EN POCOS PASOS

Un oasis en la ciudad: alarga la vida de tu terraza

Si hay un momento ideal para poner a punto la terraza, ¡es ya mismo! Cuanto antes lo hagas más días podrás aprovechar el que se convertirá en tu rincón favorito de casa. Solo tienes que seguir estos pasos... ¡y a disfrutar de terraza!

¿Quién dijo que comer o cenar fuera cada día es un despilfarro? Si tienes tu propia terraza, ¡es un lujo gratis! Disfruta del sol y del fresco desde ya mismo. Si todavía no te has puesto las pilas en lo de poner la terraza a punto o ya tienes ganas de hacerle un buen lavado de cara y decorarla como merece sigue estos pasos y hazlo en un plis plas. Cuando alguien te busque... ¡ya sabrá donde encontrarte! Bienvenido a tu paraíso exterior: tu terraza.

Un resultado genial con muy poco

Ni grandes inversiones ni un proyecto de paisajismo de firma. A veces las cosas son muchísimo más sencillas. En este vídeo te enseñamos cómo crear un rincón fantástico en la terraza con tan solo un bonito surtido de plantas, unos pocos muebles y algunos detalles. Basta con muy poco para que disfrutes de una cena íntima bajo las estrellas, tardes de lectura al aire libre o incluso fantásticos desayunos al sol otoñal. ¡Qué gusto!

Mucho verde

Las plantas y las flores son uno de los must-have en la terraza ideal. Eso sí, el verde tiene que estar bien repartido:

A la altura de la vista. Aprovecha una celosía, un revestimiento de madera o incluso una pared para colgar plantas a la altura de los ojos.

Distintos niveles. Aunque puedes encontrar estanterías especiales para plantas que permiten colocar macetas a distintos niveles, basta con una banqueta para conseguir este efecto. Coloca arriba las más pequeñas y, sobre el suelo cerca de la base, otras algo más grandes.

Tamaño XL. Los maceteros gigantes, ya sean de terracota, madera o fibras naturales te ayudarán a delimitar el espacio.

La mesa está servida

Muebles. Para amueblar este rincón nos hemos decantado por una mesa y sillas plegables de metal. Resultan mucho más ligeras y, además, puedes guardarlas en un plis plas en cualquier hueco o armario de exterior cuando no las uses.

Más calidez y comodidad. Añade unos cojines y algún plaid para ganar un toque de comodidad y calidez. Así cuando empiece a refrescar podrás taparte y seguir disfrutando de tus momentos al aire libre.

Notas de color. Aunque las flores ya ponen un toque de color a la terraza, si eliges vajillas y menaje en tonos vivos será mucho más alegre y fresca.

Al caer la noche... se hizo la luz

Faroles sobre el suelo. Junto a las plantas, coloca un par de faroles grandes para añadir un toque de estilo a la terraza. Así, al caer la noche, podrás iluminar tu rincón con mucha magia.

Guirnalda luminosa. En lugar de un aplique de exterior coloca una guirnalda de luces que cuelgue por encima de tu rincón de lado a lado. La luz que emite es tenue, pero suficiente para iluminar este pequeño rincón por la noche.