PIZZA

¿Por qué no deberías cortar la pizza en porciones para comerla?

El plato típico italiano que ha conseguido conquistar al mundo entero es, sin duda, la pizza. ¿Quién se puede resistir a compartir un trozo con amigos o familia? Pues resulta que cortar la pizza en porciones es un error que la gran mayoría cometemos. ¡Descubre los motivos y disfruta el doble de su sabor!

Mireia Noguer Actualizado a

Pizza casera - 00486216

¿Qué haría el mundo sin pizza? Un alimento que consigue satisfacer hasta el paladar más exigente. Grandes, pequeñas, redondas, cuadradas, gruesas o finas... Existen de todos los tamaños, formas y sabores. Se trata del plato ideal para compartir con amigos o familia, ya sea en casa o en restaurantes especializados. Así, comer la pizza a trozos se ha vuelto prácticamente una tradición. Pues resulta que degustarla en porciones triangulares no es la mejor forma de hacerlo según Enzo Coccia, el conocido cocinero napolitano.

9 errores al cocinar que arruinan tus platos

¡Toma nota!

9 errores al cocinar que arruinan tus platos

¿Por qué no hay que comer la pizza en porciones?

Desde sus inicios, la pizza se ha comido andando por la calle y con las manos. Eso de comerla con cubiertos es una incorporación reciente que, a la opinión de muchos, estropea su sentido tradicional. ¡Con las manos y andando! Pero esto tampoco significa que se deba comer a trozos, sino que la forma por excelencia es doblarla o plegarla en cuatro partes. Las pizzas napolitanas son más finas y llevan pocos ingredientes, por lo que es más fácil de ingerir de forma individual y doblada.

Una técnica que se conoce como "portafoglio" y consiste en doblar la pizza en cuatro: primero a la mitad y después volverla a doblar otra vez por la mitad de manera que queda en forma de triángulo.

Pizzas de diferentes sabores - 00486203

Ventajas de comer la pizza "a portafoglio"

Aunque puede parecer una tontería, comer la pizza siguiendo este método hace que el placer sea aún mayor. Te contamos los beneficios:

  • Tomate en el centro. Doblar la pizza hace que el tomate quede en el centro por lo que no se derrama por los lados. Así, evitamos las manchas indeseadas en nuestra ropa.
  • Ingredientes en su sitio. Además, hace que los ingredientes se queden en su lugar y no se caigan, aprovechando al máximo su sabor.
  • Mayor sabor. Con la pizza en porciones los ingredientes suelen ir cayendo a medida que vamos comiendo haciendo que en algún momento nos encontramos degustando solo la masa.
  • De menos a más. Al doblar la pizza hace que empezamos a comer la pizza por los bordes hasta llegar al medio, evitando quemaduras con los ingredientes más calientes que suelen estar en el medio.

Ahora bien, esta técnica solo es válida para las pizzas que sean suficientemente finas. Es decir, la pizza tradicional napolitana dado que cuando la masa es más gruesa doblarla es imposible. Lo mismo sucede si recargamos la masa con muchos ingredientes: tampoco va a ser posible aplicarla. O, al menos, no lo es con los beneficios que os hemos explicado.

pizza-sana-saludable-00509222

La receta de la auténtica pizza napolitana

Tanta es su popularidad, que la pizza napolitana ya cuenta con su certificado de ETG (Especialidad Tradicional Garantizada), un título que le ha sido concedido por la Unión Europea. En España, el jamón serrano también lo tiene. De esta manera, los italianos marcan la diferencia y la distinguen de las imitaciones que, en la actualidad, están presentes en todo el mundo.

La realidad es que solo existen dos tipos de variedades napolitanas:

  • La pizza marinera. Elaborada con tomate, ajo y orégano.
  • La pizza margarita. Compuesta por queso mozzarella y albahaca fresca.

Pero no solo es cuestión de los alimentos que la componen, sino que hay otras características que son esenciales tales como:

  • Diámetro. La pizza para que sea perfecta tiene que tener 35 cm, con un borde realzado de unos 2 cm.
  • Masa. Su peso debe estar entre los 180 y los 250 gramos.
  • Espesor de la masa. No puede ser superior a los 0,4 cm.
Masa de pizza -0047829

Un producto que, sin duda, es una verdadera delicia. Y, aunque muchos la asociamos con la idea de fast-food, la realidad es bien distinta. El Ministerio de Agricultura del gobierno italiano se ha encargado de especificar que se elabora de un modo y preciso, lo que lo convierte en un producto sano. De hecho, no debería aportar más de 188 calorías por cada 100 gramos de producto. Claro está que todo depende de la forma en la que la elaboremos y los ingredientes que añadamos. ¡Buen provecho!

Pizza exprés de pan de molde

CENAS LOW COST

Pizza exprés de pan de molde

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?