Bienestar

¿Hay que lavar los huevos antes de guardarlos o usarlos?

Lavar o no los huevos es una de las preguntas que más se sigue escuchando. Tenemos la respuesta y te sorprenderá. Sigue leyendo

Irene Reverte Actualizado a

Huevos en cesta de metal

Los huevos son el ingrediente principal de muchas comidas españolas. No obstante, todavía hay muchas personas que no saben si se deben lavar los huevos antes de guardarlos en el frigorífico o antes de usarlo para cocinar. Pues hay que ir con cuidado porque, aunque este indispensable ingrediente sea esencial en nuestra dieta, también es uno de los responsables de graves problemas gastrointestinales.

Seguramente a muchos de vosotros os suena la bacteria llamada salmonella enterica. Probablemente la conoceréis por sus terribles efectos en el cuerpo humano: diarreas, vómitos, mareos, calambres, dolor abdominal, etcétera. Sí, esta fastidiosa bacteria produce una larga lista de efectos secundarios que a nadie le gustaría experimentar. Y sí, una de las razones por las que solemos contraer la salmonella es porque lavamos los huevos antes de guardarlos.

El huevo es uno de alimentos más sensibles a la contaminación y multiplicación de microorganismos y, por ello, debemos tener cuidado durante el proceso de conservación y consumo. Entonces, ¿debemos lavar los huevos o no? Para conocer la respuesta, es importante saber más sobre este alimento. ¡Te lo contamos a continuación!

Entonces, ¿se pueden lavar los huevos?

huevos nevera_00485601

La superficie del huevo es fundamental para proteger su interior de gérmenes indeseables y consiste en una capa de proteínas llamada cutícula proteica. Este tejido es el encargado de impedir el paso a los microorganismos al interior del huevo a través de los miles de poros de la superficie, pero sin taparlos en su totalidad: de esta manera se permite el intercambio de gases con el ambiente. A través de los poros se expulsan gases como el C02 y entra el oxígeno en su justa medida.

Pero esto no es todo: en la cara interna de la cáscara del huevo se encuentra la capa de membranas testáceas, otra importante capa de protección contra los gérmenes que intentan alcanzar el interior del huevo.

Como hemos visto, el huevo cuenta con suficientes capas protectoras que preservan su interior intacto, por lo que no es necesario lavar los huevos ni darles un agua rápida bajo el grifo. Es más: los expertos afirman que lavar los huevos aumenta las posibilidades de contaminación. Las capas protectoras que os hemos mencionado podrían ser arrastradas por el agua y los agentes externos podrían introducirse más fácilmente en el interior.

Conservación y manipulación

7. HUEVOS: MEJOR BATIDOS

Como es sabido, los líquidos aumentan su volumen al congelarse. Así, si metéis un huevo en el congelador podéis estar seguros de que va a explotar. Si queréis conservarlos lo mejor es batirlos, añadiendo un poco de sal, azúcar o algún ácido para que la yema conserve su textura, y congelarlos dentro un recipiente cerrado.

Además de saber por qué es importante no lavar los huevos, debemos ser conscientes de los problemas que puede acarrear una mala conservación. Si después pasarles agua (cosa que no se debería hacer) los guardas en la nevera o el frigorífico, el riesgo de contaminación todavía es más elevado que si los dejas a temperatura ambiente. El lugar ideal para que se mantengan protegidos es en un electrodoméstico a temperatura constante.

Además de no lavarlos cuando vayamos a cocinar con ellos, deberíamos ser cuidadosos con nuestra propia higiene. Los utensilios e incluso nuestras propias manos deben estar limpios antes de manipularlos. No obstante, ¡esta es la regla principal en cualquier cocina!

Realfooding: qué es y por qué debes conocerlo

ALIMENTACIÓN

Realfooding: qué es y por qué debes conocerlo

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?