Mantenimiento que ahorra

Electrodomésticos: haz que duren más

Grasa, polvo y cal son sus principales enemigos. Si los mantienes a raya alargarás la vida de tus electrodomésticos

Cocina en blanco con una gran isla central

No hay fórmulas magistrales para que los electrodomésticos duren tanto como nos gustaría (¿una eternidad?). Pero un buen mantenimiento ayudará a alargar su vida útil. Te contamos cómo hacerlo dedicándole el tiempo justo.

Nevera

Cuándo. Cada tres meses conviene hacer una limpieza en profundidad de todos sus elementos, por dentro y por fuera.

Cómo. Antes de empezar, desenchúfala, así no desperdiciarás energía. Vacíala 
y limpia los interiores con una disolución de agua y bicarbonato, es muy eficaz para eliminar olores. No te olvides de los cajones y las baldas.

Rincones difíciles. Las juntas de las puertas 
se ensucian mucho. Puedes eliminar la suciedad con un paño impregnado con vinagre o con un bastoncillo de algodón. Mueve la nevera y elimina el polvo de la parte trasera: funcionará menos forzada y, por lo tanto, consumirá menos.

Cocina con amplia isla con acabado negro y acero, campana extractora y electrdomésticos panelados

Horno

Cuándo. Es mejor dedicarle unos minutos tras cada uso si no quieres que la grasa se acumule y sea más difícil de eliminar. Si sigues estos consejos, bastará que lo limpies a fondo una vez al mes. Un truco muy útil para que se ensucie menos es cubrir la bandeja con papel sulfurizado.

Cómo. Las bandejas y las rejillas suelen ser las que se ensucian más. Déjalas en remojo en agua caliente y lavavajillas durante al menos una hora. Después, frótalas con un estropajo. Si añades al agua de enjuguado un poco de limón, olerán mejor.

Rincones difíciles. Para eliminar la grasa de las paredes y del cristal, cúbrelas con una pasta de agua, bicarbonato y sal. Deja actuar toda la noche, retírala y repasa con agua y jabón.

Detalle horno con zona de fuegos a gas.

Lavavajillas

Cuándo. La humedad es uno de sus peores enemigos. La evitarás dejándolo entreabierto tras cada uso. Para eliminar de manera natural malos olores y garantizar la higiene del lavavajillas, usa vinagre blanco.

Cómo. Coloca una tacita con vinagre blanco 
en la rejilla superior del lavavajillas y pon un ciclo completo a máxima temperatura. Asegúrate de que el equipo está vacío. Con hacerlo cada dos-tres meses es suficiente. Si quedan restos en los brazos giratorios elimínalos con un bastoncito de algodón. Y no te olvides del filtro, suele ser una de las principales fuentes de los malos olores. Límpialos con agua y jabón.

Rincones difíciles. Repasa con un paño húmedo y un cepillo pequeño los bordes de la puerta, las uniones y la zona de debajo de esta. Si es blanco y ha empezado a amarillear, un poco de bicarbonato te ayudará a recuperar su color original.

Lavadora

Cuándo. Limpia la cubeta y los filtros para que no se obstruyan. Lava también el cajetín del detergente y la junta de la goma. Idealmente, una vez al mes. Recuerda dejar la puerta abierta un rato tras cada lavado para que se seque y evitar así que acumule humedad.

Cómo. Para limpiar la cubeta retírala y utiliza agua caliente. De vez en cuando haz una colada sin carga, en el programa de algodón. Además, debes tener cuidado con la cal, sobre todo en zonas con agua dura; añade un producto descalcificador o un poco de vinagre.

Rincones difíciles. Limpia también el cajetín en el que va colocado la cubeta. Puedes hacerlo con un cepillo limpiabotellas para llegar bien a todas partes.

Cuarto de lavado con armario, encimera y lavadora y secadora

Campana

Cuándo. Junto con el horno, es uno de los electrodomésticos imán de la grasa. Si la campana es decorativa, repasa su exterior
 una vez a la semana para eliminar la grasa. Los últimos diseños "avisan" cuando el filtro necesita ser limpiado. De no ser así, se aconseja limpiarlo una vez cada mes. Acorta o dilata los tiempos según si cocinas mucho o poco en casa.

Cómo. Para limpiar el exterior, si es de acero inoxidable, basta con pasarle un trapo con agua y un poco de lavavajillas. En cuanto a los filtros, hay que quitarlos y dejarlos en remojo con un desengrasante. Si son metálicos puedes lavarlos en el lavavajillas.

Rincones difíciles. Aprovecha que quitas 
el filtro para limpiar la estructura interna de la campana y las bombillas, que también acumulan grasa. Puedes hacerlo con unas toallitas húmedas, pero nunca con agua.

Placa de cocina

Cuándo. Lo mismo que con el horno: conviene pasar un paño húmedo tras cada uso. Es la mejor manera de mantenerla limpia y en buen estado.

Cómo. Las de inducción y las vitrocerámicas se limpian con un producto específico (mejor no usar otra cosa). Si es de gas, deja quemadores y rejillas en remojo en agua caliente con vinagre y frota con un poco de bicarbonato.

Rincones difíciles. Repasa con una aguja o un palillo los orificios de los quemadores para evitar que se obstruyan.

Concurso #MieleDuraMás

Anuncio antiguo de lavadora Míele

¿Tienes buena mano en esto de alargar la vida de tus electrodomésticos? Pues si tienes uno de Miele muy muy antiguo y que siga funcionando puedes conseguir que te lo cambien gratis por uno de nueva generación. La firma ha lanzado el concurso #MieleDuraMás para buscar el electrodoméstico con más años de uso en España. ¿Crees que puede ser el tuyo? Participa enviando tu foto, consigue uno nuevo ¡y haz que este también dure varias décadas con nuestros consejos!