SÍ AL COLOR

El hada madrina de la decoración

A esta casa le costó un poco aceptar los cambios... pero al final cayó rendida al 'savoir faire' de nuestra estilista Monica Klamburg. Ella le sacó los colores y le descubrió un mundo de texturas. Así, la ha devuelto a la vida

Aceptar los cambios no siempre resulta fácil. Y menos cuando llevas muchos muchos años con un mismo look, como le pasaba a este antiguo piso. Pero en el fondo estaba aburrido. Tan aburrido que se había hasta perdido la ilusión.

Salón pintado en tonos pastel con sofá blanco, mesa de centro de madera con ruedas, butaca y cómoda nórdica, chimenea con cuadros y bols y cojines de suelo

Y entonces llegó ella. La estilista Monica Klamburg entró por la puerta como un soplo de aire fresco, abrió las ventanas y empezó a hacer magia. Poco a poco, detalle a detalle, fue devolviéndolo a la vida. Que si unos cojines por aquí, que si unas plantas por allá, muchas texturas, luz y nuevos colores... Y al fin ¡la alegría ha vuelto a esta casa!

Relacionado con este artículo