Salón con televisor colgado en la pared, mesa de centro de madera, sofás con cojines de colores y estor enrollable.
Vamos a ver

¿Dónde pongo la tele?

Cinéfilos y serie-adictos, estad bien atentos. En el capítulo de hoy os contamos dónde colocar la tele y todos los tips para una sesión de cine de lujo

Hace unos años no había mucho donde elegir. Las teles tenían tanta profundidad que solo cabía la opción de colocarlas en el aparatoso mueble del salón, en uno bajo y contundente o, como mucho, en un carrito. Pero por suerte los televisores se pusieron a dieta, y adelgazaron una barbaridad con la llegada de la pantalla plana. Hoy en día podemos decir que, en el salón, son casi tan importantes como el sofá. ¿A qué distancia la pongo? ¿Y la altura óptima? Sí, también respondemos a esto, con spoilers de las próximas tendencias incluidos.

Salón con tele colgada, mesa de centro de madera, sofás arena, estores enrollables y mesa auxiliar con base tijera

¿Colgada o apoyada? Cuestión de espacio

Si tienes pocos metros la mejor opción es que cuelgues la tele en la pared, pues no ocupa espacio. Solo asegúrate de que la pared resistirá bien su peso (para que te hagas una idea: un televisor de 42" pesa unos 15 kg) y elige los anclajes más adecuados (normalmente el fabricante facilita esta información). Y, ¡que no se te crucen los cables! Si te animas con una pequeña obra, ocúltalos en el propio tabique donde va la tele. Para colgarla, lo más sencillo -y económico- es hacerlo con soportes fijos, pero los hay inclinables o con brazo para poder separarla de la pared, e incluso con mando a distancia.

Salón con televisor, mesa de centro industrial, sofá y sillones en gris piedra y ventana con estores.

Pero la solución más sencilla -vamos, la de toda la vida- es apoyar el televisor sobre un mueble bajo. En este caso lo ideal es que incluya un pie giratorio para poder dirigirla y que el mueble tenga un orificio en la parte trasera para poder pasar los cables.

Mide y vencerás

Cuanto más grande, ¡mejor! Claro, a todos nos gusta ver la tele como si estuviéramos en el cine. Pero que no se te vaya de las manos, porque si no tienes la distancia necesaria acabarás mirando las pelis como un partido de tenis. Y lo mismo ocurre en caso contrario, con las televisiones demasiado pequeñas para el espacio en el que están. Pues, además de dejarte la vista, se verá ridícula. ¿Cómo acertar? Cada 10” de la pantalla requieren 50 cm de separación respecto al sofá.

Equivalencia de distancias

Sigue esta guía para acertar con las pulgadas de la tele según la distancia que tengas hasta el sofá:

  • 30 pulgadas equivale a una distancia de 1,50 m
  • 45 pulgadas equivale a una distancia de 1,80 m
  • 50 pulgadas equivale a una distancia de 2,25 m

¿Y la altura perfecta? Muy sencillo: asegúrate de que el centro de la pantalla quede a la misma altura de los ojos. Por lo general los ojos de altura media de una persona sentada quedan a una distancia de entre 85 y 100 cm del suelo. Si miras la tele desde la cama, coloca una sujeción o una base que permita inclinarlo un poco hacia abajo.

Evita los reflejos

La tele siempre debería estar en perpendicular a las ventanas, nunca enfrente, porque la luz natural crea entonces incómodos reflejos y la imagen pierde muchísima calidad. Algunos expertos recomiendan que la luz venga justo de detrás del televisor (hay modelos que incorporan leds que cambian de tono en función de las imágenes). Para no cansar la vista mientras ves la tele enciende alguna luz tenue en la habitación.

Soluciones para el televisor en muebles a medida, insertado en tabiques y en muebles separadores

3 soluciones ad-hoc

Si para ti la tele es una de las joyas de casa, hay soluciones que las integran en la decoración. Una opción es insertarla en un gran mueble a medida, que la envuelve e incluye espacio de almacenaje alrededor. Otra posibilidad es colocarla aprovechando un muro separador, donde tendrá su propio hueco. Este muro puede ser de suelo a techo o también a media altura, así deja pasar la luz, comunica ambientes y aligera el espacio.

High-tech

Lo más nuevo son las teles curvadas. ¿Qué consiguen? Pues que la distancia entre nuestros ojos y el televisor sea constante si te sitúas justo en el centro de la pantalla. De esta forma amplían el campo de visión y la sensación: si la pantalla es grande y te sientas relativamente cerca, es muy envolvente. La curva, además, reduce los reflejos de la pantalla.

Los sistemas home cinema buscan reproducir la calidad del sonido de una sala de cine. Se componen de varias cajas acústicas, normalmente seis, que son altavoces y que se tienen distribuir por el salón para crear una sensación de sonido envolvente. Es un sistema más adecuado para salones grandes. Una buena alternativa en pocos metros son las barras de sonido. Su precio, diseño minimalista –una caja acústica aúna varios altavoces– y buenas prestaciones las convierten en una muy buena opción.