Tarta de manzana

Tarta de manzana, de Cuando Harry encontró a Sally

Nos encantó Cuando Harry encontró a Sally (1989). Reímos, nos emocionamos y nos quedamos en la memoria con una tarta, la de manzana. Hoy te damos la receta. ¡Esperamos que te guste!

Sally (interpretada
 por Meg Ryan) es especialmente caprichosa con la comida. Pide al camarero que le sirvan esta tarta de manzana acompañada con una
 bola de helado de fresa 
o, en su defecto, con nata montada. Pero la receta que pasará a la historia del cine vinculada a esta película será el sándwich de pastrami que Sally 
está comiéndose cuando escandaliza a todo el local.

Raciones y tiempo: 8 personas | 50 min
+ reposo

Ingredientes

6 manzanas reinetas
3 cucharadas de confitura de albaricoque
1 cucharada de ralladura de limón
1 trozo de piel de limón
El zumo de 1 limón
1⁄2 vaso de vino blanco semidulce
1 cucharada de mantequilla
1 cucharada de azúcar glas
Harina

Para la masa:

200 g de harina
100 g de mantequilla
50 g de azúcar
La ralladura de 1⁄2 limón
1 yema de huevo

Elaboración

Para la masa: formar un volcán con la harina y añadir el azúcar, la mantequilla ablandada y cortada en dados, la ralladura de limón y la yema. Amasar esta mezcla con los dedos hasta obtener una masa homogénea. Formar una bola, envolverla en film y dejarla reposar en la nevera durante 30 minutos.

Estirar la masa con el rodillo, sobre la superficie de trabajo enharinada. Forrar con ella el fondo y las paredes de un molde desmontable de tarta, de 24 cm de diámetro.

Precalentar el horno a 180º. Pinchar la masa varias veces con un tenedor, cubrirla con papel sulfurizado, poner encima unos garbanzos secos y hornearla durante 15 minutos. Retirarla, eliminar los garbanzos y el papel, y reservar.

Pelar la mitad de las manzanas, cortarlas en cuartos y retirarles el corazón. Cocerlas, tapadas, con el vino y la piel de limón lavada, 10 minutos, hasta que estén bien tiernas.

Incorporar la confitura de albaricoque, remover durante unos instantes y retirar lacazuela del fuego. Dejar enfriar la compota obtenida y rellenar la masa con ella.

Pelar el resto de las manzanas, partirlas en cuartos, descorazonarlas y, luego, cortarlas en gajos finos. Rociarlos con el zumo de limón y disponerlos, ligeramente acaballados, sobre la compota.

Pincelar la superficie con la mantequilla fundida, espolvorearla con el azúcar glas y hornearla durante 20 minutos, hasta que la superficie esté ligeramente dorada. Retirar la tarta, dejarla enfriar y desmoldarla. Servirla a temperatura ambiente.

Si quieres ver más recetas como esta, vuelve a nuestro Especial "Recetas de película".

@el_mueble
BLOGS AMIGOS