CURIOSIDADES

Un grupo de amigas se compra la casa de sus sueños para jubilarse juntas

Un plan perfecto para un retiro dorado: siete amigas de China renuevan una casa de campo para convertirla en una mansión y pasar juntas los mejores años de su vida en un entorno mágico

Amaia Porteiro Actualizado a

casa-amigas-de-china1

casa-amigas-de-china1
Youtube / Yitiao

Lo que empezó como una broma entre 7 amigas que se conocen desde la adolescencia se acabó convirtiendo poco a poco en un proyecto real materializado ahora en una mansión de 7.000 m2 con grandes ventanales de cristal. La idea es irse a vivir juntas al jubilarse cuando cumplan 60 años, porque ¿qué mejor que pasar tu retiro junto a las personas con las que más disfrutas en un entorno hecho a tu medida?

Durante una década, las amigas ahorraron dinero y buscaron un lugar adecuado. Lo encontraron en un pequeño pueblo rural cerca de Cantón, entre el verde y húmedo paisaje de unos arrozales. Como punto de partida, escogieron una ruinosa construcción de tres plantas en ladrillo rojo que ellas se encargaron de transformar en una impresionante torre blanca llena de luz que llega a través de grandes ventanales panorámicos, con una gran terraza acristalada en voladizo desde la que disfrutar de la hora del té y de las increíbles vistas de la naturaleza circundante.

casa-amigas-de-china4

La casa tiene sus espacios comunes en la planta baja, con una gigantesca cocina y comedor en un estilo entre minimalista contemporáneo y rural. Las plantas superiores están ocupadas por las habitaciones privadas cubiertas de tatami, también con cerramientos de cristal de suelo a techo para poder disfrutar de la niebla y los atardeceres desde la cama. Para amueblar su futura residencia, las amigas seleccionaron con exquisito gusto piezas de mobiliario y textiles traídos de Marruecos y la India.

casa-amigas-de-china3
casa-amigas-de-china2

Ya en el exterior, diseñaron una piscina y una pasarela de bambú que lleva hasta un pabellón al aire libre desde donde poder disfrutar también de sus ceremonias del té (al que, como ya habrás adivinado, son grandes aficionadas) en medio de la tranquilidad de los interminables campos de arroz.

Las siete amigas ya planean cómo ocupar su tiempo: cocinar juntas, hacer barbacoas en el campo, cantar, hacer la compra en el pueblo... Medio broma medio en serio dicen que han decidido que cada una desarrollará una habilidad diferente (cocinar, cultivar vegetales, practicar algo de medicina china tradicional, tocar un instrumento...) para evitar discusiones y complementarse en las tareas útiles.

Ahora que como sociedad nos estamos replanteando tantos aspectos de nuestro modo de vida, y especialmente, qué sucederá con nosotros a la edad de la jubilación, quizá no sea mala idea plantearse nuevos modelos como este cohousing senior que, en contraposición al entorno genérico de una residencia, permite la libertad de elegir tu compañía y la posibilidad de poner en práctica todos esos conocimientos de interiorismo y decoración que hemos ido acumulando.

Y tú, ¿lo pondrías en práctica? ¿Cómo sería la casa la casa de tus sueños que compartirías con tus amigas?

Una casa con varios porches y ¡un altillo zen!

Hecha a medida

Una casa con varios porches y ¡un altillo zen!

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?