INDISPENSABLE

Por qué lavar la ropa nueva antes de usarla

Una prenda puede estar meses en el estante de tu tienda favorita. ¿Cuántas personas se lo han probado? ¿Cuántas las han tenido entre sus manos? Bacterias, gérmenes y ácaros son comunes en la ropa nueva, pero también tintes y químicos que pueden ser perjudiciales para la piel

Isabel Lavín Actualizado a

Chica de compras

¿Cuántas veces has ido de compras y, al llegar a casa, lo primero que has hecho es estrenar lo que has comprado? Cierto que a veces resulta imposible resistirse: el tacto, el color, la textura… Todo es perfecto. Pero, ¿sabías que la ropa nueva puede contener gérmenes, ácaros y hasta bacterias fecales? Y también los tintes o químicos –que aplican a la ropa para que brillen más y no se arruguen– son perjudiciales para la piel y nuestra salud. Lo cierto es que el riesgo de infección es bajo y no hay que alarmarse innecesariamente, pero cuando se trata de personas con piel sensible, niños y bebés es recomendable hacerlo siempre.

Las bacterias permanecen

Piénsalo: entras en una tienda, toqueteas los tejidos, te cuelgas la prenda del brazo –que a veces también es víctima de pisotones– y te la pruebas. ¿Cuántas personas lo han hecho antes que tú? A veces, una misma prenda de ropa puede pasarse semanas en un expositor o, incluso, meses si la has comprado en rebajas o alguien la ha adquirido y descambiado previamente.

Lavar bien, gastar menos

Lavar bien, gastar menos

Y hay muchas más personas que han tocado ese delicioso vestido o ese body de encaje tan bonito que te has comprado: quien manufactura el tejido, confecciona la prenda, la envasa y la transporta. Pero, después en el establecimiento, los dependientes entran también en contacto con todas y cada una de las prendas. Suma y sigue. ¿Cuántas personas van ya tocando esa prenda que te has comprado y que tú te has puesto sin pensarlo? ¿Cinco? ¿Seis?


No es por alarmar, pero según un estudio de YouGov (firma dedicada a la investigación de mercados y al análisis de datos), 1 de cada 4 personas no se lava las manos después de ir al baño y solo un 5% lo hace bien (¡solo un 5%!) –esto lo dice un estudio del Journal Environmental Health–. ¿Y cómo se lava uno bien las manos? Pues con jabón y durante unos 30 segundos como mínimo. Por este motivo, lavar la ropa después de haberla comprado es fundamental, pero también que repitas el ritual con tus manos cuando termines tu día de shopping o si vas al baño. Y recuerda, 30 segundos y jabón. Si no, es como no hacerlo.

La importancia de lavarse bien las manos

AGUA Y JABÓN

La importancia de lavarse bien las manos

mujer poniendo lavadora 00480675

Tintes y colorantes

¿Cuántas veces has lavado un vaquero o camisa nueva y ha teñido otra prenda? Pues esos tintes pueden transferirse a nuestra piel, provocando reacciones alérgicas o dermatitis, especialmente en los bebés. Por ejemplo, los tintes de azo-anilina se emplean a menudo para dar color a la ropa, pero pueden ser causa de la aparición de rojeces, piel seca o con picazón. Otra sustancia que se emplea para que la ropa no se arrugue tanto es el formaldehído, así como otras sustancias como suavizantes o fragancias que se les aplican –metilisotiazolinona o metilcloroisotiazolinona– también pueden provocar alergias o irritación. Por eso es aconsejable –también por este motivo– lavar la ropa nueva después de comprarla.

Cómo lavar la ropa nueva

Seguramente lo hacías ya con la ropa interior, bañadores y bikinis. Pero deberías lavar todas y cada una de las prendas que tengan contacto directo con tu cuerpo: camisas, pantalones y todo tipo de ropa interior –también calcetines y medias–, pero también has de hacerlo con la ropa de cama y la de baño.

Cada cuánto deberías lavar cada tipo de prenda: tejanos, chaquetas, pijamas...

LIMPIAR LA ROPA

Cada cuánto deberías lavar cada tipo de prenda: tejanos, chaquetas, pijamas...

Una de las claves para mantener la ropa en su mejor estado durante más tiempo, evitar que pierda color o que encoja es seguir siempre la etiqueta de la ropa. Con un lavado corto en la lavadora será suficiente para eliminar las bacterias y ácaros. Si habitualmente utilizas suavizante, no lo eches en el primer lavado. Y si lo haces que sea natural, como el vinagre. ¡Verás como sale la ropa impecable, sin olores y supersuave! Si has conseguido una ganga pero tiene alguna mancha más difícil –las de maquillaje son las más habituales–, trátala como lo harías con cualquier prenda usada: aplica el tratamiento necesario dependiendo de qué sea la mancha y después lávala en la lavadora.

Armario de bebé

Lava siempre la ropa nueva de tu bebé

La piel de los recién nacidos es mucho más sensible que la de los adultos, por eso, aunque decidas no lavar tu ropa nueva antes de usarla, tendrás que hacerlo siempre. Al menos hasta que cumplan seis meses o si tienen alergias, dermatitis o cualquier otra afección cutánea que pueda provocar irritaciones o sarpullidos.

10 productos de limpieza que necesitas en una casa con niños

Eficientes, seguros y sostenibles

10 productos de limpieza que necesitas en una casa con niños

Tanto si la ropita es nueva como si no, para lavar su ropa necesitarás un jabón neutro hipoalergénico o con ingredientes naturales. En cualquier caso, asegúrate de que son especiales para bebé. En cuanto al suavizante, prescinde de él. Es preferible echar un chorrito de vinagre durante el ciclo de aclarado para quitar los malos olores y que su ropita luzca reluciente. Si también te preguntas si tienes que lavar su ropa a mano o no, pues tampoco es obligatorio. Eso sí, si lo haces, asegúrate bien de aclarar bien todas las prendas de manera que no quede ningún resto de jabón. En este artículo te contamos con más detalles cómo lavar correctamente la ropa de tu bebé.

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?