Pollo con salsa de limón y guisantes salteados

Pollo con salsa de limón y guisantes salteados

Fácil, rápido, sano y delicioso. ¿Quieres más? Este plato es una receta perfecta y muy completa para cada día o para una comida especial pero ligera. En 25 minutos tendrás 4 raciones listas para degustar.

Ingredientes:

2 pechugas de pollo
½ limón
2 dl de nata líquida
Aceite de oliva
Pimienta, sal

Para los guisantes:

350 g de guisantes desgranados
1 cebolleta, 2 ajos tiernos
1 cucharadita de azúcar
1 ramita de menta
Aceite de oliva
Pimienta, sal

Para el arroz:

150 g de arroz basmati
3 cucharadas de aceite de oliva
1 pizca de nuez moscada
Sal

Elaboración:

Lavar las pechugas, secarlas y cortarlas en filetes. Exprimir el limón. Cocer los guisantes en una cazuela con agua salada hirviendo durante 5 minutos. Refrescarlos en un colador bajo el chorro del grifo, dejarlos escurrir y reservar.

Limpiar la cebolleta, retirando las raíces, la parte verde y la primera capa. Eliminar también las raíces y el extremo de los ajos tiernos. Lavar y picar ambos ingredientes. Lavar la menta, secarla con papel absorbente y picar las hojas.

Calentar dos cucharadas de aceite en una sartén antiadherente y rehogar la cebolleta durante 5 minutos. Añadir los ajos tiernos y proseguir la cocción 2 minutos. Incorporar los guisantes, salpimentar y agregar el azúcar. Remover bien y sofreír 4 minutos, removiendo a menudo. Retirar del fuego y espolvorear las verduras con la menta.

Cocer el arroz basmati en una cazuela con agua salada durante 10 minutos o el tiempo que indique el fabricante. Engrasar unas flaneras con un poco de aceite. Retirar el arroz del fuego, escurrirlo y condimentarlo con la nuez moscada y el resto del aceite. Remover, repartirlo en los moldes y presionar ligeramente con una cuchara.

Calentar una cucharada de aceite en una sartén antiadherente y dorar los filetes de pollo por tandas, a fuego vivo, 1 minuto por cada lado. Reservarlos y añadir el zumo de limón a la misma sartén. Remover con cuchara de madera para recuperar los jugos de cocción y añadir la nata líquida. Salpimentar, dejar cocer a fuego lento 4 minutos, hasta que empiece a espesar, y retirar del fuego.

Desmoldar el arroz directamente sobre los platos y distribuir a un lado el salteado de guisantes. Disponer junto a ellos los filetes de pollo y regar con la salsa. Servir en seguida. También quedará muy bueno con judías verdes cocidas y rehogadas con ajo en vez de guisantes.

 

¿Quieres ver más recetas de primavera? Vuelve al especial Platos de primavera: saludables y llenos de color.

 

@el_mueble
BLOGS AMIGOS