Isabel y su marido buscaban piso en el centro de Madrid. Pero esta casa les tenía reservados otros planes... "Di con ella por casualidad, en una web inmobiliaria... y me enamoré. De inmediato le mandé un mail a mi marido con solo una frase: la casa de mis sueños". Y aunque Isabel y su marido solo habían visto un par de pisos, no lo dudaron: "Esta era una casa para toda la vida", recuerda la propietaria. Y así ha sido. Cuando se mudaron eran solo dos, ¡y ahora ya son cuatro! 

10 /11

1.

Una casa inspirada en una ciudad jardín inglesa

Recibidor de casa centenaria con aparador y vistas a la puerta de calle

Esta casa tiene historia. Y se nota con solo poner un pie en el recibidor. Y es que pertenece a una colonia de viviendas unifamiliares inspiradas en la ciudad jardín inglesa de Ebenezer Howard. La casa de Isabel, que está situada a un paso del centro de Madrid, es de 1950 y, como el resto de la colonia, está protegida, por lo que en su rehabilitación se ha respetado al máximo su historia. 

Aparador de herencia. Alfombra de sisal con ribete de loneta de KP. Tarima de madera de roble recuperada y teñida.

2.

La propietaria y la arquitecta, en el recibidor de la casa

Propietaria y arquitecta, teresa Olea

La arquitecta Teresa Olea se encargó de reformar y rehabilitar con sumo detalle los elementos originales de esta casa protegida. 

3.

Un aseo "oculto" debajo de la escalera

recibidor con baño debajo de la escalera 00500713

"Una de las cosas que más me gusta de esta casa es que, siendo grande, no lo parece, porque tiene mucho recovecos y rinconcitos, como el aseo debajo de la escalera, que decidí mantener", recuerda Isabel. También de origen es la escalera, muy majestuosa, y la preciosa barandilla, aunque con la reforma se rehabilitó.

4.

Un salón con una boiserie y una chimenea recuperadas

Salón con chimenea y librería con molduras

La librería tipo boiserie también es de origen, lo mismo que la embocadura de la chimenea, que es de granito, la tarima de la planta principal y parte del arrimadero que viste todos los espacios, “que se pintó de un gris verdoso moderno, que a su vez es cálido y con un matiz romántico”, asegura la arquitecta Teresa Olea.

Librerías restauradas por el estudio de Teresa Olea, lo mismo que la chimenea, con embocadura de granito. Chaise longue de Becara y plaid rosa de Rue Vintage 74.

5.

Un comedor visualmente recogido

comedor con arrimadero de color verde grisáceo 00500705

El comedor, integrado en el salón, se reservó para un recoveco justo delante de la cocina, así se ve más recogido e íntimo. La mesa redonda y el arrimadero, que parece envolver este espacio, también contribuye a ello. 

Mesa de Batavia y sillas de Rue Vintage 74. 

6.

Una cocina azul muy british

Cocina azul con isla y zona de barra

Isabel nos confiesa que la cocina, de un azul marino, fue el capricho de su marido: "Le gusta mucho cocinar y quería una cocina con un look ‘country’ inglés", recuerda. Una cocina, además, que se ha hecho de manera artesanal por un ebanista, muy en sintonía con el look tan auténtico que respira toda la casa.

Muebles de DM lacados azul marino, diseño del estudio de Teresa Olea. Taburetes y estantes de Ikea.

7.

Una isla adosada a la pared con una zona de desayunos

Cocina azul con isla adosada con zona de barra

Se aprovechó un tramo de pared libre con una completa isla adosada que, además de regalar espacio de almacenaje extra y zona de trabajo, sirve de cómoda barra de desayunos.

8.

Un dormitorio suite con vestidor y zona de despacho

Dormitorio con armarios con molduras y zona de despacho 00500710

El dormitorio principal es amplio y completísimo. Además de integrar el baño, cuenta con un vestidor con mucho encanto y una zona de despacho. "Conservamos los armarios, pintados a juego con la carpintería, porque contrasta con el blanco y suma calidez", recuerda Teresa.

Armarios de origen restaurados a juego con la carpintería de la casa. Alfombra de Becara.

9.

Un dormitorio acogedor y muy sereno

Dormitorio con cabecero tapizado en capitoné XL

La zona de descanso del dormitorio es sobria y con las piezas básicas, y la base cromática repite los tonos que se imponen en toda la casa: el blanco y ese gris verdoso presente en la carpintería. 

Cabecero de Ikea y ropa de cama de Zara Home.

10.

Un vestidor en "L" con sabor clásico

Vestidor con armarios con cuarterones en "L" y con cortinillas

Los armarios son uno de los muchos regalos de esta casa. "Ya estaban y quisimos conservarlos porque le dan a la casa un toque muy especial, pero los pintamos a juego con el resto de carpintería", recuerda Teresa. Las cortinillas fruncillas acentúan ese aire clásico. Lo que no pudieron conservar, porque estaba en muy mal estado, fue el pavimento de la segunda planta, pero se eligió uno muy muy similar, para que se no notara la diferencia. 

11.

Un baño con look años 50

Baño con ventana y mueble antiguo blanco

Al baño se le quiso dar un look retro, muy en sintonía con la estética años 50 de la casa, por eso se escogió un mueble antiguo que se equipó con un lavabo de estilo vintage. 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.