Baño en blanco y beige con bañera y ducha en nivel superior, taburete, mampara corredera de cristal y lavamanos en Silstone y laca blanca
BAÑOTERAPIA

Un mini spa en 7 m2

¿Que quieres un spa privado? Tú pide, pide... Pues aunque creas que es imposible tener un pequeño balneario en casa, ¡resulta que los hay!

“Había que escoger entre ducha o bañera”. Después de ver este baño se te escapará la risa cuando alguien te diga esto con la excusa de la falta de metros. Si tiene 7 m2, te lo aseguramos, ¡cabe todo! Y sino presta atención a este caso práctico en el que no hubo que renunciar a nada, ni siquiera al bidé.

En busca de la distribución perfecta

La clave de este proyecto es la distribución: el tocador en el centro, a un lado los inodoros separados con una corredera y, al otro lado, la zona de aguas con la ducha y la bañera. Dos peldaños dan acceso a la zona de baño. Una necesidad operativa -había que subir la ducha para el desagüe- que acabó siendo uno de los grandes aciertos, porque este desnivel delimita la zona de aguas sin obstáculos visuales. Chapeau! Pero, para aplauso, las hornacinas para geles en la ducha y la bañera que se hicieron aprovechando la cámara de aire del muro. ¡Deberían ser obligatorias por ley! Son estéticas, prácticas y no hay que recurrir a colgadores de baño.

Baño en blanco y beige con lavamanos y mueble, bañera, suelo hidráulico, espejo y ventana

MUY FUNCIONAL

Elementos dobles como los lavamanos y con doble función como el murete-toallero: aciertos para ganar practicidad en pocos metros. Bañera y griferías de Roca, encimera de Silestone y toallas de Sandra Marques.

El murete que separa a bañera del tocador también delimita el espacio, pero añade una vertiente funcional: es perfecto para colocar la toalla, los geles e incluso detalles decorativos como plantas. Los lavamanos, creados en la propia encimera, ¡dobles! Perfectos para un baño compartido. Y, cuando se trata de baños de pocos metros, el almacenaje es fundamental. ¿Cómo sacar el máximo partido? Con un amplio mueble bajolavabo, superficie de apoyo en la encimera -que aumenta colocando los grifos en la pared- y cajones bien organizados con separadores.

Baldosas hidráulicas en beige y topo, taburete de madera y cajones con interior compartimentado con cestas organizadoras

CLARO Y ORDENADO

El pavimento hidráulico en tono suaves es un diseño de Zelart para este baño y, el revestimiento porcelánico beige, de Azulejos Peña. En los cajones, prácticas cajas organizadoras de Sandra Marques mantienen el orden. Taburete de Fronda.

El taburete es una pieza versátil, ligera y muy práctica: sirve como asiento y como superficie extra de apoyo. En este baño los tonos claros ayudan a gana en luz y espaciosidad. Para que no resultara monótono, además del blanco se eligió el color beige, que se repite tanto en el lavamanos como en el suelo hidráulico o en el revestimiento porcelánico de las paredes, en diferentes tonalidades.

Planta de baño con ducha, bañera, tocador con lavamanos de doble seno, inodoro y bidé

Puntos fuertes

  • Distribución: separar la zona de aguas del inodoro y colocar el tocador en el centro.
  • Orden: hornacinas de ducha, un murete-toallero, cajones organizados... Son los detalles que mantienen el orden en este pequeño baño.
  • Colores claros: en todos los elementos y revestimientos, siempre en gama de beige y blanco.