Azul

1 /1679
00511429 salón en azul

1.

¿Cuáles son los colores que dan profundidad?

Todos aquellos saturados: verdes oliva o musgo, azules petróleo, grises antracita, marrones chocolate... pero en pequeñas dosis para que no se "coman" el espacio. En este salón, la interiorista Begoña Susaeta ha utilizado un color que conoce muy bien, el azul Bilbao, que da a la estancia un efecto sedante (aunque en honor a la verdad no es pintura, es papel pintado). Y para poner distancia con las cabezas ha pintado, eso sí, los techos de vigas en color blanco. 

Sofá y butacas, diseño de Sube Interiorismo, realizados a medida en Tapicería Deco Lur Sofá. Mesa de centro, de Ethnicraft. Mesa auxiliar, en Bazar Decoración. 
00516821 salón pintado en azul grisáceo

2.

Un azul grisáceo en contraste con los muebles claros

Otra opción recomendable para alejar las paredes y agrandar, en consecuencia, el salón es emplear un azul grisáceo que le dé a la estancia un toque elegante. Este de la imagen es un proyecto de la interiorista Paula Duarte que sugiere "pintar las paredes en un tono de contraste con los muebles para no tener un espacio demasiado vacío".

Butaca de cuero y mesa de centro, de Cidón. Sofá, de Gloss & Raffles. Alfombra, de Tailak. 
Ideas para decorar la cocina con estores.

3.

Estores para cocinas originales

Y hablando de atrevimiento... fíjate en este modelo estampado. Los estores con color infunden dinamismo y alegría a las cocinas. La interiorista Dafne Vijande ha elegido aquí unos estores de algodón de diseño geométrico, originales y atrevidos, en el mismo color azul intenso que la isla. Un guiño fresco que contrasta con una cocina dominada por un gris suave. 

Si en lugar de estores prefieres cortinas, los modelos Mallorrquin y Takayla son cortinas para cocina de Leroy Merlin, en algodón traslúcido, con ollaos y estampado geométrico muy similar al de este proyecto.

Mobiliario, de Cocinas Castro. Grifería, de Roca. Campana, de Bosch. Horno, de Samsung. Lámparas de techo, de Pooky. 
00511429 salón en azul

4.

¿Qué sofá poner si la pared es oscura?

Por la misma regla de tres del anterior punto, si decides pintar o empapelar las paredes en un tono intenso, entonces el sofá deberá ser de un tapizado claro. Y aquí, si que conviene no saltarse la regla a la torera sino quieres recargar tu salón. 

La interiorista Begoña Susaeta empapeló (sí, es papel aunque parezca pintura) este salón con un azul Bilbao y eligió para amueblarlo un sofá blanco. En las butacas hizo un guiño a las paredes decantándose por estos modelos lisos por el lado del asiento y de cuadritos por detrás.

Sofá y butacas, diseño de Sube Interiorismo, realizados a medida en Tapicería Deco Lur Sofá. Mesa de centro, de Ethnicraft. Mesa auxiliar, en Bazar Decoración. 
00516821 Paleta de colores

5.

¿Qué colores has elegido?

¿Has pintado una pared del salón en un color llamativo? En ella se concentrarán todas las miradas. Ese era tu objetivo, ¿no? Que no dejara a nadie indiferente. Posiblemente, a tu invitado le invadirá una sensación de envidia sana. Se preguntará porque a él le cuesta tanto decidirse a utilizar determinados colores y tratará de averiguar qué buscabas al elegir ese tono en particular: sosiego, dinamismo, frescura...

En este salón, la interiorista Paula Duarte actualizó sus paredes pintándolas de un poderoso azul, capaz de refrescar el ambiente.

Butaca de cuero y mesa de centro de Cidón, sofá de Gloss & Raffles y alfombra de Tailak.
Cómo decorar dormitorios de matrimonio en azul y verde.

6.

Verde y azul, dos colores de tendencia para decorar el dormitorio

Si quieres un dormitorio de matrimonio moderno, a la última; incorpora esta temporada uno de estos dos colores: azul o verde. Son casi los nuevos neutros. Además, son muy apropiados para este ambiente de la casa porque resultan refrescantes, relajados y evocan los paisajes naturales. 

Cabecero de TC Collection, papel pintado de Gastón y Daniela, cómoda de Crisal, espejo de Maisons du Monde y lámparas de Zara Home.
De qué color chalk paint pintar un mueble: una cocina en Chalk Paint Vintage Clear Clouds.

7.

Muebles de cocina también en azul grisáceo

Atreverse con el color, sin duda, garantiza un ambiente personal y único. ¿Crees que el azul es solo para ambientes marineros? Nada más lejos de la realidad. La variedad de azules tiene connotaciones bien diferentes. Pero destaca su frescura. En un mueble de baño quedará perfecto o en una cocina como esta, en la que los muebles lucen este color, coordinado con la estructura de acceso al espacio. Toma nota de este azul con matiz grisáceo: Chalk Paint Vintage Clear Clouds. El bote de 1 l tiene un PRECIO de 34,95 €.

Comprar

Mesa y sillas de Becara y papel pintado de Leroy Merlin.
De qué color chalk paint pintar un mueble: una alacena en Satinado Turquesa Vivo.

8.

Colores atrevidos para las vitrinas, alacenas y cómodas recuperadas

En realidad, las alacenas admiten cualquier color llamativo, sobre todo si se trata de piezas recuperadas que destacan por su diseño y que se incorporan a la decoración para levantar un conjunto más neutro. El Amarillo Tostado de Chalk Paint nos encanta para los atrevidos. Mate Mimosa o Mate Indian Sand para los que quieres amarillo pero suavizado. Este azul tiene fuerza. Cópialo con Satinado Turquesa Vivo. El bote de 1 l tiene un PRECIO de 48,95 €. 

Comprar

De qué color chalk paint pintar un mueble: una alacena en Velvet Naútico.

9.

Una alacena en azul naútico

La archiconocida pintura Chalk Paint o pintura a la tiza tiene mil usos y es gracias a los tipos de pinturas, a su variedad de aplicaciones sobre superficies diferentes y a esa carta de colores que inspira. Y hay colores que parecen "hechos" para muebles concretos. Como esta alacena en un azul náutico elegante y refrescante al mismo tiempo. ¿Quieres dar una nueva vida a la tuya? Está muy relacionado este tono con la sensación de calma y bienestar. Quédate con el nombre: Velvet Naútico de Chalk Paint. El bote de 2,5 l tiene un PRECIO de 69,95 €.

Comprar

Mesa, sillas, alacena y lámparas de Maisons du Monde.
De qué color chalk paint pintar un mueble: un mueble en Chalk Paint Casablanca.

10.

Nueva vida a cualquier mueble de madera oscura

Vintage Casablanca es perfecto para actualizar ese mueble recuperado de madera oscura. Un diseño con historia y encanto que en tu casa quedaría demasiado marcado, pero que se transformará por completo con un tono blanco Chalk Paint como Casablanca, un blanco medio, entre el Bright White y el Blanco Antiguo. ¡Cómo destaca aquí entre paredes de tono intenso! El bote de 1 l satinado tiene un PRECIO de 48,95 €.

Comprar

Mesa de Punt Mobles, sillas de Ian Manki tapizadas con tela de Gancedo, lámpara de techo de Secto Design en Susaeta Iluminación.
Espejo decorativo redondo fabricado a mano sobre chimenea.

11.

6. Espejos artesanos para simular el estilo étnico

Tótems sagrados, jarrones de la suerte, alfombras y espejos artesanos... son portavoces de la historia. Empléalos en pequeñas dosis, si quieres darle a una estancia un toque exótico. Como ha hecho en este salón la interiorista Dafne Vijande con ese espectacular espejo trabajado a mano. Colocado sobre la chimenea le imprime protagonismo.

Butaca modelo Porto, de El Corte Inglés. Sofás, de Ikea retapizados. Mesa auxiliar, de Crisal. Alfombra, de Leroy Merlin. 
Cómo decorar una cocina azul.

12.

Una moderna cocina azul

Nos encanta esta moderna cocina azul, perfecta para un piso de ciudad. Actual, práctica y con todas las comodidades, gracias a la ventana y a un acertadísimo uso del color, puede presumir de unos muebles de color azul oscuro que no oscurecen, para nada, el espacio. De hecho, es gracias a las paredes, encimera y antepecho blancos, así como a los detalles en madera, que ayudan a dar calidez, que el resultado es contemporáneo a la par que elegante. 

Mobiliario, diseño de Egue y Seta, realizados por Disseny9 Evo. Mesa, de IKEA. Sillas de Bones Idees. 
Cómo decorar una cocina azul.

13.

Una cocina con los electrodomésticos en azul

Otra opción, muy personal, para llevar el azul a tu cocina es hacerlo mediante los electrodomésticos. En esta cocina rústica, son la campana y la cocina bilbaína las que presumen de un llamativo color azul que da personalidad al espacio. Y contrasta a la perfección con el beige con matices amarillos de paredes y muebles, aportando calidez sin perder amplitud ni luminosidad. 

Mobiliario, a medida. Encimera, de Silestone. Taburetes, de Gla Empordá. 
Cómo decorar una cocina azul.

14.

Una refrescante cocina azul

No solo las fibras naturales de esta cocina invitan al verano, también el refrescante color azul grisáceo de los muebles son una llamada al relax y el descanso. Para darle el toque más rústico, además de las ya mencionadas fibras presentes en el office a través de la lámpara y las sillas, tanto las paredes como la encimera están revestidas con microcemento de color beige, que ayuda a subir la temperatura del azul.  

Mesa y armarios de cocina de Grup Escrivá Interiors, silla de House Doctor, lámparas de techo de D'Arrels y pavimento de cemento pulido
Cómo decorar una cocina azul.

15.

Renueva tu cocina y ¡píntala de azul!

Si no quieres reformar la cocina, pero estás deseando concederle una nueva imagen, prueba a pintar los muebles de un llamativo color azul. Con una mano de pintura, conseguirás concederle un aspecto renovado y actual, incluso si los muebles son de estilo clásico. ¡Parecerá otra!

Mobiliario, Ibirrinaga Cocinas y Baños. Encimera, de Dekton. Sillas, en Crisol. Pavimento cerámico que imita la madera, modelo Starwook de Porcelanosa Grupo. 
Cómo decorar una cocina azul.

16.

Una cocina azul en un piso urbano

Aunque pueda parecerte que el color azul solo encaja en cocinas de campo o rústicas, los pisos urbanos también saben presumir de una elegante cocina azul sin ningún tipo de complejo. Para hacerla más luminosa, se ha renunciado a los armarios altos –a excepción de un vajillero en la zona de aguas– y se ha elegido el blanco para dar contraste y conceder amplitud.   

Mobiliario, de DM lacado, diseño del Estudio de Teresa Olea.
cocina-con-frente-decorado 00508556

17.

Con un personal frente de azulejos

El antepecho de la cocina es un recurso perfecto para darle personalidad. Cierto que ahora hay materiales que conceden todo tipo de acabados (cuarzo sinterizado, resinas, porcelánicos, etc.), los azulejos son siempre una opción que concede mucha personalización. Así que si quieres una cocina azul, pero no en los muebles, prueba a elegir un modelo de azulejos con un estampado alegre y colorista, como el que eligieron Mireia Torruella y Júlia Brunet Interiorisme para esta cocina abierta

Muebles realizados por Sistema MIdi de MD, lámpara de Parachilna, aplique de DWC Edition en Idees Disseny y antepecho de baldosas artesanales en Idees Disseny.
Cómo decorar una cocina azul.

18.

Cocina blanca, pared azul

¿Que te encanta el azul, pero no te atreves con los muebles? ¡Destínalo a las paredes! Si, además, te decantas por un azul petróleo, quedará genial con una cocina blanca como esta, en la que el contraste está asegurado y el color muy presente.  

Mesa de centro, de Ethnicraft. Butaca, diseño de Sube Interiorismo, realizada a medida por Tapicería Deco Lur y tapizada con tela de Gancedo. Península a modo de office, diseño de Sube Interiorismo.
Cómo decorar una cocina azul.

19.

Una gran cocina azul con office, también en azul

En este txoko del País Vasco todo rezuma tranquilidad gracias al agradable color azul con el que se han pintado los muebles. ¡Y no solo los muebles! La interiorista Begoña Susaeta, de Sube Interiorismo, lo eligió también para las sillas, la lámpara y hasta las vitrinas a medida, que regalan muchísimo almacenaje. Como contraste, se ha combinado con el color mostaza en la ropa de mesa, que aporta vitalidad y revigoriza el espacio. 

Mobiliario, modelo Época, de Santos Estudio Bilbao con tiradores de Formani. Encimera y antepecho, de Laminam. Pavimento cerámico, modelo Decor Montauk, de Hamptons, en Bilbu, y pavimento laminado de roble Atacama, de Meister. Mesa, de Ondarreta. Sillas, de Vergés, en Palmira. Lámparas de techo, de Lux Cambra. 
Cómo decorar una cocina azul.

20.

Una cocina azul con papel pintado

Una opción para dejar que una cocina azul se luzca es prescindir de los muebles altos en favor del estilo. En este caso, el antepecho se ha revestido con los tradicionales azulejos tipo metro, luminosos y fáciles de limpiar; mientras que la parte superior de la cocina, donde deberían ir los muebles, se ha decorado con un papel pintado con delicados motivos botánicos, dándole un carácter campestre y más relajado.   

Papel pintado, de Leroy Merlin. Fregadero y grifería, de IKEA.
Cómo decorar una cocina azul.

21.

Una clásica cocina en color azul

En esta cocina de estilo clásico, el azul es el principal protagonista. Presente en todos los frentes de la cocina, contrasta con el blanco presente en el resto de la cocina, regalando luminosidad y amplitud. Desde las paredes a la encimera, pasando por la isla de la cocina y hasta la lámpara de techo que ilumina la superficie. 

Proyecto de Sieline realizado con mobiliario, modelo Época, de Santos. Encimera, de Silestone. Sillas de bambú, de La Bisbal.
Cómo decorar una cocina azul.

22.

Una personalísima isla azul

¿No te atreves a elegir todo el mobiliario de la cocina en azul? Inspírate en esta idea y resérvalo solo para una zona. Aquí se ha optado solo por la isla central, cuyo mobiliario se ha elegido de un azul añil profundo, sobrio y elegante. Junto a los muebles de color gris, se crea un interesante contraste. Para darle personalidad, se ha colocado un estor con estampado ikat de color blanco y azul.   

Muebles de cocina de Cocinas Castro, grifería de Roca, campana de Bosch, horno de Samsung y lámparas de techo de Pooky.
Casas en el bosque. Comedor de color azul junto a la cocina.

23.

Un comedor de aire provenzal en azul grisáceo

Integrado en la cocina, el comedor enamora. Por ese papel pintado vegetal y por este azul grisáceo provenzal que da mucho encanto y carácter al espacio. El mueble tipo alacena permite tener a mano todo el menaje de diario. ¿Quieres ver el resto de la casa?

Mesa y sillas de Becara. Papel pintado de Leroy Merlin. 
Casas en el bosque. Dormitorio campestre con papel pintado.

24.

Un dormitorio campestre y delicado

El dormitorio de Lorenzo es sereno, delicado y con un aire campestre, con este papel pintado de flores. El blanco se impone en el mobiliario, mientras que las notas de color, de este azul pastel, las pone el papel pintado y la ropa de cama. No te pierdas la casa al detalle

Cama y sillas de IKEA. 
Baño pequeño con ducha decorado en azul 00408100

25.

Un mini baño azul muy bien aprovechado

En este mini baño, el plato de ducha duplica visualmente el espacio gracias al color blanco que también protagonizan los azulejos tipo metro. Con los pocos centímetros que quedan hasta el inodoro, optar por una bañera sería, sin duda, un error. Para darle personalidad, el revestimiento del resto del baño luce un estampado geométrico muy personal, aunque solo hasta media altura para que no resulte recargado. 

Mueble bajolavabo, diseñado y realizado por la decoradora Gemma Gallego. Grifería, de Bossini-Cristina. Baldosas, de Azul Acocsa.
00527599

26.

Se queda: el papel pintado

En 2022 el papel pintado en el baño continúa estando de la más rabiosa actualidad. Aunque pasen años o décadas, no pierde ni una pizca de interés y eso se explica por su enorme potencial para decorar cualquier rincón. El cuarto de baño no es una excepción, aunque aquí deberás utilizar papel vinílico, capaz de resistir las salpicaduras de agua y la humedad.

Mueble bajolavabo diseño del interiorista Pablo González. Espejos de Zara Home. Papel pintado de Leroy Merlin. Cestos de Maisons du Monde.
Dormitorio de piso moderno de 80 m2

27.

Un dormitorio blanco con toques retro y de color

El blanco es el mejor aliado de pocos metros, pero debe saber acompañarse si no queremos que la atmósfera quede fría o demasiado plana. Y aquí, la arquitecta lo vistió con detalles retro, en la línea del resto del piso, y toques cuidados de color, con este azul petróleo presente en el cabecero tapizado en terciopelo, los apliques y el puff. ¡Qué estiloso! 

El cabecero, los apliques, el puf y la mesilla son de Rue Vintage 74.

Salón después de reforma en blanco con dos butacas azules 00530253

28.

Después: dos butacas en lugar de un sofá

El estar se veía demasiado recargado con tres sofás, que tampoco eran necesarios. Por eso la estilista decidió reemplazar uno de los sofás por dos butacas, más ligeras y versátiles, porque dan más juego al poder moverlas. De terciopelo azul, contrastan con la base neutra del salón y le dan un toque de elegancia. Descubre la transformación de este salón, paso a paso

Dormitorio pequeño con paredes azul celeste 00507307

29.

Se va: paredes en azul

Durante mucho tiempo el color azul ha sido un tono estrella en el dormitorio. Es una tonalidad fría que favorece el descanso, por lo que se ha utilizado con mucha frecuencia para decorar las paredes, así como para la ropa de cama. Sin embargo, este año el azul no será un color muy demandado, sino que será sustituido por el gris y los tonos neutros.

Lámpara, de Ligth&Living. 
Cocina grande en azul con zona de comedor separada por una chimenea de piedra 00523118

30.

3. Una súper cocina con comedor en un personalísimo azul

De esta gran cocina lo primero que llama la atención es su color, este azul agua marina que le da personalidad y encanto sin restar luz. Además, se lleva muy bien con la madera y la piedra y ofrece un punto muy actual y alegre. La chimenea sirve de separación entre la zona de cocina y la de comedor, pensado para grandes reuniones familiares. 

Mobiliario de Santos con diseño de la decoradora Begoña Susaeta, de Sube Interiorismo. 
00489198

31.

Vigas de madera con look marinero

¿Vives en un sitio de costa o simplemente quieres replicar ese ambiente en tu casa? Fíjate en este dormitorio diseñado por Dara Díaz. Las vigas de madera modernas se pintaron en un color azul, a juego con la carpintería y la ropa de cama. La combinación con el blanco de las paredes da como resultado una estancia luminosa y súper refrescante. ¿A qué te gusta?

Cabecero realizado a medida por Nice Home Barcelona. Mesita de noche, de Cottage Little House. Banqueta, en La Maison.

 

00470671

32.

Blanco + azul para sofisticar una zona

¿Quieres que tu comedor no deje indiferente a nadie? Copia la atrevida propuesta de la interiorista Miriam Barrio: pintar todas sus paredes (y el techo) de un azul intenso. Mientras, el salón —con el que se comunica— conserva su blanco inmaculado. Con estas paredes bicolor consigues primero, convertir el comedor en un lugar glamuroso y segundo, llamar la atención del salón que ahora aparece más luminoso.

Mesa realizada a medida por Indecoba. Sillas modelo In Between Ski, en Doméstico Shop. Lámpara de techo, de Borgia Conti. 
Salón blanco con sofá azul 00543076

33.

6. Blanco, azul y toques dorados: sofisticación atemporal

Este trío cromático es el que se ha empleado para decorar este salón. El blanco, que tiñe paredes y cortinas, sirve de luminosa base y de color dominante, mientras que el azul sería el color secundario, y el dorado, presente en algunas piezas de mobiliario y complementos sería el de acento y que aporta este matiz estiloso y más chic. También en la alfombra, de efecto desgastado, encontramos toques de azul y rosa, presente en los cojines decorativos. 

Sofás, butaca y mesa de centro, de El Corte Inglés. 
Salón de verano en blanco y azul 00541692

34.

4. Un salón mediterráneo en blanco y azul

El blanco y el azul son los dos colores que dominan en este salón de sabor mediterráneo, donde se ha apostado por el blanco como base –lo vemos en cortinas, estores, paredes e incluso el suelo–, mientras que el azul colorea y suma personalidad al espacio. 

Puf a modo de mesa de centro tapizado con tela Odeon de Ian Mankin. Sofá, de Tapicería Orial. Butaca, modelo Farlov, de IKEA, con funda confeccionada por Gancedo con tela Oxford de Ian Mankin. Lámpara de pe, de Coton et Bois y pantalla de Gancedo. Jarrones de rayas, de Sacum.
Detalle de butaca a rayas y cojines en sofá 00541688

35.

¡Rayas a tutiplén!

Además del juego de blanco y azul, la decoradora Verónica Mimoun se ha atrevido con las rayas para vestir este salón. Las vemos en la butaca, el puff y la lámpara, pero también en todos los cojines decorativos, que las combinan verticales, horizontales y de diferentes grosores. Una apuesta atrevida, ¡pero que funciona! 

cojin-morado-color-pantone-very-peri-00359587_O.jpg

36.

Very Peri: vida, alegría y dinamismo

Según el Pantone Color Institute, este color violeta, una tonalidad azul fusionada con un rojo violáceo, predominará en el mundo de la moda y el diseño de interiores en 2022. Así que, como seguro que, tarde o temprano, acabas llevando a casa algún que otro complemento en este color, mejor que tengas en cuenta con qué otros colores queda bien: negro, blanco, fucsia, tonos tierra y gris. ¡Incluso el amarillo!

00521166

37.

La gama de los azules

El azul es uno de los colores más utilizados en la decoración de interiores. Y en 2022, las tonalidades azules también serán tendencia. En las paredes, se llevan los tonos suaves y apagados como el Aire Fresco –elegido color del año 2022 por la firma Bruguer– o los azules grisáceos, perfectos para lograr atmósferas serenas.

Si las paredes de tu casa son blancas, introduce el azul a través de los muebles y complementos. Juega con tonalidades oscuras, como el marino, el azul navy o el índigo, y conseguirás un ambiente con una fuerza y una elegancia sorprendentes.

Cabecero con tela Andes azul de Gancedo. Mesita, pie de lámpara y cuadros de Little House. Pantalla de lámpara Naniwa de Gancedo.
salon-con-pared-azul-00500582 969c9843 2000x1471

38.

Contrastes que lo dicen todo

Para lograr espacios dinámicos y que despierten interés es importante crear contrastes marcados. Como el que consigues si pintas una pared del salón con un color mucho más oscuro que el resto. Esto es lo que han hecho en el ambiente de la foto, en el que el azul petroleo intenso se convierte en el centro de todas las miradas.

Sofá azul de Asunción Latorre. Mesas de centro y sofá gris diseño de Natalia Gómez Angelats.
00527797

39.

Recupera el papel pintado de aire campero

Con diseño floral en una tonalidad azul sobre fondo blanco, este papel pintado es perfecto para decorar la pared del cabecero en un dormitorio de aire romántico. Es un recurso que no falla en cualquier ambiente y, además, la diversidad de diseños, estilos y estampados es infinita.

Papel pintado de Cole&Son.
pared de cuarto de baño con azulejos en espiga-00523149_O

40.

Los pequeños, también

Piezas cerámicas pequeñas de diferentes formas (hexágonos, triángulos, rectángulos…) te ayudarán a sacar partido al enorme potencial decorativo de las paredes, siempre que juegues con la forma de colocar las baldosas para crear atractivos efectos visuales. ¿Te gustan estos formatos? Pues se llevan en tonos azules, rosas y amarillos, en brillo y mate.

Azulejos modelo Opal, de Cifre Cerámica.
salon-suelo-madera-clara-y-pared-pintada-en-color-azul-00511444 O

41.

Empapela todas las paredes de un color liso e intenso

Si eres más atrevida y quieres darle un cambio radical a tu salón, haz como Begoña Susaeta en este proyecto: viste todas las paredes de un color llamativo. ¿Qué tal un azul intenso? Desde luego no dejará indiferente a nadie. Crearás una atmósfera fresca y envolvente. Y sí, aunque te parezca pintura, es un papel pintado en un color muy, muy especial. Resulta tan poderoso que lo mejor es dejarlo tal cual sin que nada le quite protagonismo.

Sofá y butacas, diseño de Sube Interiorismo, realizados a medida en Tapicería Deco Lur Sofá. Mesa de centro, de Ethnicraft. Mesa auxiliar, en Bazar Decoración. 
50 trucos de limpieza horno 00470672

42.

Pinta las paredes

En las paredes que quedan libres de muebles puede estar la solución al nuevo look que buscas para tu cocina. Píntalas en un color que contraste con el del mobiliario y ya verás qué cambio. Apunta: con tonos intensos como el azul marino, el burdeos o el gris oscuro, la decoración ganará en carácter.

Mobiliario, realizado a medida, por Indecoba. Encimera, de Neolith.
colgadores-entrada 00368507 O

43.

En azul y blanco

La combinación entre azul pálido y blanco es el rasgo que define este cálido recibidor. Un banco sencillo equipado con una colchoneta y unos colgadores en la pared son los elementos que lo decoran. Los ganchos son tres, de hierro pintados, y están numerados.

Colgadores de Deco&Co. Colchoneta de Nature Casa.
00445862 O

44.

Para el cuarto de los niños

¿Quieres que tus hijos sean más ordenados? Entonces facilítales las soluciones de almacenaje que son necesarias en cualquier habitación infantil para que sean capaces de ordenar sus cosas, desde la mochila hasta el calzado. Como este mueble perchero con banco incorporado que, si bien no es un modelo de pared, resulta perfecto cuando quieres evitar colgar elementos y hacer agujeros (en casas de alquiler, por ejemplo).

Mueble perchero con banco de Petit Armari. Papel pintado de Coordonné.
Cocina grande con isla azul 00536810

45.

Una cocina muy generosa en gris y azul

Todo lo que tiene esta cocina de amplia lo tiene de acogedora. Y es que precisamente para que no quedara demasiado desangelada se ha jugado con el gris en el mobiliario perimetral y se ha reservado un azul grisáceo para la gran isla central, que llena de energía y personalidad esta cocina. Un azul que se repite en los motivos del estor. 

Muebles de Cocinas Castro. 

Dormitorio pequeño con paredes pintadas en color azul aguamarina 00511437

46.

Azul aguamarina: calma para descansar

Los colores de la naturaleza siempre suponen un acierto en los dormitorios. El azul aguamarina es perfecto para crear ambientes calmados. ¿Quién no querría dormir en una habitación que le recordase al mar? 

Cabecero, diseño de Sube Interiorismo, con tela de Sette.
Dormitorio en azul con cabecero de madera 00528781

47.

Gris azulado: actual y muy invernal

Entre el gris y el azul, este tono da como resultado dormitorios muy actuales. Nuestra recomendación es que lo combines con muebles y elementos de madera para añadir calidez, como por ejemplo, el cabecero. 

Aparador de Luzio y banqueta de Crearte Collection.
salon-reforma-de-verano-00531444 O

48.

Azul, un color de temporada

Los azules que aparecen este otoño-invierno son los profundos e intensos. Azul noche como color elegante. En tejidos como terciopelo son lo más luxury. Pero combinados con madera y colores crudo el resultado en hogareño. Si tomamos como referencia la carta RAL, los azules a considerar serían 5019, 5005, 5007 y 5009.

Sofá Albert de Atemporal, mesa de centro de Tot Interiors, taburete de lEt's Pause y butacas de ratán en Miv Interiores.
Cómo pintar tu dormitorio con colores relajantes 00499082

49.

Azul grisáceo, pura elegancia

Personal, interesante, sereno y muy elegante. Así es este dormitorio decorado por Natalia Zubizarreta y es en parte por el color azul grisáceo de la pared del cabecero. Un tono intenso que, sin embargo, no aporta estridencia alguna. Más bien al contrario, transmite serenidad y relajación. Puedes utilizarlo únicamente en la pared del cabecero (igual que en la imagen), aunque no resta demasiada luz ni resulta pesado. Para acertar, acompáñalo de colores neutros: blanco, beige, gris claro, etc.

Cabecero de Las Marystrastos. Butaca de Maisons du Monde.
 
 
Cómo pintar tu dormitorio con colores relajantes 00507307

50.

Azul celeste, calma y serenidad

Si hay un color frío especialmente adecuado para pintar las paredes del dormitorio para fomentar el descanso es, sin duda, el azul. Es el tono por excelencia que transmite más calma, y sobre todo en sus versiones más claras y luminosas, como el azul celeste de este dormitorio decorado por Dara Díaz. Un acierto seguro, especialmente si eliges muebles y ropa de cama de color blanco.

Lámpara de Light&Living.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?