Zona de trabajo en un salón

Trabaja en casa más y mejor

Si trabajas en casa habitualmente necesitas un espacio que favorezca la concentración y proteja tu salud. Sigue nuestros consejos y gana un espacio dónde trabajar más a gusto.

Muebles ergonómicos

Elige una silla que recoja bien las lumbares y en la que las piernas y la espalda formen un ángulo recto. Antebrazos, muñecas y manos deben estar en línea recta.

A la altura de los ojos

Es donde debe quedar el borde superior de la pantalla del ordenador para no fatigar la vista ni forzar la postura. Tus ojos deben estar a unos 40 cm de distancia de la pantalla.

Una buena iluminación

Pon el ordenador en perpendicular a la entrada de luz natural, para evitar deslumbramientos. Coloca el flexo a la izquierda si eres diestra y a la derecha si eres zurda.

Tonos y concentración

El color azul se relaciona con la inteligencia, la inspiración y el aumento de la productividad. El verde tiene un efecto relajante y favorece la comprensión.

Pon plantas

Variedades como la hiedra o la diefembaquia tienen la capacidad de absorber las radiaciones el ordenador.

Elimina aparatos y duerme mejor

El insomnio, las cefaleas o el cansancio crónico pueden estar causados por el radiodespertador de la mesilla o el hecho de dormir con el móvil al lado. Estos aparatos emiten campos electromagnéticos que inhiben la producción de melatonina, una hormona que se produce sobre todo de noche y que es clave para la reparación celular y la regeneración del organismo.

Una oficina sana según el Feng Shui

En compañía. Si trabajas con otra persona, sentaos en ángulo. Uniréis los campos energéticos de forma armoniosa.

Mesa de madera natural. Favorece el flujo natural de la energía o chi. Las de aglomerado de madera lo bloquean.

De cristal. Los escritorios de cristal ayudan a trabajar con rapidez. Elimina las huellas de su superficie a diario.

Haz espacio. Deshazte de lo que no necesitas y mantén el escritorio en orden. Es la clave para trabajar mejor.

La puerta. Nunca te sientes de espaldas a ella. Evitarás las energías negativas y la desprotección.

Renueva la energía. Con un cuenco con agua en el lado este de la oficina. Rellénalo a diario. Si le da el sol, mucho mejor.

 

¿Trabajas en casa? Cuéntanoslo en los Comentarios de este artículo.

@el_mueble
BLOGS AMIGOS