MARISCO SIN CULPA

Brochetas de gallo y langostinos

Las gambas son ricas en yodo y bajas en grasa, por lo que te recargarán de energía sin consecuencias para la figura, sobre todo si las combinas con un pescado blanco como el gallo, que compense el nivel de colesterol más elevado de los mariscos

brochetas de gambas y gallo

Receta para: 4 personas
Tiempo: 40 minutos

Ingredientes

  • 8 filetes pequeños de gallo
  • 16 langostinos
  • 1 huevo
  • 100 g de rúcula
  • 2 naranjas
  • Salsa de soja
  • Vinagre
  • Aceite, sal, pimienta

Preparación

Paso 1. Pela los langostinos. Limpia los filetes retirando los restos de espinas y de piel; lávalos y sécalos con papel de cocina. Enróllalos y ensártalos en brochetas (si son de madera, remojadas previamente en agua), intercalándolos con los langostinos.

Paso 2. Coloca las brochetas en una bandeja apta para horno. Salpiméntalas, riégalas con un hilo de aceite y ásalas 10 o 12 min en el horno precalentado a 170º.

Paso 3. Lava la rúcula y escúrrela muy bien. Pela las naranjas a lo vivo y córtalas en gajos finos.

Paso 4. Bate el huevo en el vaso de la batidora añadiendo aceite en un hilo hasta que empiece a emulsionar. Añade un poco de soja, unas gotas de vinagre y sal y sigue batiendo hasta que ligue.

Paso 5. Sirve las brochetas con la rúcula, los gajos de naranja y la mayonesa.

Relacionado con este artículo