Elige parquet ¡y revaloriza tu casa!

Dormitorio con zona de escritorio

Instalar parquet es ganar confort y calidez, pero también es darle un valor añadido a tu casa. Si quieres acertar al elegirlo, sigue leyendo. Te damos las claves.

Elegir el parquet no es tarea fácil, por eso hemos hablado con Susana Ricoy, experta en parquets de Detarima, para que nos guíe y no equivocarnos en la elección.

1. ¿Lo instalo natural
 o laminado?


El parquet laminado tiene una instalación fácil, rápida y limpia, es sufrido y más económico que la madera –de 12 a 30 €/m2–. Sin embargo, "si se raya o se pica, no se puede recuperar, y hay que quitar la tabla", nos explica Susana Ricoy, especialista en parquets. En cambio, la madera sí puede restaurarse y además es más cálida, más confortable y más ecológica. "La madera tiene la cualidad de transformarse en vez de deteriorarse", continúa Susana, con lo que son suelos que duran más. Su coste es más elevado y va en función del tamaño de la lama: puedes elegir entre una lama de 3 tablillas –desde 28 €/m2– o una lama entera –entre 40 y 80 €/m2–.

¿Y para cocina y baño?

El agua es el principal enemigo de la madera, así que para estas estancias elige laminado, eso sí, no sirve cualquiera: debe ser de alta calidad y 100% sumergible –de Floover, por ejemplo–. ¿Su precio? Unos 50 €/m2.

2. ¿Cuál es el mejor acabado?

Si eliges madera, debes escoger acabado: aceite natural, aceite cera (teñido o no) o barniz mate, satinado o brillante. La diferencia está en el brillo: los aceites son los más naturales. ¿Cómo se mantienen? El barniz dura más y para recuperarlo, debe hacerlo un profesional. Los aceitados hay que rehidratarlos cada uno o tres años; puedes hacerlo tú o un técnico si quieres un aceitado perfecto. Y debes fregarlos cada 20 días con un jabón especial con aceite.

3. ¿Click, flotante, encolado...?

Los laminados se instalan tipo click y te permiten transitar al instante. Para la madera, tienes el sistema flotante –13 €/m2–, que también puedes pisar enseguida; el encolado
–19 €/m –, que hay que dejar secar unas 48 horas pero es el que mejor aísla; y el rastrelado –13 €/m2–, que permite corregir suelos mal nivelados y crea una superficie resistente y compacta, de gran durabilidad pero es más complicado de instalar.

4. Colócalo para ganar amplitud

¿En qué sentido van las lamas? Siempre en el sentido de la entrada de la luz. Y si te falta espacio, mejor elige el parquet de color claro. Los metros de que dispongas también condicionarán el tamaño de la lama: para una casa pequeña, lo mejor es elegir lamas de 125 mm o incluso 70 mm, y si es grande, lamas a partir de 190 mm y hasta 220 mm o 290 mm si los espacios son muy, muy amplios.

Mezcla tamaños. "Ahora se lleva la mezcla de tres tamaños distintos, porque da 'movilidad' al suelo y las estancias parecen más grandes", aconseja nuestra experta.

5. Un parquet que te dure toda la vida

Para que un laminado dure más tiempo en perfecto estado es importante elegirlo con un nivel de resistencia AC-4. En el caso del parquet de madera, dependerá del tipo que sea: "El roble y el merbau son de las variedades más duras y resistentes. En cuanto al grosor aconsejado, es de 14 mm con 3,5 capas de uso. Con estas características, un parquet puede durar entre 30 y 40 años, lijándolo 3 veces, una cada 10-12 años".

Detalles a tener en cuenta

El precio. Ten en cuenta que el precio final de tu suelo de parquet será el total de esta suma: precio de la madera por m2 + precio del tipo de instalación. Para un piso de unos 70 m2, un laminado puede costar desde 1.750 € y un parquet de madera, a partir de unos 2.870 €. Y si hay que cortar puertas, debes añadir entre 9 y 60 € por puerta.

Tiempo de instalación. Para un piso de unos 70m2 y sino hay que mover muchos muebles, de 2 a 3 días. Y si quieres vaciar tu piso al máximo, piensa en guardamuebles tipo Bluespace o Tutrastero.