Crujiente de frutos rojos
DULCE TENTACIÓN

Crujiente de frutos rojos

Estos pequeños dulces resultan tentadores nada más verlos. Los frutos rojos no solo les dan color, sino además un sabor dulce muy especial. Si los preparas en casa guárdate alguno... ¡porque volarán al instante!

Un dulce sabroso y de gran sabor. A los niños les encantará, pues los frutos rojos son muy apreciados por los más pequeños.

Raciones: para 6 personas

Ingredientes

  • 150 gramos de almendras crudas laminadas
  • 225 gramos de harina
  • 75 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de azúcar
  • 6 bandejitas de frutos rojos (fresas, moras, frambuesas...)
  • 1 limón

Preparación

Paso 1. Funde a fuego medio 25 gramos de mantequilla con otros tantos de azúcar. Mientras, lava y escurre los frutos rojos. Cuando la mezcla de mantequilla y azúcar empiece a formar un caramelo de color dorado claro, añade los frutos rojos. Deja cocer durante 2 o 3 minutos más.

Paso 2. Exprime el jugo de limón sobre la compota de frutos rojos, vuelve a mezclar y deja cocer 15 minutos a fuego lento. Pasado este tiempo, retira la compota del fuego y déjala enfriar en un bol, a temperatura ambiente.

Paso 3. Corta el resto de la mantequilla a trozos, colócala en un bol junto con el azúcar restante, añade las almendras laminadas y la harina y mezcla con los dedos hasta obtener una especie de “arenilla”.

Paso 4. Precalienta el horno a 180 ºC. Reparte la compota de frutos rojos en seis boles individuales especiales para horno (que luego te sirvan también para llevar el postre a la mesa). Cúbrela con una capa de polvo de almendras de 1 cm de grosor aproximadamente.

Paso 5. Introduce los crujientes en el horno y cuécelos hasta que estén dorados.

Sirve los crujientes de frutos rojos tibios. Puedes formar con ellos una torre similar a la de la imagen, quedará muy decorativo.

¿Quieres más ideas de recetas para tu merienda especial? Pues disfruta de la que encontrarás en nuestra Merienda entre rosas.

Artículos relacionados
@el_mueble
BLOGS AMIGOS