QUEDAMOS EN MI CASA

Brunch con amigas: la mesa perfecta

Si quieres marcarte un puntazo y convertirte en la mejor anfitriona no pierdas detalle. Así es como se consigue una mesa perfecta para un 'brunch' y estas son las sorpresas que te harán triunfar

¿Quedamos este domingo en mi casa? ¡Y no hace falta madrugar! Porque lo bueno del brunch es que se toma a media mañana. A medio camino entre el desayuno, breakfast, y la comida, lunch, (de ahí su nombre, claro) es la excusa ideal para disfrutar de un rato con amigos. Ahora que ya hemos puesto día, veamos los trucos para poner la mesa y decorarla con mucha mucha gracia.

Captura pantalla video Brunch

¿Un mantel? Qué aburrido. ¡Que sean dos! Y la vajilla, ¡mezclada! Pero espera... porque los cubiertos también tienen mucho que decir. Esta vez han elegido el dorado. Y las copas de cristal tallado en verde ponen el toque vintage. No olvides las flores: repártelas en diferentes jarrones y botes de cristal para que quede más fresco y casual. ¿Y esas coronas atadas con un lazo en el respaldo de las sillas? ¡Qué detalle más encantador! Por cierto, no te líes: prepara recetas frías y sin demasiada complicación. Así podrás pasar más tiempo con tus invitadas que ya esperan en la mesa. ¿Vamos?

Artículos relacionados
El Mueble
BLOGS AMIGOS