MOMENTO RELAX

El zentangle es el nuevo mandala

¿Has hecho alguna vez garabatos mientras te aburrías en clase o hablabas por teléfono? Puede que hayas dibujado un zentangle y tú sin saberlo. Descubre todo sobre este arte relajante y zen a base de patrones hechos a mano

Helena Encinas Actualizado a

Zentangle

¿Qué puede surgir de una pareja en la que ella es una experta en caligrafía y él un instructor de yoga? La respuesta es sencilla: un zentangle. Maria Thomas y Rick Roberts son los creadores de este tipo de dibujo, parecido a los mandalas pero que no tienen nada que ver.

El origen

La idea surgió un día cuando Roberts vio cómo su pareja al trabajar llegaba a tal estado de concentración que parecía que estaba meditando. En ese momento, en 2004, pensaron en un método que aunara ambas disciplinas: la meditación y la creatividad. De ahí nació el zentangle, de la unión de zen y tangle (en inglés es enredo o garabato) y que invita a dibujar patrones dejando volar nuestra imaginación mientras que al mismo tiempo nos relaja.

10 claves para lograr un dormitorio donde relajarte y descansar mejor

PATROCINADO

10 claves para lograr un dormitorio donde relajarte y descansar mejor

Cómo hacer un zentangle

El método es sencillo y no se necesita ser experto en dibujo para crear un zentangle. Se trata de repetir una serie de patrones, círculos, motivos, geometrías.., sobre un papel. Además, no hace falta que compres patrones si no quieres (al contario), porque lo importante es dejar que surja la espontaneidad y creatividad. Los zentangles suelen ser en blanco y negro aunque también puedes hacerlos de colores.

Se parte de un papel en blanco y no se debe tener una objetivo premeditado. Es decir, no se trata de pensar que vas a dibujar o a crear "algo" sino que será la imaginación y la intuición la que te lleve a tu "creación". ¿Cómo? A través de los patrones (los tangles) que se irán repitiendo y combinando para seguir una estructura concreta.

A base de repetir los motivos, la mente entra en un estado meditativo de alta concentración que se equipara a hacer yoga para el cerebro y que resulta muy relajante.

Y es que hacer un zentangle es una manera más de practicar mindfulness que además, ayuda a mejorar la autoestima y la confianza en uno mismo, reduce el estrés y los estados de ansiedad, reduce el insomnio y aumenta la creatividad entre otras muchas cosas.

Materiales para un zentangle

  • Teselas: Cortadas en un tamaño de 9x9 cm. Pueden ser cartulinas o papeles de mejor calidad.
  • Rotulador calibrado: mejor si son de tinta resistente al agua y la luz.
  • Lápiz
  • Difumino

¿Listo para hacer tu propio zentangle? En este vídeo decoran una libreta.

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?