Tartaletas de cerezas con crema de almendras

Tartaletas de cerezas con crema de almendras

Las cerezas son una "superfruta" que nos aporta fibra, vitaminas, antioxidantes y muy pocas calorías. Aprovecha el buen tiempo para comerlas y cocinar recetas como esta. En 1h 10min y para 6 personas.

Para la masa:

275 g de harina
125 g de mantequilla
2 cucharadas de leche
1 huevo y 1 yema
80 g de azúcar
1 pizca de sal

Para la crema:

500 ml de leche
3 yemas de huevo
2 cucharadas de maicena
100 g de almendras en polvo
125 g de azúcar
1 vaina de vainilla

Para la decoración:

600 g de cerezas
200 g de azúcar
Unas hojas de menta

Elaboración:

Para la masa: dejar la mantequilla a temperatura ambiente para que se reblandezca y cortarla en dados. Formar un volcán con 250 g de harina tamizada y añadir en el hueco central el huevo, el azúcar, una pizca de sal y la mantequilla. Verter la leche en un hilo y amasar hasta obtener una masa homogénea. Darle forma de bola, envolverla en film y dejarla reposar 30 minutos en la nevera.

Retirar la masa de la nevera y estirarla con un rodillo sobre una superficie ligeramente enharinada. Engrasar, con un poco de mantequilla, seis moldecitos para tartaletas. Mientras, precalentar el horno a 190º.

Cortar la masa en discos de tamaño un poco superior al de los moldes y forrar estos con ellos, de modo que cubran el fondo y las paredes. Pinchar la base varias veces con un tenedor y cubrirla con círculos de papel de horno. Rellenar con garbanzos secos y hornearlas durante 15 minutos. Quitar los garbanzos y el papel, pincelarlas con la yema batida y hornear 10 minutos más. Retirarlas y reservar.

Para la crema: llevar a ebullición la leche junto con la vaina de vainilla y las almendras molidas. Retirar del fuego, tapar y dejar en infusión hasta que la mezcla se haya templado. Retirar la vainilla y reservar.

Batir las yemas con el azúcar hasta que estén blanquecinas. Añadir la maicena y la leche en un hilo, y remover hasta incorporarlas. Cocer esta mezcla, a fuego muy lento y sin dejar de remover para que no hierva a borbotones, hasta que espese ligeramente. Retirarla, dejarla enfriar a temperatura ambiente y verterla en las tartaletas.

Lavar las cerezas, deshuesarlas y cocerlas en una cazuela con el azúcar y un vasito de agua durante 10 minutos. Dejarlas enfriar y disponerlas sobre la superficie de las tartaletas, hundiéndolas parcialmente en la crema. Lavar unas hojitas de menta, secarlas y utilizarlas para decorar.

 

¿Quieres ver más recetas de primavera? Vuelve al especial Platos de primavera: saludables y llenos de color.

 

@el_mueble
BLOGS AMIGOS