No caigas

Los timos a domicilio más habituales: cómo evitarlos

Revisiones del gas, ofertas de trabajo ficticias, pishing, pharming... En este post desvelamos cuáles son los timos y estafas más habituales para que aprendas a evitarlos y respondas con celeridad

Pablo Ruiz Martínez-Cañavate Actualizado a

llevar-monedas-en-un-viaje-te-ahorra-las-tasas-de-cambio-371227-0227e7d1-adb2b4fe-883x1200 696e6ba3

Aunque las estafas siempre han existido, las nuevas tecnologías se han convertido en un gran aliado para los timadores profesionales, que las emplean tanto para cometer fraudes online como para investigar a sus posibles víctimas. Para no caer en sus redes, nada mejor que estar bien informado y conocer de antemano cómo actúan estos expertos del engaño. Así que toma nota, porque vamos a repasar uno por uno los timos a domicilio (y online) más habituales.

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Qué es una estafa

Cuál es el perfil del timador

Cómo eligen a las víctimas

Los timos a domicilio más habituales

Estafas frecuentes en internet

Qué es una estafa

Según el Código Penal, comete estafa quien, con ánimo de lucro, utiliza el engaño para producir error en otra persona: "induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno". De igual manera, la comete quien: "con ánimo de lucro, y valiéndose de alguna manipulación informática o artificio semejante, consiga la transferencia no consentida de cualquier activo patrimonial en perjuicio de tercero".

Ahora bien, dependerá de la cantidad estafada que el fraude se considere una falta de estafa (si es inferior a los 400 euros) o un delito de estafa (si los supera).

Cuál es el perfil de un timador

  • Son personas con buena presencia, cordiales y seguros de sí mismos
  • Son verdaderos profesionales, motivo por el cual tienen una gran capacidad de persuasión
  • No suelen actuar solos

¿Cómo eligen a sus víctimas?

Si bien es cierto que algunos timos no tienen un objetivo predefinido de partida (como por ejemplo los falsos revisores del gas, que pueden recorrer un bloque de pisos puerta por puerta a la caza de una posible víctima), los estafadores suelen centrar sus esfuerzos en perfiles que, a priori, son más propicios a caer en la trampa.

Por ello, normalmente se decantan por perfiles de personas que pueden no estar al tanto de las normativas vigentes (como turistas recién llegados al país o ancianos que viven solos), así como por individuos que atraviesan un momento vital complicado y que, debido a la desesperación, pueden resultar un blanco fácil (por ejemplo, los desempleados).

Los timos a domicilio más habituales

Ahora que eres consciente de cómo los timadores tratan de aprovecharse de las personas m��s vulnerables, presta atención a las principales estrategias que utilizan:

1. El timo del gas

Es conocido como el timo del gas, aunque también lo realizan falsos revisores del agua, la luz o la línea telefónica. El modus operandi es el siguiente: un supuesto técnico, debidamente uniformado, se presenta en el domicilio sin aviso previo y asegura que ha sido enviado por la empresa suministradora para llevar a cabo una revisión. Si se le permite entrar a la vivienda, hará una pequeña modificación (como cambiar un trozo de la manguera del gas) y exigirá cobrar en el acto la reparación.

Lo que debes saber:

  • No abras nunca la puerta a un supuesto instalador o inspector. Si la empresa lo envía, se pondrá en contacto contigo previamente.
  • Si quieres comprobar que es cierto, antes de abrirle la puerta llama a la compañía y certifica que, efectivamente, lo han enviado.
  • En la mayoría de casos, las reparaciones se pagan mediante las facturas regulares, y no en el acto.

Aquí van otras variantes, también habituales, del timo del gas:

  • El contador. Un técnico asegura que viene a renovar el contador y exige tu firma.
  • Cambio de tarifa. Un supuesto técnico asegura que tu tarifa ha caducado y te solicita una firma o una antigua factura para contratar una nueva tarifa.
  • Cobro de peajes. Un individuo se hace pasar por miembro de alguna entidad local y te asegura que realizando una simple gestión te ahorrarás los peajes que te está cobrando tu compañía eléctrica. Para ello, te solicita alguna factura antigua.

2. El timo del familiar

Esta estafa parte de una investigación previa, normalmente efectuada mediante redes sociales. Por un lado, el timador recopila la máxima información posible sobre una persona (con frecuencia alguien que se encuentra de viaje o viviendo en el extranjero) y, por otro, selecciona a una víctima, que habitualmente es un familiar directo (personas mayores en la mayoría de los casos).

Más tarde, elestafador se presenta en el domicilio de la víctima afirmando ser amigo del familiar en el extranjero y le explica que este ha sufrido un imprevisto -como podría ser un problema con el coche- y que necesita el abono de una cantidad de dinero para solventarlo.

Aunque cuesta creer que alguien caiga en una trampa como esta, los estafadores son verdaderos profesionales y se ganan la confianza de las víctimas aportando detalles de la vida personal del familiar, al cual han investigado previamente.

3. El timo del falso abogado

Es una estafa muy similar a la anterior. En este caso, el timador se hace pasar por un abogado y acude a la vivienda de la víctima asegurando que un familiar ha cometido un falso delito, como puede ser atropellar a una persona que se debate entre la vida y la muerte. Ante una noticia de tal impacto, el estafador aprovecha el estado de shock de la víctima para hacerle creer que la única manera de que pongan en libertad a su familiar es abonando inmediatamente en la comisaría una cantidad de dinero muy elevada.

4. El timo del colchón

El objetivo de esta estafa son las personas mayores. Los timadores se hacen pasar por médicos y se presentan en el domicilio de la víctima ofreciendo una supuesta ganga, como por ejemplo un colchón que alivia los dolores de espalda a un precio muy inferior a su valor real.

Una vez que han conseguido persuadir a las víctimas, piden su abono inmediato o la firma de un contrato que puede implicar el cobro de cuotas desorbitadas durante muchos meses. En ocasiones, los estafadores se ofrecen a llevarse gratuitamente el colchón viejo (para dificultar un cambio de opinión por parte de las víctimas) o a desembalar el nuevo (para asegurar después que en esas condiciones ya no puede ser devuelto).

¿Qué hacer si ya has firmado?

  • Denuncia. Muchas víctimas no denuncian estos timos por vergüenza e incluso por miedo a represalias. Sin embargo, denunciar y actuar con celeridad es básico para recuperar el dinero y/o evitar que las pérdidas vayan a más.
  • Derecho de desistimiento. Normalmente los contratos disponen de 14 días de margen para dejar sin efecto el acuerdo. Para ello, es necesario rellenar el formulario de desistimiento que deberían haberte facilitado. Si no lo han hecho, puedes solicitárselo a la empresa o utilizar algún modelo facilitado por organizaciones especializadas como la OCU.
  • Que quede registro. A la hora de enviar el documento de desistimiento es importante hacerlo dentro del plazo fijado y poder demostrarlo (lo ideal en estos casos es que se presente mediante carta certificada o burofax).

5. El timo de la obligación por contrato

Es otra artimaña usada con frecuencia por estafadores que se presentan en domicilios particulares asegurando que un contrato firmado hace años por algún familiar (tal vez fallecido) le obliga a la víctima a adquirir un artículo determinado, como por ejemplo una enciclopedia.

Cómo deberías actuar:

  • Pide ver el contrato.
  • Ni abones ni firmes nada.
Cuánto cuesta poner una alarma en casa

HOGAR SEGURO

Cuánto cuesta poner una alarma en casa

6. El cambio de LEDs

Es un timo más reciente, pero ya se han denunciado múltiples casos. Su modus operandi consiste en presentarse en un domicilio asegurando que la nueva normativa obliga a cambiar bombillas de la vivienda por otras tipo LED. Tras proceder a la renovación de las mismas, los estafadores exigen el cobro en el acto.

Detalle de bombilla colgante, enroscada en una viga en baño 00443285 O

7. Ofertas de trabajo fraudulentas

Es otro procedimiento habitual entre los estafadores para aprovecharse de personas desempleadas que, llevadas por la desesperación, se interesan en internet por ofertas laborales que prometen grandes ganancias. Generado el interés, se solicita a los interesados en la oferta de trabajo el pago de cierta cantidad económica para obtener más información, o bien en concepto de permisos o formación previa para el puesto; un puesto que, como a estas alturas ya sospecharás, no existe.

No caigas: si encuentras una oferta tan atractiva que te haga sospechar, investiga un poco sobre la empresa en internet. Si es una estafa, es muy probable que otros ya la hayan denunciado. En cualquier caso, nunca pagues por obtener información adicional sobre un puesto de trabajo.

8. Estafas sentimentales

Las webs para ligar son otro reclamo para estos maestros de la persuasión. Una estafa común es iniciar un romance online en el que los integrantes de la pareja (estafador y víctima) viven a una distancia considerable.

El problema surge cuando llega el momento de planificar el encuentro en persona. Después de meses hablando y de haberse ganado totalmente la confianza de la víctima, el timador inventa algún imprevisto (insolvencia económica para viajar, un problema médico...) y le solicita ayuda económica a su supuesta pareja. Tras obtener el dinero, el estafador desaparece.

Otras estafas recurrentes en internet

  • Pharming. Los estafadores exploran las vulnerabilidades de sitios web reales para redireccionar visitas a páginas propias y obtener información de las víctimas.
  • Pishingo "suplantación de empresas". Esta práctica se suele efectuar a través del correo electrónico. Los timadores envían emails en los que se hacen pasar por bancos o entidades de pago online (utilizando sus logos y gráficos) para obtener datos sensibles de las víctimas.
  • Simulación de webs. Es otra forma habitual de estafar a los consumidores que desean adquirir, por ejemplo, entradas para conciertos o eventos deportivos. El timo se efectúa en el momento de pagar con la tarjeta de crédito, pues el estafado abona una cantidad por un bien inexistente. La forma de reclamo suele ser ofrecer gangas difícilmente rechazables.

Importante: a la hora de pagar con tarjeta de crédito al comprar online, mira en la barra del explorador y comprueba que en la parte izquierda aparezca un símbolo pequeño con un candado (certificado SSL), pues esto significa que tus datos están cifrados y que la transmisión de información entre cliente y empresa es segura. Asimismo, si sospechas de una web, investiga en sus apartados "Quiénes somos", "Aviso legal" y "Condiciones de compra". Si no dispone de estos dos últimos apartados, desconfía.

Ahora que ya sabes cuáles son los timos online y a domicilio más habituales, repasa los siguientes tips para convertir tu casa en un refugio más seguro:

Tu casa, siempre segura

CONSEJOS ANTI-SUSTOS

Tu casa, siempre segura

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?