SIN DUDAS

Consejos para entender y ahorrar en la factura del gas

Te echamos una mano para entender cuánto pagas por este servicio y qué puedes hacer para pagar menos

Cocina blanca con cristalera que separa del comedor_ 00464942b

En invierno, cuando la calefacción en casa va a tutiplén, es cuando nos acordamos más de la factura del gas, porque su importe suele escalar cuando el frío aprieta. Y es entonces cuándo nos asalta la pregunta del millón: ¿por qué es tan difícil entender lo qué pagamos? Vamos a ponerle luz al asunto.

Información del consumo de gas

Muestra la lectura actual y la lectura anterior de tu contador y, por lo tanto, qué has consumido durante el periodo de facturación (que puede ser mensual o bimestral). El consumo de gas se mide en metros cúbicos (m3), pero se factura en kWh. ¿Entonces? Sí, hemos dado con la primera piedra en el camino de entender qué pagamos.

Debes saber que la conversión de m3 a kWh se hace a través del factor de conversión del poder calorífico, que verás indicado en la factura. Este factor depende del municipio, la fecha y la presión del suministro (habitualmente es de 22 milibares). Si quieres comprobar si el factor de conversión que te han aplicado en tu factura es el correcto, puedes hacerlo con la calculadora online que ofrece Enagás en su web.

Detalle de cocina con fuegos de gas_ 00447153b

Detalle de la factura

Al entrar en el detalle de la factura, es importante fijarse sobre todo en dos términos: el de energía (o sea, el consumo) y el fijo, que se paga por la tarifa contratada. Si quieres comparar tarifas en el mercado libre para ver cuál te sale más a cuenta estos son los dos importes en los que debes fijarte.

Término de energía

Es el importe es el consumo de gas que has hecho durante el tiempo de facturación y se obtiene multiplicando el consumo en kWh por el precio del kWh.

El precio del kWh, según el mercado

  • En el mercado libre: Los precios del kWh, también denominados "términos fijo y de energía" se pactan entre el comercializador de gas y el titular del contrato de suministro por un periodo de tiempo determinado.
  • En el mercado regulado: Los precios del kWh están regulados por el Gobierno y se revisan cada trimestre. Esto significa que el precio puede cambiar al alza o a la baja.

Término fijo

Es el importe total que pagas por la tarifa contratada. Es un precio fijo establecido según la tarifa de tu producto y no depende de la energía consumida. Se calcula multiplicando el caudal en m3 por el precio del kW/día.

Porcentaje de descuento

En el caso de tener descuentos según el producto contratado con tu compañía, indica cuál es el porcentaje de descuento y la base sobre la que se aplica.

Alquiler de equipos

Es un término fijo que se aplica solo si el contador se ha instalado en régimen de alquiler. Se expresa en €/día o €/mes. En el mercado libre el precio lo establece la comercializadora. Y en el mercado regulado está fijado por el Gobierno, que este año ha reducido el importe, situándose en 0,58 €/mes (sin IVA). Esta reducción puede suponer un ahorro medio anual de 8 € por cliente.

Impuesto sobre hidrocarburos

Se aplica a todos los consumidores de gas a partir de los consumos del 1 de enero de 2013. Este tipo de impuesto puede ser general (en el caso del uso doméstico ) o reducido (para un uso profesional). El importe a pagar se obtiene multiplicando el precio unitario (en uso doméstico, es de 0,00234 €/kWh), por la energía consumida en el ciclo de facturación.

Baño rústico en blanco con bañera_ 00379239b

Elige la tarifa más adecuada

La selección de la tarifa se hace teniendo en cuenta el consumo anual de energía previsto. Como este dato no se conoce previamente, suelen aplicarse los siguientes criterios por defecto:

Tarifas y condiciones de selección

  • Tarifa 3.1: Para viviendas con cocina doméstica y/o aparato de producción de ACS. Es decir, cuando el uso del gas es para el suministro de agua caliente y para la cocina, no para la calefacción.
  • Tarifa 3.2: Para viviendas con caldera de calefacción y pequeños locales comerciales.
  • Tarifa 3.3: Para locales comerciales con potencia instalada hasta 100 kW.
  • Tarifa 3.4: Para locales comerciales con potencia instalada mayor de 100 kW y salas de calderas.

En el mercado regulado solo pueden contratarse la tarifas 3.1 (TUR 1) y la tarifa 3.2 (TUR 2). La última revisión realizada por el Gobierno, que entró en vigor el 1 de enero de 2018, establece el precio del kWh para la TUR 1 de 4,28 €/mes en el término fijo y de 0,05371476 €/kWh en el variable o de energía. Y para la TUR 2 de 8,44 €/mes en el término fijo y de 0,04684076 €/kWh en el variable.

Es importante conocer tu consumo anual y verificar que estás en la tarifa de acceso correcta. Y la única manera para saberlo es haciendo arqueología y revisando las facturas del año anterior. Ellas te darán la información necesaria para decidirte o no a cambiar de tarifa.

Ahora que ya sabes descifrar la factura del gas te proponemos hacer lo mismo con el resto de facturas:

Relacionado con este artículo