Publicidad



Salón comedor con librería entorno a la ventana

Una reforma que duplicó los metros y la luz

Una puerta que esconde una alacena, la ventana convertida en librería o el alféizar transformado en cabezal de una cama... Una planta baja repleta de ideas para sumar metros.

Nosotros solo queríamos que las vistas del jardín se colaran dentro de la casa –nos cuenta la propietaria de esta planta baja de 90 m2, con una zona de día y dos dormitorios–. Este deseo nos sirvió para iluminar el interior y sumar metros. ¿Cómo lo conseguimos? Primero, unificamos ambientes y tiramos tabiques, creando un espacio único sin obstáculos con un salón, un comedor y una cocina con isla que la independiza del resto. Y continuamos, con muebles a medida, y decorando con blanco y cristal. También aprovechamos las superficies desnudas de las paredes. Enmarcamos, por ejemplo, la ventana del salón con una gran biblioteca puente. Y añadimos un plus de luminosidad junto al comedor. Una puerta de cristal con un arco decó: esconde una gran alacena y da la impresión de vivir en una gran mansión. ¡Qué más le podíamos pedir para nuestra familia a una casa pequeña!”.

8 Ideas que multiplican el espacio y la luz 

1. Alacena oculta: “En el comedor reciclamos la puerta de un estanco que esconde detrás una alacena que guarda la vajilla. Es de cristal con un arco decó. Es perfecta porque atrapa la luz, mantiene el orden y da sensación de espacio”.

2. Mesa rectangular : “La coloqué junto a la puerta de cristal para que tuviera más luz. Al ser rectangular aporta linealidad y perspectiva. ¿Un plus de luminosidad? Fijaos en el sobre de madera pulida. Es reflectante”.

3. Librería puente: “Queríamos disfrutar de las vistas mientras leíamos, aprovechando el espacio. Dimos con la solución acertada: crear alrededor de la ventana una biblioteca a medida, de DM, camuflada tras el blanco”.

4. Cocina mini: “Instalamos una cocina mini, abierta al salón pero separada por una isla con encimera de Iroco. Para que pasara desapercibida la diseñamos en línea, con campana blanca y muebles hasta el techo que duplican el almacenaje”.

5. En el alféizar: “Copiamos la misma idea que en el salón y aprovechamos el alfeizar como un útil expositor pero también como práctico cabecero. Los tonos blancos aligeran el espacio y los pasteles y rosas tamizan la luz”.

6. Recibidor con luz: “Tiramos el tabique que separaba recibidor y salón y los comunicamos con un panel de cristal con cuarterones. Así conseguimos que un espacio oscuro y pequeño pareciese mayor. Además, reforzamos la simetría con un mueble bajo idéntico a ambos lados de la cristalera”.

7. Cama nido: “Alrededor del perímetro de la ventana creamos una hornacina con estanterías, y colocamos una cama nido lacada en blanco con cajones. De esta forma ganamos espacio extra para colocar una mesa de estudio”.

8. Parquet blanco: “Unificamos salón, comedor y cocina con un suelo de parquet blanqueado que transmite continuidad. En la zona de dormitorios elegimos el mismo parquet pero en tono roble. ¿El truco? Apostar por lamas extralargas que suman metros”.

 

Publicidad


¡Me encanta! ¡Quiero compartir!

2 Comentarios

  1. Me encanto la casa buena luz y espacios de muy buen gusto!!!!!

    tala - 08/06/2014

    ¡Me gusta! (0 votos)
  2. Me gusta mucho

    qarina - 06/06/2014

    ¡Me gusta! (1 votos)

Para opinar, debes identificarte o registrarte ¡Gracias!

Identifícate, por favor. ¡Hazte de El Mueble!¡Regístrate!.


¡Ups! Para participar, debes estar registrado

Identifícate, por favor. ¡Hazte de El Mueble! ¡Regístrate!

Otros artículos que te interesarán