Asun Antó, oscuro y anticuado. ¿El secreto? Una buena mano de pintura y la elección de piezas actuales pero atemporales, que encajaran con la base señorial de la vivienda. "La librería y la chimenea ya estaban, pero eran oscuras, así que las lacamos de blanco y ahora quedan más actuales y ligeras visualmente", recuerda la decoradora. 

Sofás y mesas de centro de Coton et Bois.
Feng Shui paredes pintadas de blanco  385011

136.

Un salón estilo los Hamptons en Santander

La luz, que baña este espectacular salón, es maravillosa. Y no es casual, porque está rodeado de ventanas, además de los lucernarios. Y aún así, la decoradora Asun Antó apostó por el blanco como base decorativa, en paredes, techos y en las piezas tapizadas. Las butacas de fibras dan el toque cálido y los textiles, el color. "Las casas de los Hamptons, situados en la costa este de Long Island, en Estados Unidos, fueron la inspiración", resume la decoradora. 

Sofás, butacas y mesa de centro de Coton et Bois. 
Salón blanco con grandes ventanales en semiarco 00530382

137.

Un salón abierto a la luz

Este espectacular salón está bañado por la luz natural. Pero de origen no era así. De hecho, los arquitectos Ana Blanco y Fran Mengíbar abrieron sendos ventanales en los dos muros laterales del salón, multiplicando la luminosidad y, además, comunicando el estar con sus dos terrazas. ¡Qué gran idea!

Butaca de Gervasoni, en La Maison y mesa de centro, en Natura Casa.

 

Salón de piso regio en blanco con decoración moderna 00528724

138.

Un salón actual con molduras recuperadas

Respetar la tradición de una vivienda siempre es un plus, porque le da autenticidad y personalidad. Más aún cuando se trata de preciosos techos decorados con molduras, como en este caso. La decoradora Sandra Vergara restauró las molduras de este piso centenario y las convirtió en el elemento diferencial del salón, donde su arquitectura señorial contrasta con su decoración de corte actual. 

Sofás a medida de Deco Lur Sofá y mesa de centro de Taller de las Indias. 

 

salon-luminoso-tonos-neutros 00526325

139.

Personalizado con molduras

Las molduras, como el papel pintado, se han convertido en una tendencia que vino para quedarse. Son un recurso decorativo para sumar personalidad, estilo y hacer más acogedora y vivida cualquier estancia de la casa. En este salón, la decoradora Asun Antó las usó para panelar la pared del salón. 

Sofás, mesas de centro de roble y librería, de Coton et Bois. 
Salón blanco con pared de ventanas abierto al comedor 00521120

140.

Un salón diáfano con muebles que zonifican

En pocos metros, menos es más. Y esto también se aplica a los muros: cuantas menos divisiones tenga la vivienda, más amplia parecerá. En este salón, por ejemplo, la decoradora Bárbara Sindreu, integró en un solo espacio diáfano el salón, el comedor y la cocina y se alió con el mobiliario para separar cada zona. Así, la trasera del sofá sirve de división con el comedor. 

Sofá diseño de la decoradora realizado por Miki Beumala y butaca de Coton et Bois. 
Interior de un armario con la ropa ordenada y clasificada

141.

La regla del uso

Para que tu orden te resulte cómodo y eficaz, clasifica las cosas y colócalas en el armario según la frecuencia con que las usas: a diario, frecuentemente, por temporadas (solo en invierno o solo en verano) o una vez al año. 

Dormitorio en blanco con cabecero a medida bajo la ventana y textiles en azul

142.

Inconvenientes de poner la cama bajo la ventana

Si poner la cama bajo la ventana es la única alternativa por la forma del dormitorio, es muy importante garantizar que no entra frío. Asegúrate de que los cerramientos son de calidad y que el cabecero no impida la entrada de luz. Un mueble de obra será funcional y mejorará el aislamiento. Asimismo, otra de sus desventajas es puede que tengas que ponerte sobre la cama para abrir las ventanas. 

recibidor-tono-blanco-y-comoda-00530452 O

143.

¿Con ventana? Coloca el mueble debajo

Si el recibidor tiene ventana, colocar el mueble principal debajo de ella es un buen recurso que hará que el espacio se vea más grande. Al ser el foco de entrada de luz, puedes jugar con una pieza de mayor tamaño sin que por ello se note. Es lo que han hecho aquí en su casa los arquitectos Ana Blanco y Fran Mengíbar con una cómoda decapada en blanco.

Baño pequeño con mosaico hexagonal en blanco y griferia negra 00502080

144.

Una ducha pequeña y muy chic en blanco y negro

La clave de esta ducha moderna es la acertada elección de materiales y colores. El mosaico hexagonal da textura y personalidad y, al ser blanco, contribuye a ampliar la ducha visualmente, y la grifería negra completa un look moderno muy chic. ¿Quieres ver más baños pequeños con ducha?

Mosaico similar de Hisbalit y mueble de baño de Codis. 
Baño moderno con ducha XL en blanco y negro 00510673

145.

Una ducha de pared a pared enmarcada en negro

La decoradora Paula Duarte jugó con un trío infalible para decorar este baño: blanco, negro y madera, que es la nota cálida. Para la gran ducha, que llevó de pared a pared, optó por un plato enrasado, que acentúa el look actual de este baño, y la cerró con una mampara con perfilería negra, a juego con la grifería.  

Mampara de Profiltek y suelo porcelánico de Harmony.

Salón de piso pequeño con abertura fija que comunica con cocina 00449667

146.

Un salón que ha ganado luz y personalidad tras la reforma

Este piso tiene apenas 60 m2, pero la decoradora Pia Capdevila los exprimió al máximo. Empezando por el salón, que comunicó con la cocina con una abertura fija acristalada que lleva luz a ambos espacios y, además, da profundidad al salón, ampliándolo visualmente. El techo de de bóveda catalana, que estaba oculto, se dejó a la vista para darle personalidad a este espacio, pero se "malpintó" en blanco para que resultara más luminoso.   

Sofá de Sancal y librería realizada a medida de DM lacado.
Cocina de casa de campo blanca con gran office 00513400

147.

Un office de hoy que recuerda a los de ayer

Este office es el corazón de esta casa de campo. Y es que no solo disfruta de las mejores vistas, con ese gran ventanal que parece un cuadro del jardín, sino que se ha equipado para que resulte cómodo para toda la familia, con muebles nuevos pero que recuerdan a los de las antiguas casas de campo. 

Lámparas de Maisons du Monde. 

  

Cocina blanca con office tipo península y paredes empapeladas en azul 00511452 O

148.

Una península que es un mini office muy coqueto

Este office es pequeño, multifuncional ¡y de lo más coqueto! La decoradora Begoña Susaeta ideó una península de roble y DM que sirve de barra de comidas dando cabida hasta a cuatro personas, y aprovechó su estructura con dos cajones y una balda para tener a mano el menaje de uso diario. 

Península diseño de la decoradora. 
Semitoma de mesas auxiliares redondas de madera y en blanco

149.

Semitoma de mesas auxiliares redondas de madera y en blanco

Cocina con office blanco y lámpara de techo de mimbre 00458422

150.

Lámparas de mimbre para cocinas con encanto provenzal

En cocinas rústicas y provenzales, las lámparas de techo con pantallas de mimbre ganan puntos de estilo y calidez. ¿Tienes techos altos? ¡Aprovéchalos! 

Mobiliario, de Fusteria Catot. Encimera, de haya alistonada. Lámpara de techo, en Maisons du Monde. Mesa y sillas, en India&Pacific.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?