¡Muévete!

¿Se puede adelgazar andando?

Si piensas que andar no sirve para nada, estás muy equivocado. ¡Empieza a mover esas piernas y verás qué beneficios te dará esta práctica!

Magdalena Fraj Actualizado a

Mujer andando

Tras muchas semanas sin prácticamente movernos de casa, muchos habrán cogido unos kilos de más debido a este sedentarismo obligado y a los muchos trozos de bizcocho y tarta que se habrán comido estos días de cuarentena. Ahora que tenemos nuestros tramos horarios para practicar deporte, tenemos la fórmula perfecta para aquellos que quieren bajar de peso pero que no les gusta hacer ejercicio. Solo tienes que levantarte del sofá y darte un buen paseo para mover el cuerpo. Con el paso del tiempo, irás adquiriendo más resistencia y aguantarás más tiempo. Te contamos cómo empezar y los beneficios que tiene.

Qué puedes lograr si sales a caminar

Lo primero de todo, no fuerces tu cuerpo al principio, has estado mucho tiempo en casa y debes empezar poco a poco. Lo normal es que en esta primera fase no andes más de media hora, hay que prevenir lesiones. Los médicos ya han advertido de que las urgencias se están llenando ahora de personas con problemas de traumatología, con lesiones derivadas del exceso de ejercicio. Así que no fuerces tu cuerpo y consulta con un profesional si crees que hace falta. Si empiezas poco a poco, verás que con el paso del tiempo ya podrás aumentar los minutos.

Si lo que quieres es que este ejercicio sea efectivo, es decir, que quemes algo de grasa, no vale con salir a pasear tranquilamente sin rumbo. Lo ideal es que te marques un recorrido a seguir y que lo vayas aumentando día a día, a medida que vayas cogiendo ritmo. Tu cuerpo se irá adaptando y cada vez podrás permitirte más tiempo y un paso más ligero, sin llegar a correr. Según los especialistas, lo ideal para perder peso es ir a paso ligero, rápido y andar al menos durante 45 minutos.

Otro detalle a tener en cuenta es la constancia. Andar no es un ejercicio de alto rendimiento, por lo que se necesita realizarlo casi a diario para que sea efectivo. Si te saltas uno no pasa nada, pero debes ser constante y cumplir con el tiempo mínimo recomendado.

Una buena postura al andar

Cuando salgas a caminar acuérdate también de mantener la postura adecuada para hacerlo: debes andar con los hombros relajados y hacia atrás. Intenta mirar siempre hacia al frente y mantener la barbilla despegada del cuello para evitar contracturas.

No obstante, por desgracia, los milagros no existen, por lo que, aunque andes mucho, también deberías controlar tu alimentación para conseguir el reto de adelgazar algún kilo. Seguir la dieta mediterránea es la mejor opción, ya que es una de las más recomendadas en todo el mundo por ser efectiva y saludable.

Y muy importante, si en algún momento subes de intensidad y ves que tienes problemas, hazte un chequeo. Los profesionales médicos son los que te pueden indicar qué tipo de ejercicio puedes realizar y cuál no en función de tus capacidades físicas.

Beneficios de caminar

  1. Aumenta nuestras defensas. Así lo confirma un estudio de Harvard, en el que se demostró que los que caminaban 20 minutos al día durante 5 días a la semana padecían un 43% menos de resfriados y gripe que los que no lo hacían y, si enfermaban, la duración del proceso gripal era mucho más corto.
  2. Protege las articulaciones y ayuda a retrasar la evolución de enfermedades como la artotrisis.
  3. Mejora la vida social de las personas, y es muy beneficioso para aquellas personas que sufren depresión, ya que al andar se produce endorfinas (las hormonas de la felicidad) y eso nos hace sentirnos mejor. Además, al ser una actividad que se hace al aire libre, tendrás vitamina D, una vitamina de la que seguro vamos faltos después de tantos días en casa.
  4. Fortalece el corazón, ya que reduce la presión arterial y también disminuye el riesgo de sufrir un infarto en un 27%.
  5. Nos ayuda a controlar el peso. Como hemos dicho más arriba, cuanta más velocidad y más tiempo andamos, mejor. Pero siempre ir aumentando de manera progresiva, no de golpe.
  6. Reduce el azúcar y, por tanto, el riego de sufrir diabetes.
  7. Y, según la Universidad de Saarland (Alemania), una caminata diaria alarga la vida una media de ¡siete años! Así que... ¡todos a caminar!
Ejercicios para adelgazar y quemar desde un plátano a un cruasán

Vida sana

Ejercicios para adelgazar y quemar desde un plátano a un cruasán

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?