Blanco

214 /5418
Salón de techos altos de casa de campo con paredes en blanco y vigas 0528621

101.

¡Vista al techo!

Este salón de Mallorca, proyectado por Freer Living, ha sido portada de El Mueble. Lo elegimos por la calidez de sus vigas, sus techos y esa cuidada sencillez de los muebles, desde el sofá, hasta la mesa, con detalles actuales como el espejo sol o la lámpara de fibras. 

Sofás a medida de Freer Living. Mesa antigua. 

Salón moderno en blanco y gris 00412106

102.

Juegos de color: decorado en blanco y gris

Los colores ha sido una de las claves para dar estilo a este salón, decorado por Laura Ehlis. Y es que toda la decoración se ha basado en un dúo de blanco y gris. Lo vemos en paredes, estores, tapicerías y alfombras. Mientras el blanco suma luz, el gris da el toque actual. Y como nota cálida, la madera. 

Sofás de Crearte, mesas de Tot Fusta.

Salón clásico con chimenea central y decorado en blanco 00482016

103.

Un salón con mucho brillo

Un espejo con cuarterones es un 'espejo El Mueble': nos encanta su efecto mágico. Multiplican la claridad y la sensación de amplitud. Junto con la chimenea de mármol, son un foco brillante en este salón decorado por Asun Antó, de Coton et Bois. Si añadimos estores blancos, todo se llena de luz.

Sofás y mesa, a medida en Coton et Bois.

salon-estilo-clasico-y-estores-en-blanco-00506958

104.

Un salón señorial muy elegante y actual con sofás blancos

Es uno de nuestros salones preferidos. con su sofá blanco, sus toques justos de color y su mesa de centro de madera que emula bandejas. Equilibrio entre base señorial y piezas clásicas y modernas. Todo un acierto obra de Natalia Zubizarreta.

Sofás de Atemporal y butacas de Crearte. 
salon toque vintage blanco con chimenea piedra 00503693

105.

Cuando la chimenea es la pieza estrella

La chimenea, con permiso de los ventanales al jardín, es la gran protagonista de este salón, una de nuestras portadas más vendidas. Viéndola parece que lleve toda la vida allí... pero en realidad es de nueva construcción, inspirada en un diseño antiguo. Blanca, como los sofás y las cortinas, no puede ser más elegante.

Sofás de Côté Déco y mesa auxiliar de Casa Valentí. 
detalle-salon-con-cristalera 00526635 O

106.

A la moda siempre pero con cabeza

Con la idea de generar menos residuos, no pienses en tirar algo para sustituirlo si se puede aprovechar. Reubicar, vender en segunda mano, donar, regalar… o ¡reutilizar! Se trata de dar una segunda vida a un mueble, por ejemplo, retapizando o pintando. "Con una nueva tapicería del sofá, las butacas o las sillas se puede dar un cambio total a la estancia". De esta manera, podrás usar el color o estampado de moda sin demasiada inversión.

Sofá de Atemporal, mesa de centro de Tine K Home, apliques y espejo en Sacum.
Cocina blanca con isla y taburetes-00487077

107.

Cocinas muy vividas

La cocina ha recuperado su papel central en casa, por eso a la hora de planificarlas se cuida mucho que, además de ser funcionales, sean acogedoras y muy vividas. Baldas con vajillas o cuadros, plantas que den un toque de verde, textiles que compensen la frialdad de algunos materiales... 

Salón pequeño blanco con librería 00470668

108.

Que no falte una librería en el salón

Las librerías son un must en las casas de El Mueble. Y si son tipo boiserie, como la de este salón decorado por Miriam Barrio, ¡mejor aún! No solo visten la pared del estar, sino que regalan mucho espacio para guardar, pudiendo integrar incluso el televisor. 

Sofá hecho a medida por Tapicería Marcasal. Espejo, en Taimo. Pavimento de madera de roble, de Azul Acocsa.

 

Cocina con cerramiento acristalado blanco 00513208

109.

Grandes cerramientos acristalados

Y si las cocinas abiertas arrasan, también los cerramientos acristalados. De hierro en negro o en blanco, como en esta cocina, se han convertido en un recurso muy útil para separar espacios –más allá de la cocina– sin hipotecar luz ni comunicación visual. 

Cocina con muebles de Ikea.
Salón clásico con ventanal con vistas al mar 0527426

110.

Un salón clásico elegante y fresco

El sofá chéster y las mesas gemelas doradas son, con permiso de las vistas, las piezas estrellas de este salón al que la decoradora Cristina del Valle ha dado un look clásico pero actualizado. Los toques de azul, en sintonía con el mar próximo, regalan ligereza y frescor al salón y le restan sobriedad. 

Sofá chéster tapizado con tela de Jab, sofás báncos tapizados con lino de Yutes, puf tapizado con tela de Nina Campbell y mesa de centro, todo en el Estudio el Pino del Valle. Alfombra, de KP. Lámpara de Brucs. 
Salón señorial con molduras y sofá rinconero 00516878

111.

Cuando la arquitectura decora por sí sola

Cuando cuentas con un espacio tan singular como el de este salón, ¡conviértelo en protagonista de la decoración! Aquí se ha optado por pocas piezas y fácilmente integradas, para que nada compita con el espacio. El blanco, que lo baña todo, nos recuerda a los salones nórdicos.  

Sofá, de Ikea. Mesas de centro, de Coco-Mat. Puf diseñado por Helena Rohner, en Gancedo. Alfombra, de BSB. 
Salón con acceso a la terraza decorado en color blanco 00513332 a4938c1a 1333x2000

112.

Pintar las paredes en colores oscuros

Aparte de lograr que los espacios parezcan más amplios, pintar las paredes en color blanco también hará que la luz se refleje, algo que cobra aún más importancia en pisos interiores. Así que ya sabes, ¡mantente alejada del lado oscuro!

Sofás de herencia familiar y mesa de centro de Mercantic.
Salón-comedor con sofá de color blanco en L 00521120

113.

No invertir en muebles versátiles

¿A qué nos referimos con muebles versátiles? Pues a piezas como una mesa auxiliar estilo taburete que haga las veces de apoyo en el salón, pero que también pueda convertirse en un soporte improvisado en cualquier otro rincón de la casa (y hasta en un asiento para cuando llegan visitas inesperadas y os quedáis sin sitio). ¡Son infalibles!

Sofá, diseño de Bárbara Sindreu y realizado por Miki Beumala. Butaca de Coton et Bois y mesita auxiliar de Little House. Mesas de centro diseño de la decoradora.
Cocina blanca rústica con dos baldas de almacenaje

114.

No considerar el espacio útil de las paredes

Cuando hablamos de espacios pequeños, es imprescindible prestar atención a las paredes, ya que ofrecen múltiples soluciones de almacenaje para despejar al máximo los ambientes. Solo necesitarás un mínimo de 15 centímetros para instalar una o varias baldas en la cocina o en cualquier habitación donde requieras un plus de almacenaje. En cuanto las tengas listas, puedes valerte de cestas y cajas para conseguir más capacidad. Si se trata de la cocina, hazte con varios ganchos para colgar tazas y utensilios. ¡Vaya cambio!

Cocina en blanco 00524505

115.

Dan sensación de limpieza

Y si el uso de colores neutros en los dormitorios relajan, en el salón y la cocina, estimulan. En estas últimas el color blanco, además, da una sensación de higiene difícil de superar. La interiorista Marta Prats lo ha elegido en esta cocina abierta al salón y lo ha combinado sutilmente con gris —en tiradores, patas de los taburetes y suelo— y beis —en la encimera de madera y parqué—. ¿No te parece un espacio moderno y súper acogedor?

Mobiliario, de Cubic Cuines. Encimera de teca, de Carlos Santiago. Taburetes, en Criteri Sant Cugat. Lámparas, de Bover, en Avanluce. 
Cocina moderna blanca con isla 00527432

116.

Con una mesa escultórica que sirve de isla

En esta cocina con un total look en blanco la robamiradas es, sin duda, la mesa central, una pieza escultórica que parece de mármol pero que en realidad es de un porcelánico de gran formato. ¿Las notas de contraste? Los tiradores dorados, dos lámparas que parecen faroles marineros y una alfombra de baldosas hidráulicas bajo la mesa de la cocina. 

Muebles diseñados y realizados por Del Pino Del Valle, de donde también proceden mesa, sillas y lámparas.

Cocina con muebles blancos y techo con baldosas verdes 00516885

117.

Con un espectacular techo de azulejos verdes

¿Azulejos en el techo? Sí, ¡y qué bien quedan! Y es que en esta cocina, proyectada con un mobiliario en blanco muy discreto, es el techo el que decorativamente se impone. Además de por sus azulejos artesanos verdes, cuyos reflejos hacen que pierdas un poco la noción de dónde está la altura del techo, por su campana, que estando empotrada, se ha enmarcado con una urna de hierro que le da un plus deco. 

Mobiliario de la cocina diseño de Isa Otero y Ramiro Mora. 
Cocina blanca moderna con gran isla y abierta al salón 00510106

118.

Una cocina "camuflada" en el salón

A esta cocina de diseño moderno no le falta detalle, pero se ha planificado para "camuflarse" con el mobiliario del salón. Por eso el mobiliario se ha elegido con frentes lisos y sin tiradores, la campana se ha empotrado en el techo y se ha planificado una zona de estantes abiertos a modo de librería, que integra elementos de la cocina y objetos decorativos. 

Mobiliario diseño de Kökdeco fabricado por Ébano. 
Cocina blanca con acristalamiento que separa del salón 00513208

119.

Con un gran cerramiento acristalado

La gran pared acristalada da intimidad al salón (en cuanto a ruidos y olores) sin restar contacto visual con la cocina, que se ha planificado en blanco y con una gran isla que sirve de práctico office. 

Mobiliario de Ikea, encimera de Silestone y taburetes de Maisons du Monde.
Cocina blanca con encimera de madera 00521127

120.

Aliarse con la luz

Paredes blancas, muebles blancos y encimera de madera, que da el contrapunto cálido. Todo en esta cocina está pensado para que la luz sea la gran protagonista. 

Muebles fabricados por Redlinks.
comoda blanca en salon junto chimenea 00477477

121.

Una cómoda para el salón en blanco

En este salón dominado por el blanco, la interiorista Carmen Figueras ha ubicado una cómoda al lado de la chimenea. ¡Y qué mejor que pintarla de ese mismo color para darle continuidad! Así además de transformar su apariencia, logra ampliar y dar luminosidad al estar. ¿Y qué elementos ha elegido para decorar la cómoda? Un cuadro en tonos neutros custodiado por varias plantas mini.

Sofás, de Ikea. Mesa de centro, cómoda blanca, consola de madera y silla de mimbre, de Coton et Bois. Alfombras, en Gra.

 

Dormitorio moderno en blanco con pared cabecero con papel pintado 00522548

122.

Serenidad con vocación atemporal

Sereno, ligero, moderno pero a la vez muy acogedor, atemporal... Todo esto y más es este dormitorio decorado por Pia Capdevila, donde se ha primado la máxima capacidad pero con soluciones casi invisibles. De hecho, el dormitorio cuenta con ¡más de 6 metros de armarios! El toque personal viene a cargo del papel pintado con originales motivos de plumas. 

Papel pintado, de Sanderson. Aplique, de Santa&Cole. 
dormitorio-aprovechar-espacio-armarios-cabecero 00522397

123.

Muy bien aprovechado con una estructura tipo puente

La arquitectura señorial del espacio, con sus techos altos, su suelo de mosaico de Nolla y sus balconeras, no han condicionado la planificación de este dormitorio, que se ha concebido para ser funcional, muy capaz y atemporal. Así, la cama tipo arcón se ha flanqueado con dos completos armarios y se ha aprovechado la pared del cabecero también para guardar, con una estructura puente. 

Cama, armarios y espejo de Ikea. 
comoda blanca en salon junto chimenea 00477477

124.

Atrévete con el total white

Dos sofás enfrentados son la mejor excusa para iniciar buenas tertulias. Si eliges las tapicerías en color blanco, como el resto de los muebles, lograrás que el salón parezca más amplio. Asun Antó ha apostado aquí por un salón puro y, para ello, se ha lacado la chimenea y la cómoda también de blanco.

Sofás, de Ikea. Mesa de centro, cómoda blanca, consola de madera y silla de mimbre, de Coton et Bois. Alfombras, en Gra. 
Dormitorio infantil con cama arrimada a la pared y escritorio debajo de la ventana

125.

La paleta de colores pastel siempre triunfa

Porque les baja las revoluciones y son tonos dulces que combinan bien con todo tipo de estilos, no solo con los más clásicos. ¿Un ejemplo? El que ves en imagen: el rosa, que, combinado con gris, rebaja ese halo romántico y femenino que siempre se le asocia. 

Cama nido, estanterías con forma de casa y funda nórdica, en Kenay Home.
dormitorio-cama-canape-orden-almacenaje 00522408

126.

El canapé abatible Kvitsöy, una cama con un armario extra

Los armarios nunca sobran en casa. Por eso merece la pena aprovechar la cama para guardar es un must, porque ganas un armario muy capaz e invisible. El canapé Kivtsöy de Ikea con 33 cm de altura ofrece mucho espacio para guardar. Tapizado en imitación de polipiel en blanco, está disponible para varias medidas de cama. Cuesta desde 299 €. 

Salón blanco en casa señorial con sofá rinconero 00516878

127.

El sofá rinconero Ektorp, ideal para multiplicar las plazas de asiento

El sofá Ektorp, en sus múltiples combinaciones, es un clásico incombustible de Ikea. Aquí se ha optado por el diseño rinconero, una opción muy práctica para habilitar el rincón como plaza de asiento. Mide 243 x 243 x 88 cm y tiene un precio de 999 €. 

Cocina blanca con claraboya y puerta que da al jardín 00510159 O

128.

La alfombra Lohals, de yute y tejida a mano

Las alfombras son un must en una casa de El Mueble. Y las de fibras nunca fallan. Cálidas en invierno y frescas en verano, dan un plus de confort visual a cualquier espacio, incluso en una cocina. La alfombra Lohals de Ikea está tejida a mano con yute. Mide 160 x 230 cm y cuesta 69 €.

Cocina blanca con isla y suelo de pizarra 00501972

129.

El taburete de barra Nilsolle, de madera y fácil de recoger

Del taburete alto Nilsolle de Ikea nos gusta su sencillez y funcionalidad, ya que al no tener respaldo se puede guardar fácilmente debajo de la encimera de la isla o de la barra, lo que permite despejar la cocina cuando no se necesita. Además, su agujero en el asiento permite desplazarlo fácilmente. De madera de abedul, mide 74 cm de alto, siendo indicado para barras de 110 cm. Vale 35 €. 

salón blanco con techos altos y butacas de Ikea 0500659

130.

La butaca Ekenäset, una pieza retro con mucho estilo

La butaca Ekenäset de Ikea nos gustó desde el primer día que le pusimos el ojo encima. Es actual pero a la vez recuerda a los diseños de los años 50, lo que le confiere un encanto extra. Además, sus brazos y patas de madera le dan un plus de calidez. Tiene un precio de 199 €. 

Dormitorio en blanco con cama bien vestida_ 00427724

131.

Ropa de cama muy sensual

Un dosel a lo Memorias de Africa, aunque tu piso esté en el centro de la ciudad. Es la clave para dar a tu dormitorio un estilo romántico de inmediato. Si añades ropa de cama de algodón egipcio o lino lavado en tonos neutros, el efecto es total. 

Dormitorio infantil con paredes blancas y detalles en verde 341140

132.

El verde pastel dulcificará y aportará luminosidad

Antes hablábamos de que los tonos pastel son capaces de calmar hasta a los niños más revoltosos. El rosa y el azul son dos de las opciones con más tirón, aunque el verde pastel (que a veces se convierte en mint) es el rey desde hace varias temporadas. Puedes usarlo para pintar toda la habitación o tomar ejemplo de este precioso cuarto donde se pintaron las vigas y algunos detalles de las puertas de los armarios.

Armario, de Lope Nogalera. Silla, en La Rústica.
Recibidor con armarios y banco 00522752 O

133.

Muy capaz y diseñado a medida

La decoradora Begoña Susaeta aprovechó al máximo el espacio de este recibidor, creando un espacio de transición entre el interior y el exterior. Gracias a sus dos armarios gemelos, permite guardar la ropa de calle y, el banco central, además de aligerar la composición, se convierte en una práctica descalzadora. 

Armarios y banco diseño de Sube Interiorismo. 
orden-muebles-blanco-cesta-capazo 00517023

134.

Un recibidor moderno en blanco con una estantería muy original

Este recibidor, proyectado por la arquitecta Mónica Garrido, demuestra que el almacenaje se puede convertir en un elemento decorativo. Mónica ha diseñado un mueble bajo y lo ha completado con estantes a modo de hornacina de diferentes medidas, creando una composición tan estilosa como funcional. Una rama convertida en un original perchero y un banco completan este recibidor moderno y personal.

Dormitorio blanco con zona de estudio y grandes ventanales en "L" 00522640

135.

Unificar el tamaño de los cojines decorativos

"Evita usar solo un tamaño de cojines decorativos en la cama. A mí me gusta combinar dos cuadrados de unos 65 x 65 cm, dos rectangulares de 40 x 60 cm y uno redondo. Este mix crea un conjunto más dinámico y no tan rígido, como de showroom", explica Sol. 

Proyecto de la decoradora Asun Antó. 
Dormitorio blanco con molduras y ropa de cama amarilla y butaca 0528735

136.

Llenar de muebles el espacio

"Es otro error común: atiborrarlo de muebles. No es necesario, a no ser que el dormitorio sea muy amplio. Mi recomendación es apostar por las piezas básicas", apunta la estilista de El Mueble Sol van Dorssen. De hecho, si quieres que tu dormitorio gane visualmente en m2, es mejor dejar libres de muebles 2/3 partes de las paredes. 

Cabecero de Decolur Sofá y butaca de Tabu. Dormitorio proyectado por Sandra Vergara. 
Salón con libreria y sofá XL rinconero blanco 00522737 O

137.

Sofá y alfombra a juego

Sofá, alfombra, suelo y pared parecen fusionarse en este salón decorado por Begoña Susaeta. Esta continuidad cromática genera sensación de amplitud,  aligera visualmente el conjunto y da uniformidad, creando un salón sin estridencias ni sobresaltos decorativos.

Sofá, en Tapicería Deco Lur y alfombra de lana de KP. 
Salón moderno con pared gris oscuro y sofá blanco 0527487 O

138.

Sofás y alfombra, en blanco

La decoradora Paula Duarte no lo dudó: unificó en blanco la alfombra y el sofá, que destacan respectivamente sobre una pared en gris casi negro y un suelo de madera muy oscura. 

Sofá de Ikea. 
Habitación infnatil con muebles blancos y papel pintado de flores azules 00527797

139.

Un dormitorio con toques de azul y sabor provenzal

El provenzal azul grisáceo de las puertas es el que ha marcado la decoración de este dormitorio, donde el mobiliario en blanco se ha coloreado con un papel pintado floral que reviste la pared del cabecero sin recargar el espacio. 

Papel pintado de Cole & Son. 
Baño con papel pintado que enmarca la zona del tocador 00527599

140.

Un papel pintado que enmarca la zona del tocador

Apostar por papel pintado en el baño cada vez es más usual. El decorador Pablo González dio personalidad a la zona del tocador, integrada en el dormitorio, con este original papel pintado cuyo diseño reproduce una geometría tradicional turca. 

Papel pintado de Leroy Merlin.
Dormitorio nórdico con papel pintado y cabecero rosa en capitoné 00524511

141.

Un divertido papel pintado a juego con el cabecero

En este dormitorio, decorado por Marta Prats, el papel pintado es el gran protagonista. Con permiso del cabecero en capitoné rosa. Y es que, no solo pone color, sino que le da un toque atrevido al espacio. Y, con detalles en rosa, se lleva a las maravillas con el cabecero. 

Papel pintado de Woodland, en La Maison.
Baño blanco con papel pintado con motivos vegetales 00527437

142.

Un toque fresco y natural en el baño gracias al papel pintado

Este original y llamativo papel de palmeras da personalidad y un toque selvático a un baño muy neutro decorado en blanco.   

Papel pintado de Cole & Son.
dormitorio techo madera 00510284

143.

Superficies despejadas en su justa medida

Mucho orden. Genera sensación de limpieza y equilibrio, al tiempo que el dormitorio se siente más sosegado. Decora con objetos pero sin saturar. Se debe sentir vivido pero no atiborrado. Es preferible quedarse algo corto que pasarse.

Casa de la interiorista Marta Tobella. Cabecero a medida diseñado por ella y banqueta y lámpara flexo en Sacum.
dormitorio pequeno con armario en blanco 00521444

144.

El armario, lo más grande posible

El armario es voluminoso. En dormitorios pequeños hay que ganar espacio para guardar así que escoge uno lo más grande que permita el espacio, respetando las zonas de paso. Lo ideal es que quede adosado a una pared larga, que tenga un diseño de suelo a techo y con frentes lisos en color blanco o en el mismo color suave de la pared, para integrarlo.

Cabecero diseñado por la decoradora Lucía Mariñas.
Salón blanco con sofá y cuadro 00526370 O

145.

Inconvenientes: puede condicionar la decoración del salón

Un sofá caro puede acabar acaparando todo el presupuesto con el que contabas para vestir el salón y, además, condicionar la decoración, porque si has invertido mucho en un buen sofá de diseño los muebles que elijas deberían en sintonía. 

Sofá de Coton et Bois. 
Salón de casa de verano con techos altos y sofá rinconero 00527603

146.

Ventajas: ofrecen más prestaciones

"Es habitual que un sofá caro ofrezca más prestaciones que un sofá low cost. Por ejemplo, que ofrezcan la posibilidad de ser extensibles, motorizados, con reposacabezas reclinables... Tienes más posibilidades entre las que escoger y hacerte casi tu sofá a medida", explica Natalia. 

Sofá de Masabo. 
cocina con muebles blanco y nevera abierta 00513208

147.

Además del espacio, ten en cuenta el sentido de la puerta

El sentido de apertura de la puerta de la nevera se puede modificar, pero asegúrate en el momento de la compra de indicar hacia qué lado quieres que lo haga. Cuidado con el tirador de la puerta: si no es encastrado, puede golpear en la pared si el frigorífico queda pegado a una.

Muebles Voxtorp de Ikea, encimera gris de Silestone, taburetes de Maisons du Monde y lámparas de techo de Faro Iluminación.

 

Salón campestre moderno con grandes ventanales al exterior y sofás blancos_0526170

148.

Un sofá blanco para salones muy naturales

Madera, fibras vegetales, microcemento, lino y dos grandes ventanales que abren este salón a su exterior de lujo. Todo en este salón respira un aire natural y relajado, y la elección del blanco para el sofá es todo un acierto que contribuye a este ambiente sereno y con un punto campestre. 

Sofá de Stand del Mueble.
Salón blanco con sofá blanco y detalles negros_00522836

149.

Una decoración en blanco y negro

Si buscas darle a tu salón un aire moderno con un punto minimalista y sobrio el look black & white es una apuesta segura. Inspírate en este estar, donde el blanco se ha llevado al sofá y a las paredes, y el negro se ha reservado para dar contraste, como la chimenea, el espejo o las lámparas del comedor contiguo. 

Sofá de Elba Danel Studio.
Salón pequeño con sofá rinconero en blanco y gran ventanal con vistas al exterior_00526605

150.

Un sofá blanco grande e "invisible"

En este salón el sofá no podría ser más grande, porque reviste dos de sus tres paredes, pero aún así apenas se ve, porque la vista se te va a este gran ventanal que abre el estar al exterior. Y el mérito recae en la elección de este blanco, a juego con las paredes, para el sofá, que hace que este, a pesar de ser voluminoso, pase desapercibido. 

Sofá de Atemporal. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?