HÁBITOS CULINARIOS

Qué es la contaminación cruzada

Imáginate la siguiente situación: Tienes que cocinar una crema de verduras y unos taquitos de pollo con alguna salsa para la cena. Pelas y cortas las verduras, sazonas el pollo, haces algún sofrito para que lo acompañe… Dinos, ¿te has imaginado limpiando los cuchillos o la tabla de cortar después de cada uso? Pues no hacerlo podría ser perjudicial para tu salud y los de tu familia

Helena Encinas Actualizado a

mujer-cortando-brocoli-en-la-cocina

mujer-cortando-brocoli-en-la-cocina

A ver, ¿qué es esto de la contaminación cruzada?

Cuando cocinamos manipulamos los alimentos. Pelamos un calabacín por aquí, sazonamos una pechuga de pollo por allá, cortamos unas hojas de lechuga y preparamos unos taquitos de queso. Y como siempre, solemos hacerlo en un plis plás. Bueno, pues al toquetear todos estos alimentos muchas veces nos olvidamos de tener las manos limpias o incluso que la superficie donde vamos a trabajar debe estar bien reluciente. Pero es que además, ciertos alimentos al entrar en contacto entre ellos pueden contaminarse.

Cómo descongelar el congelador: paso a paso

NO MÁS FROZEN

Cómo descongelar el congelador: paso a paso

En resumen, la contaminación cruzada es la que se produce al manipular los productos durante su preparación. Hay dos tipos de contaminación cruzada, la directa (alimentos que se contaminan por contacto) y la indirecta (cuando un alimento limpio entra en contacto con una superficie contaminada).

preparacion-de-sofrito

Y es que los alimentos por general pueden llevar bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas que son eliminadas en su mayoría durante la cocción o el lavado en el caso de las frutas y verduras. Pero si estos alimentos una vez cocidos o lavados se ponen en contacto con alimentos crudos (carnes, pescados) o sin lavar (vegetales, frutas, etc.) se pueden volver a contaminar.

Consecuencias de la contaminación cruzada

Aunque no se trata de crear una alarma, la Organización Mundial de la Salud (OMS) trabaja para evitar este tipo de contaminación cruzada y así prevenir enfermedades que pueden ir desde diarreas, salmonelas o infecciones debilitantes, como la meningitis. De hecho, las infecciones diarreicas, que son las más comúnmente asociadas al consumo de alimentos contaminados, hacen enfermar cada año a unos 550 millones de personas.

mujer-cortando-verduras-en-la-cocina


Cloé Sucrée, de Being Biotiful, es experta en batch cooking y por lo tanto es una persona que se pasa muchas horas cocinando. "Cuando hago mi sesión de batch cooking, es importante tener un orden y recorrido de recetas. De este modo, se optimiza el tiempo y el consumo energético en la cocina. Así, primero hago las recetas que requieren de horno, y luego las de fuego y después me pongo a hacer cosas que requieren mezclar, procesar, etc.

Batch cooking: ¿sabes lo que es y cómo puede ayudarte?

COCINA EN SERIE

Batch cooking: ¿sabes lo que es y cómo puede ayudarte?

Esta bloggera mitad suiza mitad belga que acaba de publicar un libro con recetas para llevar a cabo el batch cooking, recuerda que es muy importante tener la zona donde vas a cocinar limpia y ordenada: "Hay que limpiar bien la zona de trabajo después de cada preparación, sobre todo si pasamos de cortar ajo a chocolate. Después de cada uso, no hay que olvidarse de limpiar bien los cuchillos y demás utensilios. Yo siempre tengo un paño a mano y un bol con agua donde voy a poniendo cucharas, algún cuchillo... Además, tengo mis espacios bien definidos y mi espacio de picar, trabajar vaya, debe ser amplio, práctico y con la basura cerca".

¿Cómo se puede evitar la contaminación cruzada?

  • No uses los mismos utensilios para diferentes alimentos sobre todo entre crudos y cocidos.
  • No uses la misma tabla para trocear, cortar o deshuesar carnes y pelar o cortar verduras. Si lo haces, recuerda lavar muy bien la tabla y secarla antes de volver a usarla.
  • Es mejor usar papel de cocina que un trapo de tela o una bayeta.
  • En la nevera, los alimentos cocidos deben guardarse arriba y los crudos abajo. De este modo, evitarás que caigan restos sólidos o líquidos y contaminen a los demás alimentos.
  • Conserva los alimentos por separado, en recipientes limpios y cerrados herméticamente o mediante el uso de papel film (aunque intenta evitar el plástico).
  • Lávate las manos siempre antes de cocinar, durante la preparación y al terminar.
  • Mantén siempre muy limpios los pequeños electrodomésticos como las batidoras, procesadoras o licuadoras ya que a veces es difícil eliminar todos los restos de alimentos y entonces pueden crecer bacterias y producir una contaminación no deseada.

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?