DE UN BOCADO

Croquetas de pollo

Ellas tampoco faltan en los menús de picoteo, de tapas o incluso de pintxos. Pero estas croquetas tienen algo diferente: menos calorías que el resto

Croquetas de pollo

Deliciosas, las croquetas siempre triunfan. Pero... ¿podemos hacerlas más ligeras? Aquí tienes la respuesta. Toma nota porque están riquísimas y son mucho más saludables.

Calorías: 355 por ración
Raciones: para 4 personas

Ingredientes

  • 180 g de pechuga de pollo100 g de requesón
  • 700 g de patatas
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva
  • 2 huevos
  • 200 g de pan rallado
  • unas hojitas de perejil

Elaboración

Paso 1. Pelar las patatas, lavarlas y trocearlas. Cocerlas en abundante agua salada durante 20 o 25 minutos. Escurrirlas y machacarlas hasta conseguir un puré.

Paso 2. Lavar y secar la pechuga de pollo. Salpimentarla y asarla 4 o 5 minutos por cada lado, en una plancha antiadherente engrasada con unas gotas de aceite.

Paso 3. Dejar templar el pollo y desmenuzarlo. Mezclarlo con el puré de patata, el requesón y 1 huevo batido. Salpimentar y remover.

Paso 4. Añadir unas hojitas de perejil lavadas y picadas, y mezclar muy bien. Introducir esta preparación en la nevera durante 2 horas.

Paso 5. Ir cogiendo pequeñas porciones de la masa y darles forma de croqueta. Pasarlas primero por el huevo restante batido y, luego, por el pan rallado.

Paso 6. Disponerlas en la placa, sin superponerlas, y cocerlas, en el horno precalentado a 190º durante 30 minutos, hasta que se doren ligeramente. Retirarlas, dejarlas reposar 1 minuto y servirlas bien calientes.

Si quieres ver más recetas como esta, vuelve al especial 11 recetas clásicas en versión light.