Papillote de verduras con huevo escalfado

Papillote de verduras con huevo escalfado

Delicioso y sano, el papillote consigue mantener mejor que otra cocción el aroma, el sabor y los nutrientes de los alimentos. Esta receta la harás en 35 minutos y es para 4 personas.

Ingredientes:

2 cebolletas
1 puerro
2 zanahorias
1 pimiento verde
100 g de judías verdes finas
4 ajos tiernos
4 huevos
1 vaso de vinagre
Sal

Para la salsa:

2 dl de nata líquida
1 yema de huevo
1 pizca de nuez moscada
Unos tallos de cebollino
Pimienta
Sal

Elaboración:

Raspar las zanahorias, lavarlas y cortarlas en rodajas. Retirar las raíces, el extremo y la primera capa de las cebolletas, lavarlas y cortarlas en tiras. Lavar el pimiento, eliminar las semillas y las nervaduras blanquecinas del interior, y cortarlo de igual modo.

Limpiar el puerro retirando las hojas exteriores, la parte verde y las raíces de la base. Lavarlo y cortarlo también en tiras finas.

Lavar las judías verdes, despuntarlas y cocerlas en una cazuela con agua salada durante 5 minutos. Refrescarlas con agua fría para cortar la cocción y reservarlas. Mientras, precalentar el horno a 180º.

Cortar cuatro rectángulos de papel de horno de unos 30 x 20 cm y disponer las verduritas sobre ellos, a un lado. Salpimentarlas ligeramente y regarlas con un hilo de aceite. Doblar el papel sobre sí mismo, formar un paquetito y cerrar los bordes para que queden bien sellados. Repetir la operación con los demás.

Disponer los papillotes en una fuente refractaria y hornearlos durante aproximadamente 15 minutos, hasta que estén hinchados.

Calentar abundante agua con 1 cucharada de vinagre en una cazuela. Cuando hierva, cascar un huevo en un platito. Deslizarlo en el agua con cuidado y cocerlo 3 minutos a fuego bajo; durante la cocción, envolver la yema con la clara, con ayuda de una cuchara. Escurrirlo y refrescarlo en una ensaladera con agua y cubitos de hielo. Repetir la operación con el resto.

Calentar la nata en un cacito. Cuando casi llegue a ebullición, retirarla, salpimentar y aromatizarla con la nuez moscada y el cebollino lavado y picado. Dejarla templar, añadir la yema y remover. Volver a calentar unos instantes, sin dejar de batir con unas varillas, hasta que espese.

Abrir los papillotes con cuidado repartir las verduras en platos. Disponer a un lado la salsa y los huevos escalfados, y servir.

 

¿Quieres ver más recetas de primavera? Vuelve al especial Platos de primavera: saludables y llenos de color.

 

@el_mueble
BLOGS AMIGOS