EL RINCÓN MÁS PERSONAL

Mi dormitorio, mi refugio

El dormitorio no es solo para dormir. Así es como puedes aprovechar este espacio privado para disfrutar de momentos de relax, de lectura, de inspiración ... ¡o del simple 'dolce far niente'!

¿Qué otras funciones puede tener el dormitorio además de dormir? ¡Muchas! Porque este espacio privado (e íntimo) es el lugar perfecto en el que desconectar. Momentos de lectura, con el ipad, haciendo yoga o incluso disfrutar de no hacer nada (sí, lo que los italianos llaman "dolce far niente").

Para los momentos de lectura en la cama es imprescindible contar con varias almohadas o cuadrantes para ponerte bien cómodo cuando estás sentado o recostado, además de una buena iluminación. Si prefieres leer en la butaca, elige una que sea cómoda y confortable, aunque abulte un poquito más. A la larga, la utilizarás muchísimo más. ¿Te gusta el yoga o hacer estiramientos por la mañana? Una alfombra será tu mejor aliada ¡y bye bye suelo frío! Una mesa plegable o con extremos abatibles para esos ratitos de inspiración (o trabajo) completará el dormitorio y lo hará nuestro rincón favorito.