Bienestar

¿Qué es el mindful eating o la alimentación consciente?

No es una dieta pensada para adelgazar, sino que lo que se quiere conseguir es mejorar nuestros hábitos a la hora de comer

Ana González Rueda Actualizado a

Ensalada

Ensalada
ensalada_00345657

Saber comer y poner empeño en ello. Esa es la clave, aunque parezca una obviedad. Ni adelgazar, ni contar calorías obsesivamente, ni dejar de comer alimentos sin sentido... El mindful eating o alimentación consciente es una tendencia que deberíamos seguir desde ya y es que sólo trae beneficios y, además, es adecuada para todo el mundo. Para empezar, puede reducir tus niveles de estrés. ¿Te hemos convencido?

Su origen está en el budismo y, concretamente, se personifica en Jon Kabat-Zinn, referente mundial. Pero más cerca tenemos a Mireia Hurtado, una psicóloga y técnico en dietética española, que se ha especializado en este ámbito. Ella describe el mindful eating como "el momento en el que una persona descubre cómo comer con consciencia, algo que le ayudará a cuidarse sin tener que restringir alimentos, aprendiendo a escuchar al cuerpo, a la mente y a las emociones y aprendiendo a atender las necesidades tanto físicas como emocionales", explica en su página web.

Por tanto, la alimentación consciente es tomar conciencia plena de lo que estamos comiendo, cómo, cuánto, por qué y con qué objetivo, independientemente de que nos guste más o menos. Es dejar de lado cualquier distracción para centrarnos en ello. Algo así como vivir el presente, centrarse en uno mismo, muy habitual en tendencias actuales pensadas para parar un poco en esta vida non stop que llevamos, como el yoga o la meditación, pero, en este caso, aplicado a la alimentación. De ahí su popularidad creciente.

Familia
familia_00446957

PASOS PARA CONSEGUIRLO:

  • Tranquilidad y sosiego. Cuando comemos en un sitio lleno de gente y ruido solemos engullir, sin ser conscientes, de manera más compulsiva. Realizar las comidas en un espacio silencioso y relajado hará que estés más tranquilo y te centres realmente en lo que tu cuerpo necesita.
  • No comer por inercia. Por mucho que sea la hora, estéis todos en la mesa o tengas ya la comida preparada, nadie dijo que es obligatorio comer en ese momento. Igual tu cuerpo todavía no necesita ingerir nada.
  • Beber un vaso de agua antes de comer. Está comprobado que el agua sacia y solo con un vasito te enfrentarás a la comida con menos ansiedad.
  • Dieta equilibrada y completa. Cuanto más variado comas, mejor te darás cuenta de lo que tu cuerpo necesita, acepta o le sienta peor en cada momento.
  • Masticar despacio y sin que importe el ritmo de los demás. Da igual si eres el último en terminar porque, así, serás más consciente de cuando estás saciado o no (que no es lo mismo que lleno, sensación que queremos evitar) así como digerirás en general mejor los alimentos.

BENEFICIOS DEL MINDFUL EATING

  • Reduce el estrés. Como comentábamos al principio, este punto es fundamental. Cuando uno para y es plenamente consciente de cualquiera de sus actos (aquí la alimentación), la tranquilidad es la consecuencia más inmediata.
  • Aumenta el bienestar. Una vez que te des cuenta de lo que comes, ingieras lo que de verdad necesitas, establezcas los horarios que te vengan bien a ti y te relajes en ese momento tan bonito y fundamental como es comer, te darás cuenta de que aumentará tu bienestar general. No sólo somos lo que comemos, sino cómo lo comemos.
  • Más capacidad para concentrarse. Este simple gesto, que parece baladí, contribuirá a que tu concentración en otras facetas de la vida también aumente, ya que es como un entrenamiento ideal para la mente. Lo que, consecuentemente, te dará a su vez, mayor energía en este sentido.

También te permitirá llevar un estilo de vida saludable a largo plazo, ya que, como cuenta Mireia Hurtado en su página web, conseguirás:

  • Disminuir la ansiedad por comer, que muchas veces hace que estemos picando todo el día entre horas.
  • Conseguiremos reducir esos atracones que nos metemos, sobre todo, por razones emocionales.
  • Aumentará la flexibilidad de nuestra conducta.
  • Controlaremos mejor nuestro peso, dejando las dietas a un lado.
  • Ya no seremos tan autocríticos y nos aumentará la aceptación y la amabilidad con uno mismo.
  • Sabremos cómo nutrir el cuerpo basándonos en nuestras necesidades reales, y siempre sin renunciar al placer de la comida.
7 alimentos que pueden provocarte ansiedad durante la cuarentena

Coronavirus

7 alimentos que pueden provocarte ansiedad durante la cuarentena

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?