Hojaldre de salmón

Salmón Wellington con eneldo

A Sir Arthur Colley Wellesley, el Duque de Wellington, le encantaba agasajar a sus invitados con el solomillo Wellington. Y no es extraño. Es un plato sofisticado y delicioso ideal para celebraciones. Pero hoy lo haremos más ligero: con salmón.

Ingredientes (2 personas)

300 g de salmón
1 lámina de hojaldre de 200 g
1 puerro
1 naranja
20 g de mantequilla
1 cucharada de aceite de oliva
1 huevo

 

Para la salsa

100 ml de fumet de pescado de roca (y gambas, marisco, rape, etcétera)
1 cucharada de zumo de limón
100 ml de aceite de oliva virgen
Una pizca de sal
Una ramita de eneldo

 

Preparación

• Limpia el puerro y córtalo en láminas muy finas. Sofríelas en una sartén con la mantequilla y el aceite a fuego muy suave tapado durante 14-15’.
• Extiende el hojaldre en una superficie enharinada y córtalo en 4 partes.
• Pinta los bordes con el huevo batido, coloca en el centro un poco de puerro y el trozo de salmón condimentado con sal.
• Envuelve el salmón sellando los bordes y colócalo sobre una placa del horno cubierta con papel sulfurizado. Mete en el horno, precalentado a 200ºC, y cuécelo unos 18’. Para que queden dorados, antes de hornearlos, pinta la superficie del hojaldre con un pincel con yema de huevo.
• Para la salsa: vierte el fumet de pescado en un cazo y redúcelo unos minutos. Pasa a un tazón, agrega el jugo de limón y monta todo añadiendo 1 dl de aceite de oliva virgen y el eneldo.
• Sirve el salmón con la salsa y, si te gusta, añade brotes de cebolla, rábano o una ensalada variada.

 

 

¿Quieres ver más recetas? Vuelve al especial "Un menú exquisito para una velada romántica".

 

@el_mueble
BLOGS AMIGOS