FAMILIA NUMEROSA

Tres hermanas y un bebé

Es casi imposible imaginar que esta casa donde ahora vive una familia con cuatro hijos fuera antes una seria y silenciosa oficina. ¡Menudo cambio!

Antes de que llegaran las risas, antes de que se llenara de vida, de juegos y de amor, mucho amor, esta casa era una oficina. Sí sí... cambió sus mesas y sillas de trabajo, el sonido del teléfono a cada segundo y el estricto horario de 8 a 18h (con dos horas para comer) por una jornada completa de 24h... ¡y tan contenta!

Salón con butacas en azul y marrón con estantería de obra, espejos, banco y escritorio

Y es que a los pocos días de tener a las tres pequeñas correteando arriba y abajo ya se habían convertido en su propia familia. ¿Y el pequeño? Pero si es que es para comérselo. Sí, ¡a este piso le ha tocado la lotería! Ahora nunca nunca volverá a sentirse solo. Ha tenido que sacar su vena práctica (claro, con tanto niño...), pero vaya vaya cómo ha sabido hacerlo de una forma elegante y estilosa. Mira el vídeo y entenderás por qué ahora este piso está siempre con una sonrisa de pared a pared.

Artículos relacionados
@el_mueble