¡INSPÍRATE!

Trucos de estilista para un comedor diez

El mantel es la sal; la vajilla, la pimienta; las sillas y la mesa los ingredientes principales. Y los detalles, tu toque secreto... Tenemos la receta para lograr un comedor de revista

Comedor con mesa de madera, sillas azules y blancas, lámpara de araña, apoyado en una pared con cuarterones de cristal

¿Mini? ¿De trote? ¿En el campo? Sea cómo sea, le des el uso que le des o esté donde esté, tenemos las claves para sacarle todo el jugo a tu comedor. Con estas ideas de nuestras estilistas, será digno de salir en la mejor revista de decoración. Listo para la foto.

Ideas para un comedor mini

No hay comedor pequeño que se resista a un banco. Si lo arrimas a la pared, ganarás 1/2 metro de espacio en el comedor. Este está abierto a la cocina, su interiorismo es obra de Pía Capdevila, que también diseñó el banco de DM con cajones para guardar (¡mejor que mejor!) y el tabique acristalado. Entre la cocina y el comedor solo hay este panel de cuarterones de cristal, que deja pasar la luz natural y amplía el espacio.

Comedor con mesa de madera, sillas tapizadas y banco con cojines

La mesa ha de ser bonita, porque es el centro del espacio. Si es blanca, es más ligera. Y si tiene el tablero de madera, más cálida. Aquí a juego con los muebles de la cocina. Y fíjate en las sillas: blancas, con ribete blanco. Positivo y negativo, quedan originales. Como colofón, una lámpara especial es clave para hacer que tu comedor sea único. Tenlo en cuenta.

Los trucos de Gaby Conde

La estilista y decoradora Gaby Conde nos revela sus mejores trucos para un comedor de revista:

  • Sillas con funda. Visten, y mucho. Son casi mágicas. Basta con poner una funda de algodón o de lino hasta el suelo (valen unos 25 € en Ikea) para tener sillas nuevas.
  • Vajilla estilosa. Mezcla, mezcla y mezcla. Ya no se lleva toda la vajilla a juego. Pero no combines más de dos distintas o la mesa será un caos. ¡Ah! Y no te olvides de poner algo de color.
  • Y un centro de flores. Porque una mesa sin flores... es una mesa a medias. Si es redonda basta con un ramo central. Y si es alargada, un par en los extremos y uno en medio, de los mismos tonos.

De diario, pero con estilo

Imagínate este comedor sin el espejo, ¡no tendría nada que
ver! Porque el espejo, grande y con cuarterones, le da profundidad
y lo hace crecer hasta el in‘finito.

Comedor con mesa cuadrada, sillas tapizadas, espejo y lámpara de cristal

Más y más luz. La logramos con la lámpara de lágrimas de cristal, que crea re‘lejos mágicos, y la iluminación indirecta escondida en el foso del techo.
El jardín en la mesa. El jardín está muy presente en el comedor porque se cuela por las ventanas. Y también por las ‘flores recién cortadas, en un jarrón central.

Los trucos de Mónica Garrido

Hemos preguntado a la experta interiorista y decoradora Mónica Garrido, y estos son sus mejores tips:

  • Pon un espejo. Será como si tuvieras una ventana más y reflejarás la luz.
  • En una mesa cuadrada, todos estarán integrados en la conversación.
  • ¿Te has fijado? La alfombra es del mismo color que los cojines y los boles.

Look chic en el campo

La mesa y las sillas tapizadas podrían estar en el comedor de un piso regio. ¿A que sí? Pues mira lo bien que quedan en esta casa de campo, porque matizan su look rústico.

Comedor con mesa de madera ovalada, sillas tapizadas en beige, lámpara de lágrimas de cristal y espejo

Toques de luz. La lámpara de lágrimas, el espejo y los jarrones de cristal atrapan la luz.

Un punto de apoyo. Puse una consola estrecha para apoyar la hielera o botellas. Es muy práctica.

Los trucos de Sol van Dorssen

Sol van Dorssen, estilista de decoración, también nos da sus mejores consejos para un comedor diez:

  • La mesa, que sea extensible sí o sí. Y piensa que si es ovalada o redonda cabrán más personas.
  • Si hace frío, abriga también la mesa. Ponle una manta hasta el suelo y encima, un mantel alegre.
  • Las sillas con asiento mullido son un clásico que nunca falla. ¿Será porque son las más cómodas?

¿Sabes poner (bien) la mesa?

Ilustración cómo poner la mesa

Tú eliges, 3 o 4 copas. De izquierda a derecha, pon la del agua, la del vino tinto y la del blanco. La copa de cava puede hacer triángulo con las de vino si tienes suficiente espacio en la mesa. Fíjate en el dibujo y acertarás seguro.

Los platos, apilados. Lo más cómodo para no tener que ir sacando platos durante toda la comida es ponerlos apilados (bajoplato, plato llano y plato hondo o bol). No olvides poner un platito para el pan, siempre a la izquierda

Cubiertos de fuera a adentro. El orden de los cubiertos depende del menú. Los que necesites primero deben estar en la parte exterior y los últimos, junto al plato. Los de postre se colocan al lado del plato del pan.

3 trucos de Xenia Alonso

La experta en estilo de vida Xenia Alonso nos aclara algunas dudas y nos da sus tips para una mesa ideal:

• Bajoplato, ¿sí o no? Un bajoplato es recomendable... pero no imprescindible. Su función es que la mesa no se quede vacía y siga estando bonita entre platos.

• Fuera botellas. Puedes personalizar las botellas (con una etiqueta DIY, por ejemplo) o servir el vino en un decantador de cristal. Dará un toque elegante a la mesa.

• Mesa sin ruido. Si pones un bajomantel o dos manteles en lugar de uno amortiguarás el ruido de los platos y las copas y harás que la mesa sea más acogedora.