Cacerolas

Utensilios de fuego: allí donde cocinamos

¿En qué recipiente vamos a cocinar? Es quizás lo más importante a tener en cuenta en una cocina: dónde vamos a preparar los alimentos. La respuesta es bien sencilla: en cualquier cuenco apto para el fuego donde podamos meter los alimentos que queramos cocer.

Ahora bien, sin llegar a tal austeridad, podríamos concluir que en una cocina son imprescindibles dos tipos de recipientes:

Cazuela

Aunque entre los regalos de boda siempre cae una batería de cocina, con una única cazuela podríamos tener suficiente para cocinar en casa. La característica básica para escoger una cazuela es que se adapte al número de comensales. Es decir, si en nuestra casa somos dos y vamos a cocinar para dos, con una cazuela de 30 cm de diámetro vamos a tener suficiente. Si somos diez, mejor vamos a comprar la cazuela a una tienda especializada en artículos de cocina para hostelería…

Si nos aficionamos a la cocina, ya iremos ampliando la batería, pero podríamos concluir que con una cazuela y un cazo, con sus correspondientes tapas, será suficiente para hervir y guisar. Las de acero inoxidable son las más indicadas por su ligereza y durabilidad, así como la higiene y la seguridad alimentaria. En el caso que ampliemos la variedad de cazuelas, yo recomiendo tener también una de hierro colado, con la que las cocciones son más lentas y se consigue un guisado más confitado.

Mi opción personal

Una vez cubrí las necesidades básicas, en cuanto a cazuelas se refiere, en mi cocina apareció una de la que no me voy a separar en la vida: la cocotte. Una cazuela de hierro colado, excelente conductora del calor, de manera uniforme. En la cocotte realizo los guisados, pero también los asados de aves, por ejemplo.

@el_mueble
BLOGS AMIGOS