¡FACILÍSIMA!

Mousse casera de fresa: esponjosamente refrescante

Porque es esponjosa, ligera, refrescante, dulce sin ser empalagosa... Nos sobran razones para amar la mousse de fresa. ¿Cuál es la tuya?

Detalle de mousse de fresa

Hay clásicos de la repostería que nunca pasan de moda. Y la mousse es uno de ellos. Con más de 3 siglos de historia, las versiones y revisiones de este postre de origen francés han sido (casi) infinitas. A las clásicas mousses de chocolate o café se han sumado sabores frutales, especias, licores... ¿El límite? Tu imaginación y carácter aventurero en la cocina.

La receta que os proponemos es de las más tradicionales, pero no por ello menos tentadora: mousse de fresa. Ligera, refrescante y equilibradamente dulce gracias al matiz ácido que aportan las fresas, es una opción perfecta como postre, desayuno, merienda o incluso tentempié. ¿Te animas?

Raciones: 8 personas

Tiempo de elaboración: 35 minutos

Ingredientes

  • 350 g de fresas
  • 200 g de nata líquida para montar
  • 100 g de azúcar
  • 3 claras de huevo
  • 1 paquete de gelatina de fresa

Elaboración

Paso 1. Lava las fresas, sin dejarlas en remojo, sécalas y trocéalas. Ponlas en el vaso de la batidora y tritúralas unos minutos hasta obtener un puré liso y homogéneo. Luego, tamízalo para eliminar las semillas.
Paso 2. Monta la nata a medias con varillas eléctricas y mézclala con el puré de fresa. Monta las claras con el azúcar. Incorpóralas a la mezcla de nata y fresa con movimientos envolventes para que no pierdan volumen.
Paso 3. Reparte la mousse en 8 vasitos de cristal, tápalos con film y déjalos en la nevera durante al menos 4 horas. Calienta 250 ml de agua en un cazo, añade la gelatina y remueve hasta que se disuelva. Retírala, agrega 250 ml más de agua fría y mezcla bien.

Paso 4. Repártela en los vasitos, deja en la nevera hasta que cuaje y sirve la mousse.

Un truco

Para que la mousse resulte esponjosa, asegúrate de que no queden restos de yema en las claras.

¿Quieres más recetas sanas, originales, fáciles y deliciosas para dar un nuevo aire a tus menús o sorprender a tus invitados? Pues tenemos muchísimas, y todas te van a encantar.