LOS MÁS ASTUTOS

A estos 7 muebles a medida no se les escapa ni un cm

No hay espacio que se les resista. Estas 7 soluciones a medida sacan partido a rincones para guardar, trabajar, comer... ¡Y hacen que tu casa gane espacio extra!

Office con alacena y zócalo de madera

Imagínate que tu cocina pudiera ganar un rincón donde guardar todo lo que necesitas en alimentación para un mes, que fuera bonito y que, además, fuera posible en muy poco espacio. ¡Lo tenemos! Y también otros seis muebles a medida que aprovechan hasta el último milímetro para regalarte espacio extra de almacenaje, orden y mucho más. ¿Los vemos?

Un office-despacho, con mucho espacio para guardar

Office con almacenaje bajo el banco

En un rincón de menos de 4 m2 es posible tener un cómodo office, que además te puede servir también como zona de trabajo. ¿El secreto para conseguirlo? Planificar un banco a medida, en lugar de rodear la mesa con sillas, que necesitan más espacio.

Con capacidad. Ya que diseñas un banco a medida, crea una pieza que te ayude a mantener el orden. Basta con dejar la parte interior "hueca" y convertirla en cajones, como aquí. Si tienen ruedas serán más fáciles de mover. Es un espacio ideal para guardar desde textiles a menaje voluminoso que no te cabe en la cocina. Para que sea cómodo cúbrelo con colchonetas y cojines.

Aprovecha la pared. Aquí se ha sacado partido a la pared de encima del banco con unas baldas, blancas igual que las paredes. Colocadas a unos 90 cm del asiento no molestan a los comensales.

Una alacena de pared a pared en el office

Office con alacena y zócalo de madera

Esta alacena saca partido a un rincón de 25 cm de fondo para reunir todo el menaje de la cocina. Diseñada por Sandra Mora, se divide en tres cuerpos. El central, y más accesible, sirve para tener a mano los útiles de desayuno y los laterales guardan la vajilla y la cristalería respectivamente.

Puertas con truco. Son retráctiles, es decir que se ocultan a los lados cuando se abren. Así, la mesa puede estar más cerca y se optimiza el espacio.

Un vestidor completo en un espacio mini

Banco bajo la ventana con armarios empotrados a los lados

¿Cuantos metros crees que necesitas para un vestidor? Este demuestra que en menos de 5 m2 es posible tener uno con dos armarios enfrentados. Para que sea cómodo debes asegurarte unos 120 cm entre ellos para poder abrir las puertas a la vez. Y para que no se vea muy "pesado", apuesta por el blanco.

Un banco a medida. Aprovecha el espacio bajo la ventana y sirve como descalzador y para guardar. Todo en 120 x 40 cm.

Una librería empotrada a pie de cama

Dormitorio con librería empotrada y zona de lectura

Tener una librería en el dormitorio es un desahogo para la mesilla de noche. Esta, semiempotrada en el tabique, apenas resta 20 cm de fondo y aprovecha toda la altura para guardar.

De madera de roble: muy cálida. Sus baldas, todas de la misma altura, dan sensación de orden. Y al no tener ningún travesaño en vertical "ensanchan" el espacio. Puedes usar sus baldas inferiores para guardar el joyero y poner objetos decorativos.

Hornacinas. Aprovecha la pared del cabecero para crear una hornacina (o dos, una a cada lado de la cama). Te servirá como mesilla de noche y punto de apoyo.

Una librería de suelo a techo en una pared irregular

Rincón de lectura con librerías empotradas en el salón

Esta librería diseñada por Sienna Design se adapta como un guante a un espacio irregular. Realizada en DM lacado su cuerpo principal se compone de zona de baldas y armarios cerrados. Y se completa con un cuerpo de poco fondo en la esquina, empotrado en el tabique.

Con escalera. Como mide más de dos metros de alto se ha equipado con una escalera con ruedas.

Armario y rincón de estudio, todo en un mismo mueble

Zona de escritorio en hueco de armario

De pared a pared y de suelo a techo, este mueble a medida realizado por Knib ha aprovechado la única pared "libre" de este dormitorio para reunir todo el almacenaje y la zona de estudio.

Con poco fondo. La estructura solo resta 40 cm de fondo, suficiente para guardar ropa doblada y juegos en los armarios y para tener un escritorio cómodo. Los frentes de los armarios, lisos, sin tiradores y en blanco roto, son muy ligeros y hacen que destaque más el papel pintado que enmarca la zona de estudio.

Bien equipada. La mesa de escritorio, ubicada en el centro, ocupa 120 cm de ancho. Tiene una balda a unos 100 cm perfecta para guardar los archivadores. Y se completa con un book con ruedas que se guarda bajo la mesa.

Una zona de armarios alrededor de la ventana

Zona de armarios alrededor de la ventana

Una zona de paso puede ser un buen espacio para ganar almacenaje. Aquí se ha aprovechado el hueco alrededor de la ventana para planificar dos armarios simétricos a los lados, de 100 cm de ancho, y una práctica cómoda bajo ella.

Techo irregular. Los armarios, lacados y con cuarterones de cuero, se adaptan al techo inclinado y tienen un aplique para poder ver bien su contenido.

¿Suenan bien, no? ¡Mira cada idea al detalle y toma nota de los centímetros que necesitas para crearla! Seguro que puedes copiar alguna para tu casa y conseguir así que esta crezca.