Rico y saludable

Propiedades del jengibre para la salud (y una receta para Navidad)

Descubre todos los beneficios de este superalimento y aprende a preparar una receta que gusta a todo el mundo: ¡las galletas de jengibre!

Detalle de jengibre

Las infusiones de jengibre son perfectas para combatir el frío en invierno y la aparición de posibles catarros. Y su aroma (dulce con un puntito picante) es ideal para preparar las recetas de postres más ricas y sabrosas de Navidades. ¿A quién lo le gustan las galletas de jengibre y canela?

Origen del jengibre

El jengibre (o klon, como se le conoce en Perú) es una planta apreciada por su aroma y su sabor picante, que suele medir unos 90 cm de altura y 20 cm de hoja. ¿Su origen? Se encuentra en los lluviosos bosques tropicales del subcontinente indio, al sur de Asia.

Cómo utilizar el jengibre

Su consumo se popularizó entre los antiguos griegos y romanos. Y, ahora, es un ingrediente imprescindible en la cocina asiática. Donde lo consumen como aperitivo, bien conservado en vinagre o directamente cocinando sus raíces, secas y fibrosas. En algunas zonas, también lo usan como especie picante. En occidente, en cambio, el jengibre se suele consumir en platos dulces o bebidas.

Detalle de cojín con corazón, taza con infusión y libro

Propiedades del jengibre (información nutricional)

Una ración de 100 gramos de jengibre equivale a unas 334 calorías. La planta está formada por:

  • Agua (79%)
  • Carbohidrato (18%)
  • Proteína (2%)
  • Grasa (1%).

También contiene, en menor cantidad, vitamina C, vitamina B9, magnesio y potasio. Es por todo ello que, para muchos, el jengibre se ha ganado el título de "superalimento". Y está tan de moda en las recetas saludables más healthy.

Beneficios del jengibre

Pero, ¿para qué sirve el jengibre? La verdad es que se le atribuyen mogollón de beneficios. Algunos más curiosos que otros:

  • Afrodisíaco: Un médico musulmán lo recomendaba como afrodisíaco, ya que aseguraba que el jengibre era muy efectivo contra la "debilidad sexual".
  • Anti náuseas y vómitos: Es muy habitual verlo como antídoto casero para combatir las náuseas y mareos del embarazo.
  • Digestivo: También estimula la producción de saliva, por lo que facilita los procesos digestivos.

Incluso, hay quien dice que el jengibre ayuda a mitigar las molestias menstruales y que funciona como un potente antiinflamatorio.

Receta: galletas de jengibre, ¡riquísimas!

00516430 receta casita galletas jengibre

Prepárate. Porque con la receta de galletas de jengibre en forma de casitas triunfarás seguro estas Navidades. Los peques (y no tan peques) alucinarán cuando coloques esta bandeja sobre la mesa. ¿Te animas?

Ingredientes

Para 8-10 personas

  • 200 g de mantequilla
  • 120 g de azúcar moreno
  • 1 huevo
  • 450 g de harina
  • 1 cucharada y ½ de canela molida
  • 1 cucharada de jengibre molido

Para la glasa:

  • 1 clara de huevo
  • 250 g de azúcar glas
  • 2 cucharadas de zumo de limón

Elaboración

Tiempo de preparación: 1 h 30 min

  • Paso 1. Deja reblandecer la mantequilla a temperatura ambiente y bátela con el azúcar hasta que consigas una crema suave. Añade el huevo y bate para integrarlo.
  • Paso 2. Tamiza la harina, mézclala con las especias e incorpórala poco a poco al compuesto anterior, trabajando los ingredientes hasta lograr una masa uniforme y suave, pero que no se pegue en las manos.
  • Paso 3. Coloca la masa entre dos papeles sulfurizados grandes y estírala con un rodillo en una lámina de 6-8 mm de grosor. Guárdala 30 minutos en la nevera.
  • Paso 4. Precalienta el horno a 180°. Corta las galletas con forma de fachadas distintas, pero de tamaño parecido, y dispón unas cuantas sobre la bandeja del horno provista de papel sulfurizado. Deja que se enfríen unos minutos en la nevera -así al cocerlas conservarán la forma-.
  • Paso 5. Hornea las galletas unos 12 minutos o hasta que estén doradas. Repite hasta tener toda la masa horneada y deja enfriar las galletas por completo sobre una rejilla antes de decorarlas.
  • Paso 6. Para hacer la glasa, bate la clara de huevo con el azúcar glas y el zumo de limón hasta lograr una crema lisa y espesa. Pon la glasa en una manga pastelera provista de boquilla del n°2 y decora las galletas. Deja que la glasa se seque antes de continuar.
  • Paso 7. Para montarlas, une primero las galletas de 2 en 2 con glasa y posteriormente de 4 en 4 formando un ángulo recto. Deja que se sequen las juntas e ilumina el interior.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?