Crujiente de frutos rojos

Crujiente de frutos rojos

Un dulce sabroso y de gran sabor. A los niños les encantará, pues los frutos rojos son muy apreciados por los más pequeños. Para 6 personas.

Ingredientes 

  • 150 gramos de almendras crudas laminadas
  • 225 gramos de harina
  • 75 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de azúcar
  • 6 bandejitas de frutos rojos (fresas, moras, frambuesas...)
  • 1 limón

Preparación

Funde a fuego medio 25 gramos de mantequilla con otros tantos de azúcar. Mientras, lava y escurre los frutos rojos. Cuando la mezcla de mantequilla y azúcar empiece a formar un caramelo de color dorado claro, añade los frutos rojos. Deja cocer durante 2 o 3 minutos más.

Exprime el jugo de limón sobre la compota de frutos rojos, vuelve a mezclar y deja cocer 15 minutos a fuego lento. Pasado este tiempo, retira la compota del fuego y déjala enfriar en un bol, a temperatura ambiente.

Corta el resto de la mantequilla a trozos, colócala en un bol junto con el azúcar restante, añade las almendras laminadas y la harina y mezcla con los dedos hasta obtener una especie de “arenilla”.

Precalienta el horno a 180 ºC. Reparte la compota de frutos rojos en seis boles individuales especiales para horno (que luego te sirvan también para llevar el postre a la mesa). Cúbrela con una capa de polvo de almendras de 1 cm de grosor aproximadamente.

Introduce los crujientes en el horno y cuécelos hasta que estén dorados.

Sirve los crujientes de frutos rojos tibios. Puedes formar con ellos una torre similar a la de la imagen, quedará muy decorativo.

 

¿Te gustó este dulce? Cuéntanoslo en los Comentarios de este artículo o vuelve al Especial 'Merienda entre rosas'.

@el_mueble
BLOGS AMIGOS