Escalera con banco_ok
TONOS COOL

Colores fríos: refresca tu casa con la pintura

Azul cerúleo, verde mimosa, violeta cobalto, flor de almendro... Descubre las mil y una tonalidades de los colores más frescos de la paleta

A la hora de pintar la casa, no tengas miedo de utilizar colores fríos si las estancias reciben mucha luz solar. Los colores fríos refrescan los ambientes y te aportarán calma si los eliges en su versión más clara y mucho carácter si son más oscuros.

Fríos claros

Paleta_tonos fríos claros1

Son los tonos más suaves del azul, el verde y el violeta. Transmiten serenidad, privacidad y relajación. Son adecuados para estancias muy soleadas, ya que aportan frescor al ambiente.

Al ser claros, producen un efecto de distanciamiento entre las paredes que resulta muy interesante en estancias de pocos metros. Es habitual reservarlos para dormitorios, zonas de descanso y baños.

Paleta_tonos fríos claros2

Imagínate la placidez del mar en calma, de un prado acariciado por el viento... esta paleta contagia tranquilidad y relajación. Si necesitas descanso en casa, el brillo azulado del verde aguamarina es ideal para propiciarlo. Si eres más alegre pero tranquila, tu casa puede vestirse de la pureza del azul celeste: crea atmósferas ligeras y suaves. Y si quieres algo más rústico, la naturalidad de un azul lavanda te aportará notas cálidas y enérgicas a ambientes sobrios. Para decoraciones muy muy femeninas y delicadas, nada como el rosa pastel.

Fríos oscuros

Paleta_tonos frios oscuros1

Esta gama incluye tonos como el azul añil, el rosa intenso o el verde eucalipto. Son colores que imprimen carácter a una estancia y suelen reservarse a salones, despachos, bibliotecas o dormitorios.

literas blancas, paredes azules

Tienen una gran fuerza decorativa, pero es preferible utilizarlos solo en determinadas paredes o muebles y combinarlos con tonos claros o neutros para no recargar ambientes.

Paleta_tonos frios oscuros2

Son colores polivalentes que pueden dar lugar a decoraciones informales, campestres o sofisticadas. A nosotros nos gusta mucho el verde eucalipto, ideal para ambientes rústicos, mientras que el azul añil se asocia al Mediterráneo y a la informalidad del verano. El violeta berenjena, en cambio, lo recomendamos como un tono más urbano, delicado y elegante. Para las casas más alegres y locas, el rosa intenso transmite a las estancias alegría y atrevimiento.

@el_mueble
BLOGS AMIGOS