Pollo con salsa de limón y guisantes salteados

Actualizado a

Pollo con salsa de limón y guisantes salteados

Fácil, rápido, sano y delicioso. ¿Quieres más? Este plato es una receta perfecta y muy completa para cada día o para una comida especial pero ligera. En 25 minutos tendrás 4 raciones listas para degustar.

Ingredientes:

2 pechugas de pollo
½ limón
2 dl de nata líquida
Aceite de oliva
Pimienta, sal

Para los guisantes:

350 g de guisantes desgranados
1 cebolleta, 2 ajos tiernos
1 cucharadita de azúcar
1 ramita de menta
Aceite de oliva
Pimienta, sal

Para el arroz:

150 g de arroz basmati
3 cucharadas de aceite de oliva
1 pizca de nuez moscada
Sal

Elaboración:

Lavar las pechugas, secarlas y cortarlas en filetes. Exprimir el limón. Cocer los guisantes en una cazuela con agua salada hirviendo durante 5 minutos. Refrescarlos en un colador bajo el chorro del grifo, dejarlos escurrir y reservar.

Limpiar la cebolleta, retirando las raíces, la parte verde y la primera capa. Eliminar también las raíces y el extremo de los ajos tiernos. Lavar y picar ambos ingredientes. Lavar la menta, secarla con papel absorbente y picar las hojas.

Calentar dos cucharadas de aceite en una sartén antiadherente y rehogar la cebolleta durante 5 minutos. Añadir los ajos tiernos y proseguir la cocción 2 minutos. Incorporar los guisantes, salpimentar y agregar el azúcar. Remover bien y sofreír 4 minutos, removiendo a menudo. Retirar del fuego y espolvorear las verduras con la menta.

Cocer el arroz basmati en una cazuela con agua salada durante 10 minutos o el tiempo que indique el fabricante. Engrasar unas flaneras con un poco de aceite. Retirar el arroz del fuego, escurrirlo y condimentarlo con la nuez moscada y el resto del aceite. Remover, repartirlo en los moldes y presionar ligeramente con una cuchara.

Calentar una cucharada de aceite en una sartén antiadherente y dorar los filetes de pollo por tandas, a fuego vivo, 1 minuto por cada lado. Reservarlos y añadir el zumo de limón a la misma sartén. Remover con cuchara de madera para recuperar los jugos de cocción y añadir la nata líquida. Salpimentar, dejar cocer a fuego lento 4 minutos, hasta que empiece a espesar, y retirar del fuego.

Desmoldar el arroz directamente sobre los platos y distribuir a un lado el salteado de guisantes. Disponer junto a ellos los filetes de pollo y regar con la salsa. Servir en seguida. También quedará muy bueno con judías verdes cocidas y rehogadas con ajo en vez de guisantes.

¿Quieres ver más recetas de primavera? Vuelve al especial Platos de primavera: saludables y llenos de color.

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?