IMAGINACIÓN AL PODER

10 soluciones para que el orden se suba por las paredes

No te olvides de ellas. Las paredes son un as bajo la manga cuando se trata de ordenar y guardar. Fíjate en estas fantásticas ideas y aprovéchalas

Librería blanca sobre pared marrón en zona de paso

Las paredes pueden convertirse en auténticas aliadas del orden con el mobiliario adecuado o una pizca de imaginación. Librerías, baldas, cajoneras, colgadores... ¡Deja que se suban por las paredes! Te ayudarán a ganar espacio de almacenaje e incluso decorar al mismo tiempo. Toma nota de estas diez fantásticas ideas.

1. Piensa en vertical

Librería blanca sobre pared marrón en zona de paso

¿Necesitas guardar una importante cantidad de libros? Rodea las puertas de paso con estanterías gemelas como estas, iguales a lado y lado. Además de almacenaje, aportará al salon una sensación de simetría y orden única. Solo ocupan 30 cm de fondo pero en ellas podrás guardar todos tus libros y revistas. Si tu piso es mini, puedes colocar baldas incluso sobre el marco superior de la puerta. Tendrás espacio para unos cuantos libros más.

2. Un castillo de naipes

Librería blanca en rincón de lectura

¡Que nunca se cae! Pia Capdevila ha creado esta original estantería con huecos irregulares que sirve para guardar y... mucho. Sin trasera y de DM lacado en blanco mate, se funde con la pared. Una idea que puedes copiar y adaptar al espacio que tengas en casa, haciéndola más alta o más ancha.

3. La pared de la cama da juego

Cabecero librería

Compacto, cómodo y con mucho sitio para guardar. Este dormitorio infantil lo tiene todo. El cabecero es una prolongación de la mesa de escritorio (tiene un armario debajo). Y en la pared, unos simples estantes (a juego con los de la zona de escritorio pero hasta el techo) ofrecen sitio para libros y objetos personales. Blancos, como la pared y el mueble, son más ligeros.

4. Ordenada y divertida

Zona de juegos con pizarra en cuarto infantil

Mira lo que da de sí un tablero de DM lacado en blanco, de unos 100 x 100 cm, sujeto a la pared. Tiene cuatro cajas para tizas, libros, ¡e incluso plantas! Y una pizarra con pintura magnética para pegar notas y dibujar. Y hasta una cuerda para exponer las obras de arte de los peques. Ya puedes empezar a pensar cómo personalizarás la tuya.

Relacionado con este artículo

5. En el escritorio, ¡organízate!

Escritorio juvenil

No desaproveches la pared del estudio, pero tampoco la atiborres o te costará concentrarte. En este minidespacho juvenil, tres baldas (las bajas, cortas; la alta, larga) son la fórmula perfecta. Guarda en ellas cajas organizadoras, libros y algún objeto que te dé energía positiva, como estas gorras.

¡Y no te olvides del moodboard! Un tablero de este tipo es útil para tener a la vista fotos inspiradoras o documentos urgentes. Este es de madera de palé pintada de azul.

6. Armario+estantería en el pasillo

Armario blanco en el pasillo

Fíjate, son solo 30 cm de profundidad, pero dan para tanto... Cinco baldas para libros y detalles decorativos y un armario en la parte baja donde guardar todo lo que no puede estar a la vista. Y al estar en un rincón del distribuidor, libera el resto de armarios de la casa. Un diseño a medida de Meritxell Ribé The Room Studio.

7. Tetris a los pies de la cama

Banco y cómoda a los pies de la cama

Estos módulos con cajones (de Ikea) son como las piezas de un tetris. Uno horizontal, que también funciona como banco, y otro vertical, más tipo cómoda. Un estante con colgadores completa la escena de orden. ¿Otra idea? Las paredes de lamas blancas son como una prologanción del suelo.

8. Para un minihuerto

Minihuerto en la cocina

Estas baldas metálicas son perfectas para tener a mano las plantas aromáticas cuando cocines. Situadas en el salpicadero cerca de la zona de cocción, son prácticas al 100%.

9. Para un baño chic

Estante sobre lavabo

Mira todo lo que es capaz de hacer este estrecho estante de madera tras el lavamanos. Deco y funcional, tanto sirve para tener los cepillos de dientes y algodones a mano como para apoyar un print con mensajes positivos y un jarrón con flores frescas.

10. Pon baldas para una cocina fácil

Estante de madera para orden y almacenaje en la cocina

Lavar y guardar la vajilla y los cacharros nunca fue tan fácil. Y todo gracias a este módulo de madera hecho a medida, ubicado estratégicamente sobre la zona de aguas. Una buena forma de aprovechar esta pared que normalmente queda desnuda.

Relacionado con este artículo