Dormitorio con estantería empotrada

Una gran librería a medida

¿Quieres aprovechar una pared para almacenar? Considera realizar una librería a medida. ¡Necesitan poco fondo!

Solo necesitas 30 cm de fondo para planificar una librería a medida. Puedes encargarla chapada (únicamente la capa exterior es de madera), de DM o incluso de Pladur. A la hora de decidir sus huecos, adapta sus medidas a las del contenido: unos 45 cm de alto para libros de gran formato, unos 40 cm para archivadores y entre 25 y 30 para libros estándar.

Para que resulte organizada, pon en las baldas más accesibles lo que más uses. Si quieres modificar la composición de los huecos con el tiempo, lo ideal es que tenga las baldas regulables, gracias a los laterales perforados. Sin embargo, para asegurar su resistencia, combínalas con algunas baldas fijas.

Orden lógico

Los estantes a más de 2’5 m del suelo solo son accesibles con una escalera. Por eso, coloca arriba los libros y objetos que no uses a menudo.

Objetos

Reparte distintos objetos (cajitas, velas, plantas...) entre los libros para dar ligereza a la librería y que el resultado sea más decorativo.

Lacada en blanco

Cuanto más grande sea una estructura, más clara deberá ser para no acaparar todo el protagonismo. Lacada, la pieza será más resistente.

Inclinada

La librería adaptada a la inclinación del techo permite aprovechar toda la altura de la pared. Ánclala por los laterales y con alguna balda fija.

Huecos a medida

Planifícalos regulables para que se adapten a los libros: los de gran formato necesitan 45-50 cm de alto y los normales, 25-30 cm.

Cubrerradiador

Oculta los radiadores de la parte inferior de la librería por motivos estéticos. Debe tener rendijas y poderse abrir, para posibles reparaciones.

 

¿Tienes una librería en casa? Cuéntanos cómo es en los Comentarios de este artículo o vuelve al Especial 'Almacenar en vertical'.

@el_mueble
BLOGS AMIGOS