Publicidad



DIRECCIONES

Todas las direcciones, marcas y profesionales de esta casa Ver

Porche de casa rústica con zona de comedor y estar con banco

Recuperada con encanto: de vieja escuela a casa rural

Esta es una historia de película. Fue una vieja escuela. Funcionó unos meses en la segunda República y hasta los años 60 tras la guerra civil. Y hoy, ha vuelto a nacer... recuperada de las ruinas.

El interiorista Mikel Larrinaga se enamoró de ella y la rescató para volver a habitar sus viejas salas con un nuevo sentido. Podría ser un argumento de cine, pero la historia de esta casa es real. En realidad, sus paredes de piedra no esconden una, sino dos historias. Una, la original, la que la alumbró en el primer tercio del siglo pasado. Y la segunda, la que llevó al arquitecto de interiores Mikel Larrinaga a interesarse por la construcción y hacerla revivir.

 

Secretos escondidos

Mikel, que conoce ambas, ejerce de generoso anfitrión con las dotes del más entusiasta de los narradores. “Se construyó como escuela rural durante la segunda República, pero solo funcionó durante unos meses”, explica Mikel.
El estallido de la guerra civil dio al traste con cualquier proyecto de renovación pedagógica... y con cualquier atisbo de normalidad cotidiana. “Antes de tener que abandonar la escuela, el maestro escondió la placa de hojalata acreditativa en el falso techo. Allí la encontramos cuando hicimos la reforma”, prosigue el interiorista, introduciendo la parte del relato de la que es protagonista.

 

Enamorado de la historia

Un proyecto en una casa próxima le permitió conocer la existencia de la vieja escuela, enamorarse de ella y de toda esta región de la provincia de Burgos, el Parque Natural de las Hoces del Alto Ebro, donde la naturaleza tiene aún el privilegio de manifestarse libremente.
La vieja escuela era propiedad del pueblo, en el que vivían 20 personas en temporada alta, pero solo 6 habitantes estaban registrados, y se utilizaba como pajar comunitario. Los vecinos accedieron a venderla con el fin de obtener recursos para las arcas públicas, pero fue preciso sacarla a subasta. Para entonces, Mikel ya había adquirido las ruinas de una casa próxima, que en sus planes de rehabilitación pensaba anexionar a la escuela. “Pasé muchos nervios porque no tenía claro si habría competidores en la subasta, temía que se me acabara escapando de las manos”. Pero no hubo cortapisas a su sueño. Así que el interiorista concibió un proyecto que contemplaba ambas construcciones.

 

De ruinas a espacio maravilloso

La casa en ruinas se transformó en un amplio porche con barbacoa y ofreció también el terreno para el patio que hoy comunica las diferentes dependencias del conjunto. A esta construcción se añadió una entreplanta para alojar un dormitorio y un baño.
Tras la reconstrucción de la casa en ruinas, se rehabilitó el edificio de la escuela. La sala principal, el aula donde en su día tomó lecciones un grupo mixto de niños de la zona, se convirtió en el corazón de la vivienda: una estancia amplia, que aloja el salón y el comedor. El despacho del maestro es hoy la cocina. Y en la vieja zona de entrada, donde se encontraban los percheros en los que los escolares colgaban sus abrigos, se habilitó un baño.

 

Un pasado recuperado

El único dormitorio de la casa principal se situó en la parte de arriba del edificio. Mikel es un enamorado de las antigüedades y de los materiales de origen. Así que en la reforma conservó todos cuantos le fue posible rescatar de los desaires del paso del tiempo. El suelo, de pino tea, se lijó y se le aplicó una capa de aceite “que le ha dado una textura muy bonita”, subraya el interiorista. Las piedras de las paredes son las que había en la finca. Incluso las tejas son de la época, compradas en el derribo de una casa próxima. Mikel habla con orgullo del proceso y del resultado: las imágenes de este reportaje le dan toda la razón.

 

 

 

Publicidad


¡Me encanta! ¡Quiero compartir!

3 Comentarios

  1. Que casa tan personal y bonita,digna de enseñar

    M.antocapa@hotmail.com - 26/02/2014

    ¡Me gusta! (0 votos)
  2. Qué maravilla de casa!!! Qué paz, que armonía y que belleza se respira en cada rincón!!! Muchísimas gracias por dejarnos entrar!!!

    soco - 26/02/2014

    ¡Me gusta! (0 votos)
  3. gracias por dejarme soñar , qué hogar más relajante, sencillamente encantador. helena

    Helenred - 26/02/2014

    ¡Me gusta! (1 votos)

Para opinar, debes identificarte o registrarte ¡Gracias!

Identifícate, por favor. ¡Hazte de El Mueble!¡Regístrate!.


¡Ups! Para participar, debes estar registrado

Identifícate, por favor. ¡Hazte de El Mueble! ¡Regístrate!

Otros artículos que te interesarán