Blanco

1 /5448
Dormitorio en blanco con textiles de lino y punto de algodón 00427724

1.

Mantas de punto de algodón

Las mantas de punto de algodón también sirven como transición entre el verano y el invierno. Aunque no abrigan excesivamente, su textura es cálida y reconfortante, siendo un complemento imprescindible de esta época.

Cojines, de Matèria, Zara Home y La Maison. Sábana de lino, en La Maison. Plaid de lino y manta de ganchillo, de La Maison. Taburete a modo de mesita de noche, de Matèria. Cortinas y lámparas, de Filocolore. Plantas, en Jardiland.
Cocina blanca con encimera de madera

2.

Después: una cocina con un total look en blanco

La cocina, con una península que sirve de separación visual con el salón comedor, también se tiñó de blanco, más allá del mobiliario. Y es que incluso los electrodomésticos, la campana y la grifería se eligieron de este color. Un frente de armarios, con la nevera panelada, oculta la puerta de acceso al baño. ¿Quieres ver cómo se resolvió el almacenaje del dormitorio? ¡No te lo pierdas!

Salón señorial blanco con grandes ventanales

3.

Después: un piso señorial súper elegante y chic

Cuesta creer que esas oficinas ochenteras y sin encanto se transformaron en este piso señorial con espíritu centenario. Todo es nuevo, pero parece que lleve un siglo aquí. El blanco crea una base neutra muy luminosa cediendo el protagonismo a la decoración y a la belleza del propio espacio. ¿Te has fijado en el precioso suelo de madera en espiga?

Vista de cocina blanca y acristalada

4.

Después: una cocina "interior" inundada por la luz

Como ocurría con el salón, todo en este espacio es nuevo, aunque el precioso cerramiento en "L" de la cocina parezca que siempre estuvo aquí. "Originalmente, la cocina era interior. Para ganar luz y relación visual con el resto de la vivienda, hicimos un gran cerramiento en "L". Aunque no solo el cerramiento delimita el espacio, también lo hace el techo, con sus molduras, puestas estratégicamente para ello. Dentro, todo es blanco, y eso nos da conexión con el salón y el comedor, aunque no perdemos la intimidad", nos cuenta Isabel.

Salón de loft blanco y con grandes ventanales

5.

Después: un loft moderno, acogedor e inundado de luz

Para transformar ese antiguo local en este loft luminoso, Carlota contó con la ayuda de la decoradora Bárbara Sindreu, que convirtió en realidad todo lo que la propietaria había soñado. Se optó por planificar el espacio totalmente diáfano, con solo una estancia independiente, el baño. Y todo se tiñó de blanco: paredes, techo, muebles... Con excepción del suelo, de madera y en un acabado un poco rústico, para darle calidez. 

Cocina pequeña acristalada con pasaplatos

6.

Una cocina acristalada super bien aprovechada

La cocina, como el resto de este coqueto ático, es mini, pero está tan bien aprovechada que parece más grande. La clave ha sido el acristalamiento en "L" que abre este espacio a la zona de día y al pasillo, pero sin renunciar a la privacidad. Además, la gran ventana tipo guillotina resulta super cómoda a modo de pasaplatos. 

Estructura acristalada de la cocina y mobiliario, diseño de Mengíbar Blanco Estudio.
Baña los cuadros o adornos con luz

7.

Molduras en toda la casa

No solo el salón o los dormitorios cuentan con molduras que aortan personalidad, estilo y clasicismo. También los vanos de las puertas lucen hermosas molduras que invitan a imaginar las vidas de esta casa de corte señorial.  

Salón clásico en blanco con sofá azul 00454748

8.

Azul Rhodonite

La intensidad del azul Rhodonite es muy útil para dar profundidad a las estancias y jugar con los volúmenes. ¿El truco para que funcione? Contrastarlo con el blanco para ganar luz y hacer que el azul destaque. Por otro lado, la madera te ayudará a añadir equilibrio y un punto de calidez.

Sofá de Gervasoni y alfombra de Cotlin. 
Dormitorio pequeño blanco y abuhardillado 00513315

9.

Un dormitorio abuhardillado con mucho encanto

El dormitorio parece sacado de una cabañita en la montaña. ¡Qué acogedor! Aunque antes de la reforma la madera era tan oscura que aún empequeñecía más este espacio. Se le aplicó una veladura, que lo ha aclarado, pero dejando ver la veta, que suma calidez. Armarios a medida, que salvan el techo, y un cabecero tipo murete con mesillas tipo hornacina completan este pequeño pero personal dormitorio. Te invitamos al housetour de este piso, ¡con planos!

Cabecero y armarios diseño de la decoradora.
00521120 Salón con sofá blanco en L, ventanal y librería

10.

2. Un salón súper luminoso con un mueble con truco

La decoradora Bárbara Sindreu se enfrentó a dos grandes retos con este proyecto: transformar un lúgubre local comercial de planta baja en una vivienda luminosa, y salvar la pared "con dientes de tiburón" del salón. Una distribución totalmente diáfana del espacio y el total look en blanco ayudaron a multiplicar la luz, y transformó esa pared en zig-zag en un gran mueble con diferentes profundidades que integra la librería, la tele, el armario del dormitorio y hasta la despensa.  

Sofá diseño de la decoradora, igual que el gran mueble del salón. 
Cocina pequeña blanca abierta 521126

11.

Una cocina pequeña y capaz con un total look en blanco

La cocina, como el resto de la vivienda, se proyectó abierta y totalmente en blanco, ¡electrodomésticos incluidos! La península, con la encimera de madera para darle un contrapunto cálido, suma almacenaje y, a la vez, sirve de separación visual con el salón comedor. Además, cuenta con una práctica barra para comidas rápidas. No te pierdas el resto de soluciones de este loft

El mobiliario de la cocina es un diseño de la decoradora realizado por Industrias Muntané.
habitacion-juvenil-tonos-azules-papel-pintado-azul-blanco-00527831 O

12.

Con estampado floral, y más juvenil

Este papel pintado con fondo blanco y estampado de flores en azul, regala elegancia y calidez a este dormitorio juvenil. Un diseño de papel pintado versátil y atemporal que permanecerá en su dormitorio durante años. 

Mesita de noche de Hanbel. Papel pintado de Cole & Son. 
habitacion-infantil-con-escritorio-y-papel-pintado-de-lunares-00429138 O

13.

Con lunares

Hay zonas del dormitorio que piden un toque más alegre y colorido. En este caso, la zona del escritorio ha cambiado totalmente gracias al papel pintado. Un papel con fondo blanco y lunares en color rojo. ¡Ideal!

Escritorio de la serie Burs y taburete de Ikea. Papel pintado de Decoració Girarlt.
Baño rústico revestido con lamas de color blanco y espejos con marco de latón a juego con el grifo 00461946

14.

Blanco

El blanco es ese color neutro que SIEMPRE funciona. Úsalo si tu objetivo es dar luz al baño y lograr que parezca más amplio. Para evitar que el conjunto quede demasiado plano, te aconsejamos jugar con apliques, accesorios y textiles. En este baño, por ejemplo, se revistieron las paredes con lamas de madera (una forma estupenda de recrear ese look de casa de campo que tanto nos gusta), y se eligió el latón como material para añadir contraste y potenciar el efecto vintage. De este modo, se ganó una estancia acogedora y llena de personalidad.

Armario bajolavabo y lámparas de techo, de Cassai Home & Fashion. Lavamanos, de Bathco. Griferías, de Tres Grifería.
Cocina con encimera de Silestone blanca 00531763

15.

Blanco Zeus, un clásico que nunca falla

No hace falta decir que es uno de colores icónicos de Silestone y también uno de los que nunca fallan, por eso está presente en muchas de las encimeras de nuestras cocinas. Se trata de un blanco casi impoluto, energético y atemporal. 

Cocina proyectada por Paula Duarte.
Cocina con encimera de Silestone gris 00513209

16.

Gris Expo, un gris sólido y uniforme

La encimera de esta cocina, proyectada por el equipo de I loft you, es el modelo Gris Expo de Silestone, que destaca por su superficie uniforme en un gris sólido y atemporal. Con muebles en blanco, como aquí, crea contraste y da color. 

Mobiliario de Ikea. 
Salón señorial decorado en blanco y madera con sofás de lino y un cuadro en la pared 00532058

17.

Con espíritu señorial

Los techos altos con molduras protagonizan este amplio salón de corte señorial donde el blanco se ha elegido para resaltar la iluminación natural y crear un ambiente limpio y elegante. El detalle del arrimadero en la pared suma dosis de estilo, mientras los sofás de lino blanco y los muebles rústicos de madera, como la mesa de centro o la lámpara de pie, otorgan calidez. Calidez que también se gana mediante el suelo de parquet en espiga y la gran lámpara suspendida de fibras, que se asemeja a un gran cesto. Sin duda, una mezcla exquisita.

Sofás y puf de Elisa Megía Interiores. Mesa de centro hecha a medida por Ramisa Projects. Alfombra de Zara Home. Butacas Safari de Carl Hansen. Lámparas compradas en Portugal.
Pasillo con paredes color chocolate y arrimadero blanco_ 00371166

18.

Acierta con el color del techo

Crear un contraste marcado entre el color del techo y el de las paredes puede ayudarte a modelar el espacio de una manera visual. La combinación de paredes de color claro y el techo oscuro te ayudará a “ensanchar” el pasillo, mientras que un techo claro junto a unas paredes oscuras hará que parezca más alto y más largo.


Arrimadero realizado por Totpint con un tejido de Elitis.
pasillo-con-alfombra-y-banqueta-con-plantas_00495537

19.

Utiliza colores luminosos

Ya sabes que los colores claros, con el blanco a la cabeza, son perfectos para espacios reducidos y casas oscuras, ya que consiguen potenciar la luz natural. Lo mismo ocurre en un pasillo, sobre todo si es angosto y poco luminoso.


Alfombra de Tailak. Taburetes de La Casita de Margaux.
Salón con composición de fotos en blanco y negro 00457287

20.

Acentos de color turquesa en el salón

No hay mejor forma de animar la decoración de un salón black & white que añadiendo algún elemento en un color tan vivo y alegre como el turquesa. La mesa auxiliar de cerámica modelo Hanoi de El Corte Inglés es, sin duda, el mueble que más llama la atención por su aspecto artesanal. Junto al sofá tipo Chester modelo Chelsea en color azul petróleo, se situó una mesa auxiliar muy ligera de metal y cristal modelo Frost para ganar un punto de apoyo sin sobrecargar la estancia. Las butacas y la mesa de centro también son de El Corte Inglés, pero no están disponibles en su catálogo actual. ¡Una pena! 😭

Sofá, mesa de centro, butacas y mesa auxiliar, de El Corte Inglés.

 

El sofá Chelsea tiene un precio de 1.195 € Comprar

La mesa auxiliar Hanoi tiene un precio de 79 € Comprar

La mesa auxiliar Frost tiene un precio de 92,65 € (antes 139 €) Comprar 

00522707

21.

La magia del blanco

Pintar un salón de blanco, paredes y techo, es una gran idea para ampliar los espacios. Es el color que más refleja la luz (lo hace hasta en un 80 %) por lo que merece la pena convertirlo en nuestra primera opción si buscamos multiplicar la luz natural. Como en este espacio decorado por Begoña Susaeta que, gracias al blanco, resulta mucho más luminoso.

Sofá y pufs de tapicería Deco Lur. Mesas de centro de roble, de Ethnicraft. La alfombra de lana es de KP. Lámpara de pie de Santa & Cole, en Susaeta Iluminación. Mesa auxiliar, en Bazar Decoración.
Salón abierto al comedor y a la cocina con diseño moderno en color blanco

22.

Todo es luz y amplitud

La mesa del comedor puede acoger hasta 8 personas con total confort, ideal para las reuniones en familia o entre amigos. Las sillas de fibras y el suelo de madera son los encargados de aportar la calidez necesaria. Y es que el equilibrio entre materiales y colores es fundamental en este proyecto.

Mesa diseño de la propietaria, y sillas de IKEA. 
Salón abierto moderno decorado en blanco con sofá en L y un frente de armarios 0062 914df00b 1200x915

23.

¡Que viva el color blanco!

Como te decíamos, el color blanco fue el elegido para el mobiliario del loft. ¿Por qué? Porque la decoradora quería mucha luz y estaba cansada de los típicos muebles marrones de caoba. En origen, la pared del salón hacía una forma de zig-zag muy poco funcional, así que el reto consistió en transformarla en un frente de armarios donde se integraran desde el televisor y la librería, hasta el vajillero, la despensa o el ropero. ¡Dicho y hecho! Y hablando de espacio... ¿sabías que uno de los sofás del salón se convierte en cama?

Sofá diseño de Bárbara Sindreu y realizado por Miki Beumala. Butaca de Coton et Bois y mesita auxiliar de Little House. Mesas de centro diseño de la decoradora.
Dormitorio blanco de casa de campo con vigas de madera 00510284

24.

La calidez de la madera, también en verano

Verano también es tiempo de calma y descanso y de volver a los orígenes. Rodearte de madera te hace sentir en casa, como en los veranos de tu infancia. La madera, además, te conecta con la naturaleza y envuelve todo lo que toca con su calidez y un aire auténtico. Como en este dormitorio, donde las vigas de madera te arropan. 

Cabecero diseño de la decoradora Marta Tobella y banqueta de Sacum. 
Cocina blanca con cerramiento de cristal blanco 00513208

25.

Porque separan espacios de manera invisible

Los cerramientos de cristal son idóneos para toda la casa, pero donde se han convertido en un must es en la cocina, porque dan mucho juego. Permiten abrir este espacio a la zona de día diluyendo los límites espaciales entre ambas zonas, pero a la vez, preservas de humos y olores el salón cerrando el cerramiento sin con ello renunciar a la luz o al contacto visual. Si, como aquí, quieres restarle protagonismo al cerramiento, píntalo igual que las paredes. 

Mobiliario, modelo Voxtorp, de IKEA. Encimera gris expo, de Silestone. Taburetes, de Maisons du Monde. Lámparas de techo, de Faro Iluminación.
Cocina blanca con cerramiento acristalado 00516998

26.

Porque con un cerramiento de cristal ganas sensación de amplitud

Basta ver esta cocina para verificar nuestra premisa. Y es que un cerramiento acristalado regala una visión de larga distancia, sin freno, lo que contribuye a ganar profundidad visual y, con ello, sensación de amplitud. Un consejo: para enfatizar este efecto, elige un cerramiento sin particiones, como este. 

Muebles diseñados por los arquitectos Cristina Manene y Fernando Orte y encimera de Silestone. Electrodomésticos de Whirlpool y taburetes de Vintahome.
salón de apartamento de verano con bóveda y librería con trasera de mimbre 00460582

27.

4. Un apartamento con un look muy marinero

La decoración de este apartamento nos remite en todo momento al mar que tiene tan cerquita. Blanco, azul y tonos arena suave son los que se imponen. La trasera de la librería se ha revestido con un papel pintado que imita el mimbre para ganar frescura. 

Dormitorio en blanco y azul decorado con motivos náuticos 00460587

28.

Un dormitorio muy náutico

Todo en este dormitorio nos evoca al mar. El papel pintado de barcos, las estrellas de mar decorativas, la lámpara hecha con una baliza, el juego de blanco y azul... ¿Te apuntas al housetour?

Dormitorio con cabecero a medida y salida a la terraza

29.

Después: un dormitorio luminoso, moderno y acogedor

La decoradora Pia Capdevila no dudó en anexionar la habitación contigua para ganar un dormitorio súper amplio de 28 m2 que organizó en dos zonas: la de cama y la de vestidor. Para la zona de dormir, optó por un cabecero tipo murete a medida, que le permite salvar una columna. Y los blancos y los beige son los tonos que se imponen en una decoración fresca y actual. 

Dormitorio blanco y rosa con vistas al bosque

30.

Un dormitorio con una decoración sencilla que invita al relax

Lo recargado y sobredecorado no va con una slow deco o la filosofía slow life, que aboga por una vida basada en la desaceleración, la armonía y la sencillez de las pequeñas cosas. Por eso la slow deco defiende una decoración sencilla, con pocas piezas y en orden para que el espacio respire y transmite una atmósfera relajante, como la del  dormitorio de esta casa

Escritorio de El Rastro. 

   

Salón blanco de casa rústica moderna con vistas al jardín 00510272

31.

2. Una casa en las afuera de Barcelona muy slow

La decoradora Marta Tobella, de Sacum, transformó una antigua casa bicentenaria de payés que, literalmente, se caía a cachos en este refugio zen en las afueras de Barcelona donde todo invita al relax. Empezando por la paleta cromática. Y es que el blanco, junto con los neutros, son los colores por excelencia de la slow deco.

Sofá y chaise longue con tela de lino, muebles blancos y mesa de centro de Sacum.
Salón blanco abierto a grandes ventanales

32.

4. Un ático amplio y luminoso con una slow deco

Es ver este salón y las revoluciones parecen bajar en picado. La elección de una base en blanco, textiles naturales y su luminosidad desbordante han sido claves para crear este ambiente slow que invita al relax. De hecho, para que nada impida la entrada de luz natural, una de las máximas de la slow life, se ha prescindido, incluso, de cortinas en los grandes ventanales en semiarco. ¡Qué zen!

Sofás, hechos a medida. Butaca de La Maison y la mesa de centro es de Natura Casa. 
Vista de comedor, salón y cocina 00530413 O

33.

Una zona de día diáfana pensada para compartir en familia

En este luminoso ático barcelonés, salón, comedor, cocina y despacho comparten un espacio muy amplio diáfano en el que cada zona tiene su espacio "delimitado" pero desde cada ambiente tienes visuales al resto de espacios. Y esta organización espacial que permite el desarrollo de distintas actividades para estar reunidos y con cierta individualidad y que invite a la conversación una de las claves de la slow life. 

Mesa de comedor de anticuario, sillas de Ikea y las icónicas Tulip.
00527591 Salón de verano con techo de madera y claraboya

34.

Un salón muy playero

El sofá blanco, piezas de fibra, textiles en colores vivos y detalles acuáticos en madera tosca son el secreto para que este salón, amueblado por el interiorista Pablo González, respire ese aire costero que nos traslada al verano.

Sofá, de Masabo. Pufs, de Maisons du Monde. Alfombra, de Alfombras Hamid. 
Dormitorio de verano clásico con cómoda de madera vintage, ropa de cama de lino en color blanco y azul, butaca tipo poltrona clásica y ventanas con acceso al jardín DSC2141

35.

3. Un dormitorio de verano clásico en blanco y azul

El blanco y el azul siempre son los favoritos cuando se trata de decorar dormitorios de verano con estilo clásico e inspiración navy. Es una combinación que nunca falla, y en El Mueble nos gusta mezclar estos colores con piezas con solera, como la cómoda vintage de madera o la butaca que actúa como rincón de lectura junto a la ventana en este dormitorio. ¿Y qué pasa con los textiles? Que son los encargados de aportar la dosis de frescura necesaria.

Dormitorio de verano con papel pintado botánico, cabecero tapizado beige con remaches, ropa de cama en tonos verdes, lámpara con pie de cerámica verde, banco de bambú, alfombra de fibras naturales y butaca clásica mg-5224-1 fca2d72d 1497x2000

36.

2. Un dormitorio de verano de inspiración botánica

¿Eres de las que no conciben un dormitorio de verano si el color verde y los estampados botánicos no están presentes? Entonces, seguro que te interesa copiar el look de esta habitación. Como ves, decorar la pared del cabecero con papel pintado de motivos botánicos es un acierto absoluto, ya que es un modo de focalizar la atención en esta zona, dejando el blanco como color de fondo en el resto de las paredes. Acompáñalo con ropa de cama de tejidos naturales como el lino en los mismos tonos, juega con estampados en los cojines, y culmina con una alfombra de fibras y un banco de bambú o ratán a los pies de la cama.

Dormitorio de verano con vigas de madera vistas, cabecero de obra de madera, aplique negro metálico, banco de ratán y alfombra de fibras naturales PANO 1238-1245

37.

1. Un dormitorio de verano muy cálido en tonos tierra

Sí, los tonos tierra quedan de cine en dormitorios de verano. La clave consiste en combinarlos con materiales como las fibras naturales o la madera y elegirlos en textiles frescos como el lino o el algodón. También acertarás si los mezclas con el blanco para aportar luminosidad. Un consejo: juega con los cojines y los plaids para generar volumen en la zona de la cama, y no te olvides de añadir al menos una planta para refrescar el espacio. En cuanto a las cortinas, olvídate de tejidos pesados y opacos y apuesta por la ligereza y los tonos claritos.

Salón de verano con puffs de fibras 00526605

38.

Decora con una máxima: menos es más

Una casa de vacaciones debe ser funcional y práctica. No se trata de decorarla como nuestra vivienda habitual. Vístela con muebles que tengan líneas simples que otorguen al espacio frescura y ligereza.

Sofá de Atemporal, en Sacum. 
Salón de verano en blanco 00526605

39.

Después: un salón ligero, luminoso y muy veraniego

El antes y el después de este salón es increíble. Ahora, es blanco, fresquito, 100% veraniego y visualmente más amplio. Y súper capaz, gracias a un gran sofá rinconero que regala muchos asientos sin restar ni un ápice de luz ni vistas. Madera, lino, fibras y toques de hierro son los materiales empleados por la decoradora Marta Sacum en este salón. 

Sofá de Atemporal. 
Salón clásico con sofá blanco y cojines amarillos y dorados_ 00454744

40.

Puertas con nivel

Una buena idea para las puertas es pintarlas de blanco mate. Aproximadamente para 2 puertas vas a necesitar 3 litros. En Leroy Merlin se encuentra disponible el Luxens Basic, un bote de pintura de interior en blanco mate de 4 litros. PRECIO: 9,99 €. 

Comprar

Estantería en la cocina y armarios panelados

41.

Una cocina que aúna espacios

Para que la cocina se integrara en el resto de la estancia, se eligió un mobiliario de cocina panelado, muy elegante, con estanterías abiertas que actúan como nexo entre el pasillo y la estancia en la que se ubican la cocina y el salón. Para la zona del antepecho de la zona de preparación de alimentos se ha elegido un acabado amarmolado que suma elegancia.

Proyecto de la casa de Pipi&Deco. Cocina, proyecto de Kökdeco, con armarios de ébano. Encimera, de Corian. Taburetes, de Ondarreta.
Porche con muebles de bambú, lámparas de fibras y textiles en tonos blancos y azules 00525552

42.

También en porches y terrazas

La decoración outdoor de este verano también estará protagonizada en gran medida por los blancos y los azules. Veremos muchos cojines con patrones clásicos a rayas y muchos tejidos de lino y algodón. ¡Pura frescura!

Muebles de bambú y lámparas, de Tine K Home. Mesa de centro, de Trends Home. 
Salón de campo con paredes de piedra y encaladas, sofás y sillón de lino blanco y cojines azules a juego con el color de los marcos de las ventanas 81e85461

43.

Pinta los marcos de puertas y ventanas

En esta casa de campo donde el blanco da vida a los muebles, y la piedra vista a las paredes, los marcos de las puertas y las ventanas se han pintado en un azul muy suave que favorece la luminosidad y el ambiente estival. ¡Copia la idea!

Dormitorio de estilo náutico decorado en blanco y azul 00460587 df2cfc20 1333x2000

44.

Estilo náutico en el dormitorio

Si tienes una casa de vacaciones en la costa, puedes permitirte decorarla con estilo náutico todo el año. Para un acabado sutil, decora la pared del cabecero con un papel pintado estampado con siluetas de veleros, y procura que no falten las rayas blancas y azules en los textiles de la cama. 

Papel pintado, de La Maison. Lámpara de sobremesa, de Pardo. Sábanas y cojines, de Lexington. Cesto, de Let's Pause.
Comedor de verano decorado en blanco y azul 00460581

45.

El azul y el blanco visten las mesas de verano

No se nos ocurre mejor pareja de colores para vestir una mesa de comedor de verano que el blanco y el azul. Aunque vivas en una ciudad sin costa, si eliges un mantel a rayas, unas lámparas de fibras teñidas de blanco y añades alguna que otra ilustración inspirada en el mar, el look os transportará a la playa.

Las lámparas de techo son de Sacum y el mantel y salvamanteles, de fibra vegetal, de Lexington.
Dormitorio con papel pintado floral azul y blanco en paredes y techos 00457379

46.

Un fondo floral con espíritu inglés

No todo ha de tener inspiración marinera para ser tendencia, los motivos florales de este papel pintado de espíritu british también son de lo más veraniegos (y elegantes). Si no quieres empapelar las cuatro paredes hasta el techo, puedes decorar únicamente la pared del cabecero. Quedará igual de bonito.

Cómoda y papel pintado, de Laura Ashley, en Federica & Co.
Salón con comedor con paredes azules y muebles blancos 00408090

47.

Añade el color azul en puntos estratégicos

El papel pintado te ayudará a delimitar los espacios, mientras que otros detalles como una lámpara de estilo náutico pintada de blanco y azul, llevará la atención del ojo hacia esa zona. ¡La decoración es un juego de estrategia!

Sofá similar de Ikea y mesa de centro, proyecto del estudio Knowhaus.
Salón con dos mesas de centro de madera y sofá blanco con cojines 433824 803d1707

48.

Decorar con azules en versión light

Para que un salón de verano resulte más fresco y luminoso, el color blanco siempre debe estar presente como fondo. Si no quieres generar mucho contraste y prefieres que el conjunto se vea más suavizado, elige tonos azules más sosegados, entremezclados con blancos e incluso beiges o cremas.

Sofá, mesa de centro y alfombra, de Cassai.
Salón blanco con ventanales al exterior y detalles en azul 00346908

49.

Muebles con protagonismo

Una silla de diseño tan llamativa como la que decora este salón en color azul, puede ser la pieza clave que marque el estilo del resto de la estancia. El mismo azul eléctrico lo vemos en cojines y pequeños elementos decorativos, todo ello sobre una base blanca que aporta el equilibrio necesario.

Mesa de centro con sobre de cristal, en Ksar. Alfombra y lámpara de techo, adquiridas en Marruecos. Silla azul, adquirida en Inglaterra. Pavimento, de microcemento.
Salón de apartamento de verano con librería y sofás blancos con cojines con motivos azules

50.

Un salón de verano decorado en azul y blanco

¡Decorar en azul nunca pasa de moda! Este verano, el mix blanco y azul volverá a petarlo en decoración de interiores y exteriores. Una de las formas más sencillas de introducir la mezcla en tu salón es elegir los sofás y los sillones en blanco, y añadir el azul en detalles como los cojines o los plaids, combinando acabados lisos y estampados. Apóyate también en piezas como los jarrones.

Fundas de sofás, butacas y cojines, de Lexington. Alfombra y lámpara de sobremesa, de Sacum, y mesas nido, de Maisons du Monde. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?