Crujientes de boniato, patata, violeta y calabaza

Crujientes de boniato, patata violeta y calabaza

Las chips caseras tienen sus ventajas: las fríes con aceite nuevo, tienes el control sobre la sal y, sobre todo, un sabor delicioso si la patata en cuestión es buena. Hoy os proponemos ir un paso más allá y atreverse a freir más allá de la patata.

Para: 6 personas.

Ingredientes

  • 1 boniato de unos 200 gramos.
  • 200 gramos de calabaza.
  • 2 patatas violetas.
  • 200 ml de aceite de oliva.
  • Cristales de sal

Preparación

Pela el boniato y las patatas violetas. Pásalos por agua, escúrrelos y reserva.

Elimina con atención la corteza de calabaza, con un cuchillo grueso, teniendo en cuenta que es una superficie dura y muy resbaladiza.

Con la ayuda de una mandolina corta rodajas finas de las tres verduras.

Calienta el aceite en una sartén de bordes altos o en un cazo que evite salpicaduras. Introduce las rodajas finas de las diferentes verduras por separado y por pequeños grupos hasta que estén doradas y muy crujientes. Retíralas con una espumadera con cuidado, evitando que se rompan. Escúrrelas sobre papel absorbente para retirarles el aceite sobrante.

Sala el boniato y las patatas con los cristales de sal al gusto.

Puedes servirlo acompañado de algún paté o de alguna salsa cremosa para untar.

 

¿Quieres saber qué sigue a este aperitivo? Vuelve al Especial "Fiesta de otoño: el bosque en la mesa".

 

@el_mueble
BLOGS AMIGOS