PROMOCIÓN

Crea originales rincones navideños con manzanas

Decora con lo natural

El rojo es el tono que todos identificamos con la Navidad: corazones, caramelos, luces de colores, el envoltorio de los regalos... Cuando llega diciembre, los tonos cálidos conquistan nuestros hogares creando espacios más acogedores e impregnados del espíritu navideño. Las manzanas de la variedad Royal Gala también se apuntan a esta tendencia como auténticas protagonistas de bellas decoraciones naturales.

Marlene® nos comparte dos sugerencias muy originales para dar nueva vida a cualquier rincón de nuestro hogar, gracias al atractivo rojo de sus manzanas más invernales. Sigue las instrucciones para conseguir un espectacular resultado, y, si necesitas ayuda, puedes contar con los más pequeños de la casa. ¡Les encantará!

Marlene® Portavelas

Portavelas_Marlene

Sorprende a tus invitados este año con unos portavelas 100% DIY que podrás integrar estéticamente en cualquier estancia. Forma con ellos un espectacular centro de mesa, un punto de luz en algún rincón de la sala de estar o incluso el toque orgánico y acogedor en el cuarto de baño de los invitados. Para hacerlos sólo has de quitar el rabito de la mañanza. Sobre esa zona, coloca boca abajo el soporte de aluminio de una vela de té (sin la vela dentro). Aprieta fuertemente contra la piel de la manzana, de tal forma que se quede bien marcado el diámetro y el fondo. Después, con un cuchillo pequeño de cocina, vacía la manzana por la zona señalada, y cuando ya tengas el hueco, mete la vela con su soporte. Ya puedes encender la vela y disfrutar de tu original portavelas.

Arbolito navideño con manzanas

Arbolito_Marlene

Despídete del clásico y aparatoso abeto del recibidor. Guarda para siempre en el altillo los estridentes espumillones navideños. Con unas manzanas y unas pocas ramas del bosque podrás hacer un bonito árbol de los deseos donde colgar mensajes y propósitos para el año nuevo. También puedes concebirlo como un elemento decorativo natural que encajará a la perfección en tu rincón preferido.

Ata, con un fuerte nudo, una cuerda de lino o de cáñamo al rabito de la manzana. Disimula este nudo con una lazada usando un trozo de tela decorativa. Es recomendable poner un punto de cola para asegurar la sujeción. Después, cuelga la manzana a una de las ramas, dejando el largo adecuado en relación al resto de manzanas. Cuelgas tantas como creas oportuno... ¡o como deseos le pidas al 2017!

El Mueble
@el_mueble