MUY DE CAMPO

El ramo más silvestre

Te enseñamos a hacer un ramo bucólico, colorido y desenfadado. Un DIY muy fácil que alegrará cualquier rincón al instante

Hoy no solo queremos enseñarte cómo hacer un precioso ramo, sino que también te proponemos que seas tú quien recoja las flores con las que hacerlo. ¿Por qué no? Escápate al campo, elige algunas variedades y, siguiendo el paso a paso de este vídeo, tendrás un ramo asilvestrado que dará alegría a tu casa. Sí, sí... también puedes ir a la floristería, claro. ¡Todo vale!

Desenfadado, agreste, colorido... y medio despeinado. Así es este ramo, y en el vídeo la estilista floral Mireia Abras nos da los trucos para darle cuerpo y más estilo. Estas son las flores y plantas que ha utilizado para hacer el ramo:

Mise en place de flores ramos silvestres

Los detalles clave

Mucho volumen. Para que tenga protagonismo lo ideal es que el ramo consiga volumen. Las plantas con finas pero rígidas ramas conseguirán este efecto. Coloca las rosas en el exterior para que se vea bien la nota de color.

Tonos vivos. Mezcla plantas y flores de tonos verdes y hoja pequeña con flores de tonos vivos como las rosas en amarillo, rojo o naranja.

Cubo de metal. Estas piezas vintage se utilizaban antiguamente en el jardín y para los menesteres del campo. Utilizándolo como jarrón enfatiza la vena silvestre del ramo y le da carácter.

¿Dónde colocarlo? Al ser un ramo silvestre es perfecto para la mesa del porche. También puedes colocarlo en el interior, preferiblemente sobre una mesa grande, pues tiene mucho volumen.