ATANDO CABOS

Cómo hacer la estantería vintage de cuerda y madera que todos quieren

La hemos visto en todas las revistas, en los interiores más trendy y, además, arrasa en las redes. Y aquí te enseñamos cómo hacerla. ¡Muy fácil!

Estantería con cuerda y tablas by La Chimenea de las Hadas

A veces cuanto más simple, mejor. Y esta estantería es prueba de ello. Bastan dos o tres tablones de madera y un poco de cuerda de esparto para crearla y convertir una de las paredes de casa en el centro de todas las miradas.

En interiores vintage, de inspiración marinera, en espacios de aire rústico e incluso en la habitación de los más pequeños. El secreto del éxito de esta estantería radica, precisamente, en su sencillez y versatilidad. La Chimenea de las Hadas te enseña cómo hacer este DIY paso a paso.

¿Qué necesitas?
  • 2 o 3 tablas de madera de un largo parecido
  • 8 metros de cuerda de esparto o soga
  • Taladro
  • Tijeras
  • 2 tacos
  • 2 escarpias

Las tablas de madera, cuanto más envejecidas, mejor. Puedes hacer la estantería con dos o tres tablas, como prefieras, pero asegúrate de que tienen un largo parecido. En cuanto a la cuerda, elige una con un grueso proporcional a las tablas.

Collage estantería cuerda by La Chimenea de las Hadas

Y ahora, un poquito de bricolaje:

Es el momento de coger el taladro, apuntar y... ¡perforar! Haz dos agujeros en cada uno de los extremos de la tabla, de un grosor suficiente para que la cuerda pase a través de ellos. ¿Has terminado? Sopla el serrín y listo.

Ahora, coge la cuerda. Aquí el lema es: más vale que sobre que no que falte. Los ocho metros son una medida aproximada, pero todo depende de la distancia que prefieras entre las tablas, del número de estantes y del sobrante que quieras dejar en los extremos.

Y empieza a hacer nudos

Coge dos trozos de cuerda iguales para cada lado de la tabla (es decir, serán un total de cuatro cuerdas del mismo largo), átalos por la punta y pasa cada cuerda por uno de los agujeros de cada tabla. Haz siempre un nudo por arriba y por debajo de los tablones para que queden bien sujetos. La clave: medir la altura en la que haces los nudos y colocas las tablas para que sea igual en ambos lados. De otro modo, la estantería quedará inclinada. Es cuestión de ir probando. Un truco: haz los agujeros en la pared donde irá colgada antes de terminar la estantería, coloca los tacos y las escarpias y así podrás irla colgando y comprobando si está nivelada.

Cuando termines de pasar la cuerda por todos los agujeros, haz un fuerte nudo al final y corta el sobrante de la cuerda. Si quieres que quede más estilosa, no lo hagas a ras del nudo, deja un trocito de soga.

Estantería de cuerda y madera La Chimenea de las Hadas

Et voilà!

Es el momento de colgar la estantería terminada y decorarla. No la llenes demasiado, no solo porque demasiado peso no es recomendable, sino porque así lucirá mucho más. Pequeños jarrones con flores, un farol, un portavelas de cristal con una velita de té...

Esta estantería no solo transformará cualquier pared de tu casa en un espacio de tendencia, sino que llevará tu sello más personal y, además, será única.

La Chimenea de las Hadas
Detrás de La Chimenea de las Hadas...
  • Laura, creativa al 100%

  • Estilista fotográfica y mamá de un niño

  • Su cabeza no para nunca de dar vueltas e imaginar nuevas ideas y proyectos para llevar a cabo

  • Siempre a la caza y captura del lado bonito de las cosas

  • Síguela en su blog La Chimenea de las Hadas