HABITACIONES UNIDAS

¡Bienvenida hermanita! Un cuarto compartido con estilo

La familia se amplía con la llegada del bebé, pero, las habitaciones no se duplican... Toma nota porque puedes crear dos ambientes distintos en una sola habitación. ¡Compartir es vivir!

La llegada de un bebé es la alegría de todas las familias y con él empiezan los preparativos: la ropita, los pañales, elegir el nombre... Pero, ¿qué pasa cuando llega el segundo y no tenemos más habitaciones en casa? Pues es el momento perfecto para que el mayor empiece a aprender el significado de compartir. ¡Y seguro que les encanta estar juntos! La clave es crear dos ambientes distintos en un mismo espacio con tan sólo una mano de pintura, muebles separadores y superprácticos y muchos detalles.

almacenaje bebé

Pinta la habitación dividiéndola en dos, dejando en el medio una franja de color blanco para separar ambientes. ¡Deja que el hermanito mayor participe también! A continuación sólo tienes que empezar a decorar. Elige muebles básicos y personalízalos con los tiradores. ¿Lo esencial en una habitación infantil? El orden. Aprovecha cada espacio para incluir zonas de almacenaje, como el cambiador o estanterías en el espacio divisorio. ¡Solo te queda la decoración! Viste las camas con un sólo estampado y añade una alfombra para darle calidez a la habitación. Nunca antes compartir había sido tan divertido.

Relacionado con este artículo