Elige tu estilo

La clave está en el cabecero

Parece invisible, pero no lo es. El cabecero marca la decoración de tu dormitorio. Encuentra en estas 8 propuestas el que encaja mejor contigo

Dormitorio pequeño de estilo rústico en blanco con cama, cabecero y alfombra de fibras naturales

Si cuando vas a dormir no sabes ni cómo llegas a la habitación del cansancio que arrastras, es posible que no hayas visto las posibilidades que tiene tu cabecero. Por eso te traemos 8 propuestas diferentes para que le des la atención que se merece. Con una repisa, lámparas integradas o huecos para guardar… Descubre todas las posibilidades decorativas y de almacenamiento que esconde.

1. De piedra natural

Dormitorio con murete de piedra de Santanyí, Mallorca

Este muro, ideal para dejar libros y apoyar cuadros, tiene un aire artesano y muy natural que marca toda la decoración de este dormitorio. Está hecho con piedra de Santanyí, de Mallorca. El cabecero ocupa todo el ancho de la pared y tiene un fondo de 20 cm. Los muebles de madera, los cestos de fibras naturales y las flores en las mesillas de noche le darán a la estancia este toque rústico y natural que requiere una propuesta como esta.

2. Debajo de la ventana

Dormitorio en blanco con cabecero a medida bajo la ventana y textiles en azul

Aprovecha este espacio muerto de la habitación y coloca un cabecero para poner la cama. Sus 25 cm de fondo “esconden” espacio extra para guardar bajo la tapa superior. Acuérdate de colocar aquellos objetos que menos usas para no tener que abrirlo constantemente. Esta propuesta de Une Proyectos hecha en madera y pintada en blanco también te permitirá disfrutar del sol mientras estás en la cama. ¿Hay un plan mejor para las mañanas del fin de semana?

3. Con mesillas y luz integrada

Dormitorio con cabecero a medida en DM lacado gris , cama y ventana con visillo beig

Si estás pensando en hacer de nuevo el cabecero, quizá esta opción de la decoradora Jeanette Trensig te inspire. Está hecho a medida con DM lacado en color gris. Con solo 15 cm de fondo, consigue integrar dos flexos y esconder la instalación eléctrica para que los cables no estén a la vista. Además, incluye dos mesillas de noche de líneas rectas, que consiguen encajar y recoger la cama. Un cuadro grande puede ser una buena opción si te gusta la decoración minimal.

4. De obra

Dormitorio con cabecero de obra con repisa en madera, hornacinas y dos ventanas

Dale protagonismo a la cama y enmárcala con un muro de obra con sobre de madera. En lugar de poner mesillas, incluye dos hornacillas a 20 cm de lado y lado de la cama para que sean accesibles. Los huecos miden 20 cm de fondo y 30 de alto e incluyen un estante en medio para sacar el máximo partido. Libros, velas, un buda... rodéate de todo aquello que te gusta y te relaja para poder conciliar el sueño y descansar.

5. Como en un palacio

Dormitorio luminoso en blanco y gris de estilo rural y con vigas de madera

Esta propuesta es para ti, si siempre has querido sentirte como en un palacio. El cabecero es de madera y está pintado en gris; tiene dos abrazaderas de hierro para sujetar las caídas de lino que cuelgan de la corona fijada en el centro de la pared. La ropa de cama en blanco y la pared pintada en rayas gruesas en blanco y gris completan el estilismo de esta habitación pequeña y luminosa. Las mesitas de noche también son piezas clave para sumar personalidad a la decoración.

6. Dormir con compañía

Dormitorio con cabecero estantería a medida alrededor de la ventana

Dicen que tres es multitud, pero si estamos hablando de escritores la verdad es que no nos importa. Rodéate de los mejores libros con esta propuesta de cabecero biblioteca. Aprovecha todo el espacio entorno de la ventana y de la cama para construir una librería a medida y colocar tus obras favoritas. En la parte baja de la ventana ubica el cabecero con un fondo suficientemente ancho para colocar las luces y así podeer leer horas y horas en la cama.

7. Inspirado en la naturaleza

Dormitorio pequeño de estilo rústico en blanco con cama, cabecero y alfombra de fibras naturales

¿Te gusta el estilo natural? Pues el esparto está hecho para ti. Este cabecero de solo 5 centímetros y de color miel aportarán autenticidad y marcarán el carácter de tu dormitorio. No necesitarás casi decoración. Combínalo con una alfombra a juego a los pies de la cama, cojines y textiles en blanco y gana calidez. Este proyecto de Estela Gómez, de Catalina House, es perfecto para estancias rurales pequeñas.

8. Un aire British

Dormitorio con cama de metal y pared con papel pintado en azul y muebles en blanco

Todo vuelve y los cabeceros que antiguamente tenían nuestras abuelas en casa, también. Esta opción reinterpreta los tradicionales cabeceros de hierro forjado artesanal, pero con un material más ligero y fácil de mantener. La estructura en color blanco y la ropa de cama con estampado floral la hacen más acogerdora. Combína la cama con una pared con papel pintado de inspiración british para completar el look inglés.