ASÍ SE CONSIGUE...

El dormitorio ideal

Lo decoramos desde cero para que veas cómo conseguir el dormitorio perfecto paso a paso. Dale al play, ¡que empezamos!

Gustoso y relajado sin pecar de soso, cómodo pero con mucho estilo, con soluciones de orden sin que parezca un tetris... Encontrar el equilibrio para lograr el dormitorio ideal es mucho más fácil de lo que crees. Aquí te damos las claves para que puedas decorarlo desde cero y acertar.

Chica tumbada sobre la cama en dormitorio color marrón caramelo con aparador y banqueta de madera, cabecero y sábanas blancas, puf y butaca de caña

El paso a paso

1. La distribución: imagina un círculo de 260 cm de diámetro en el que irá la cama, dejando el resto del espacio como zona de paso.
2. Piezas básicas: la cama y un armario o una amplia cómoda son los must. La mesita de noche y una cómoda butaca, si dispones de espacio, completan el elenco de muebles.
3. Ropa de cama: elige telas naturales, como el lino o el algodón para las sábanas y completa el look con un bonito plaid y tres hileras de cojines en tonos que combinen.
4. Iluminación: junto a la cama (imprescindible) un aplique direccionable para momentos de lectura. Lo ideal es colocar varios puntos de luz para crear un ambiente relajado.
5. Orden: con una cama tipo canapé dispondrás de amplio espacio de almacenaje bajo el colchón. Para evitar el caos, coloca los objetos en cajas.

Relacionado con este artículo